scorecardresearch

Sare hace un llamamiento para "seguir en la calle"

Navarra Televisión
-

La Red ciudadana Sare pide mantener su presencia en las calles para "desatascar la situación" de los presos de ETA.

Sare hace un llamamiento para "seguir en la calle"

Sare ha llamado este sábado a la ciudadanía a "seguir en la calle" para "desatascar la situación" de los presos de ETA y ha criticado las medidas penitenciarias "excepcionales" que, ha opinado, buscan "obstaculizar los pasos que se están dando en favor de la convivencia y la paz".

La red ha organizado este sábado en Pamplona una carrera popular que ha partido desde la cárcel de la capital navarra y que ha finalizado en la plaza del Castillo. Un acto con el que también se ha querido animar a la sociedad navarra a participar, el próximo 18 de junio, en una manifestación favor de "la vuelta a casa de los y las presas vascas".

Al finalizar la carrera, en la plaza del Castillo, Mikel Mundiñano y Jone Galarza, representantes de Sare, han leído un comunicado con el que han agradecido la participación en la carrera y han criticado que "todavía hoy, las medidas que se aplican a los y las presas vascas son el alejamiento y son las medidas excepcionales".

En este sentido, han rechazado la detención este jueves en San Sebastián del miembro de ETA Xavier de Atristain después que el que Tribunal Supremo haya rechazado su petición de revisar su condena tras el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que consideró vulnerado su derecho a un proceso con todas las garantías, al no haberse motivado suficientemente la decisión judicial que le impidió designar a un abogado de su elección durante un interrogatorio policial. Para Sare, la decisión del Supremo "es inverosímil, incomprensible y, sobre todo, totalmente contraria al respeto de los derechos humanos".

Los representantes de la red han reconocido que "se han dado pasos en cuanto al alejamiento, el 62 por ciento está en prisiones de Euskal Herria, pero el 38 por ciento todavía no". Además, han asegurado que "el alejamiento, la prolongación de las penas o la imposición de largas penas casi de por vida y los obstáculos para pasar a tercer grado o para obtener permisos, tienen una clara intención de obstaculizar los pasos que se están dando en este país a favor de la convivencia y de la paz".

Por todo ello, han hecho un llamamiento a "seguir en la calle" y han incidido en la necesidad de "una sociedad activa que ponga en el centro el tema de los y las presas y que dé un impulso para desatascar la situación y dar solución".