El buque del Canal de Suez, tres veces El Sadar: ¿lo imaginas