scorecardresearch

12 millones para financiar servicios en Sakana y Leitzaldea

Navarra Televisión
-

Ayuntamientos de Sakana y Leitzaldea recibirán 12,2 millones para financiar su funcionamiento y servicios que prestan

12 millones para financiar servicios en Sakana y Leitzaldea

El nuevo modelo de financiación municipal acordado por el Gobierno de Navarra y una mayoría de grupos parlamentarios elevará el próximo año hasta los 12,2 millones de euros la asignación a los ayuntamientos de las zonas de Sakana y Leitzaldea para financiar su funcionamiento y los servicios que prestan a la ciudadanía, 1,4 millones más que este año (12,7%).

El Ayuntamiento de Alsasua, con un incremento de 285.000 euros, es el consistorio que más sube en Sakana hasta percibir un total de 2,7 millones de euros. En la zona de Leitzaldea, el Consistorio de Leitza recibe el mayor incremento sumando 240.000 euros hasta un total de 1 millón de euros. Otros 22 municipios de estas zonas incrementarán igualmente su financiación y dos mantendrán lo percibido en el ejercicio actual, ha informado el Ejecutivo foral.

El director general de Administración Local y Despoblación, Jesús María Rodríguez, ha mantenido este miércoles un encuentro en Irurtzun con alcaldes de los municipios de Sakana y Leitzaldea, para presentar el nuevo modelo de financiación.

Rodríguez ha destacado que "este nuevo sistema es justo porque vincula una parte de la financiación a los servicios que prestan las entidades locales y porque reconoce el papel de todos los municipios tractores y su labor de sostenimiento del territorio; es solidario porque tendrá un mayor impacto en los municipios pequeños, contribuyendo de esta forma a la mejora de los servicios públicos y a la lucha contra la despoblación; y suficiente porque, en la práctica, supone que en 2022 los municipios y concejos dispondrán de casi 272 millones de euros para financiar su funcionamiento y los servicios que prestan a la ciudadanía, es decir, 16,4 millones de euros más. Una cantidad que se hará evolucionar con el IPC + 2 a lo largo de los años".

En el encuentro, ha participado también el director del servicio de Gestión y Cooperación Económica, Javier Cía.

REPARTO MUNICIPAL EN SAKANA Y LEITZALDEA

Los 26 ayuntamientos de la Sakana y Leitzaldea dispondrán el próximo año de 12,2 millones de euros para financiar sus servicios frente a los 10,8 millones actuales.

En la distribución por municipios, 24 ayuntamientos incrementarán sus recursos para el próximo año: Alsasua (asignación de 2.700.000 euros, +11,8%), Araitz (240.000 euros, +6,7%), Arakil (390.000 euros, +6,3%), Arano (55.000 euros, +14%), Arbizu (445.000 euros, +17,2%), Areso (145.000 euros, +5,7%), Atez (140.000 euros, +37,4%), Bakaiku (140.000 euros, +8,7%), Betelu (190.000 euros, +30%), Etxarri (40.000 euros, +94,3%), Etxarri Aranatz (885.000 euros, +20,5%), Goizueta (340.000 euros, +18,3%), Imotz (225.000 euros, +6,3%), Irurtzun (960.000 euros, +14%), Iturmendi (190.000 euros, +12,5%), Lakuntza (470.000, +21,6%), Leitza (1.070.000 euros, +28,7%), Lekunberri (790.000 euros, +0,5%), Odieta (190.000 euros, +22,5%), Olazagutía (515.000 euros, +7,3%), Uharte Arakil (325.000 euros, +18%), Urdiain (260.000 euros, +12,7%), Valle de Ollo (230.000 euros, +9,1%) y Ziordia (145.000 euros, +8,6%). Asimismo, 2 ayuntamientos mantendrán la asignación actual: Iza (513.185 euros) y Larraun (604.604 euros).

Las cifras relativas a cada municipio tienen un carácter provisional, dado que deberá llevarse a cabo una actualización de las diferentes variables a 31 de diciembre de 2021. Además, deberán completarse con la compensación a los ayuntamientos por pérdida de recaudación del IAE.

NOVEDADES DEL NUEVO MODELO DE FINANCIACIÓN

Como principales novedades, en primer lugar, el nuevo modelo revisa y ajusta la actual fórmula de reparto del Fondo General de Transferencias Corrientes entre todos los municipios y concejos. En este sentido, la UPNA ha actualizado la fórmula actual de distribución con nuevas variables y ponderaciones, manteniendo el objetivo de valorar las necesidades de gasto y capacidad fiscal de cada municipio.

Para los municipios de menos de 2.500 habitantes, la distribución proporcional a su población se incrementa con unas cuantías fijas por tramos. "De esta manera se garantiza que todos los ayuntamientos, por pequeños que sean, contarán con una cuantía mínima para hacer frente a los gastos básicos comunes para todas las entidades y que no dependen del número de habitantes", ha destacado el Gobierno. El importe de este Fondo General de Transferencias Corrientes ascenderá en 2022 a un total de 196,6 millones de euros.

En segundo lugar, se contempla un nuevo fondo, de 44,5 millones de euros, que se repartirá en función de los servicios que prestan las entidades locales. De este modo, de cara al reparto, se tendrá en cuenta los servicios relativos a centros 0-3 años, centros de Educación Infantil y Primaria Públicos y bibliotecas. Se incluye, igualmente, en este fondo un módulo de montepíos, dando cumplimiento así a las recomendaciones de la Cámara de Comptos en un informe de 2017.

En tercer lugar, se crea un Fondo de Cohesión Territorial, dotado con 16,2 millones, con el objetivo de "fortalecer el papel que determinados municipios desempeñan en el desarrollo territorial sostenible de Navarra por su carácter tractor y su aportación al equilibrio territorial". "Supone la transición del modelo actual, centrado únicamente en Pamplona a través de la Carta de Capitalidad, a un modelo más global que contempla la aportación de todos los municipios al desarrollo territorial de Navarra", ha subrayado el Ejecutivo. Se beneficiarán de este fondo una treintena de municipios navarros.

Finalmente, se mantendrá la asignación anual a la Federación Navarra de Municipios y Concejos con 450.000 euros; se suprimirá la aportación específica por número de corporativos, cuyo importe pasa a integrarse en el Fondo General de Transferencias Corrientes; y se mantendrá la compensación a los ayuntamientos por pérdida de recaudación del IAE, que ascendería a 13,9 millones de euros.

Asimismo, el nuevo Plan de Inversiones Locales (PIL), también acordado, garantizará un fondo de capital de 30 millones de euros anuales para inversiones.

El nuevo plan "rompe el horizonte temporal de la financiación para dar estabilidad a las inversiones municipales, sin depender de la aprobación de una nueva ley cada 3 años".

En cuanto a las líneas de inversión, éstas son acordes a las necesidades trasladadas por las entidades locales y que se recogen en: Programas de Inversiones (áreas de abastecimiento de agua en alta y proyectos vinculados a la gestión y tratamiento de residuos); Programación Local (renovación de redes locales de abastecimiento, saneamiento y de pluviales; la pavimentación de calles con y sin renovación de redes; la urbanización de travesías; y la construcción y reforma de instalaciones deportivas, sociales, recreativas o administrativas); y Programa de Libre Determinación (inversiones que serán determinadas por cada entidad local, en ejercicio de su autonomía). La primera línea estará dotada con 9 millones de euros, la segunda con 12 millones y la tercera con otros 9 millones.

El nuevo PIL incorporará diversos elementos de flexibilización procedimental que dotará a la gestión del PIL de "mayor agilidad y simplificación administrativa".