Máxima precaución ante la delicada situación en residencias