Comercios del Ensanche, castigados por el coronavirus