Barreras en pandemia: en la piel de personas sordas