Hungría y Polonia 'no pueden poner en jaque' los fondos