scorecardresearch

Navarra asumirá el nuevo impuesto sobre los residuos

Navarra Televisión
-

La Comunidad foral alcanza un acuerdo con el Estado que en palabras de Elma Saiz supone "una buena noticia, la máxima expresión del autogobierno".

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz, ha manifestado este viernes, tras la comisión negociadora bilateral del Estado con Navarra, que se ha alcanzado el acuerdo de armonizar el Impuesto sobre Residuos, "fruto de esa relación fluida, bilateral, constante, de ese diálogo entre administraciones". "Es una buena noticia, la máxima expresión de nuestro autogobierno", ha dicho.

Según ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación, con el acuerdo alcanzado "Navarra podrá seguir gestionando y recaudando el Impuesto sobre Residuos y sin producir distorsión alguna a la ciudadanía navarra y siempre en el marco de la máxima expresión de nuestro autogobierno".

Saiz ha señalado, sobre la acusación por parte de Navarra Suma de no defender la autonomía fiscal de la Comunidad foral, que "Navarra Suma tendrá que explicar y fundamentar esas acusaciones y digo que ésta es la máxima expresión del autogobierno". "Precisamente con este acuerdo Navarra podrá seguir gestionando y recaudando sin producir distorsiones a los contribuyentes navarros", ha comentado.

Navarra asumirá el nuevo impuesto sobre los residuosNavarra asumirá el nuevo impuesto sobre los residuos

La consejera ha explicado que "lo que hemos hecho es armonizar, convenir el impuesto para que podamos seguir teniendo ese impuesto navarro donde podamos tener margen de actuación en algunas cuestiones como los tipos de gravamen".

Ha añadido Saiz que "seguiremos teniendo nuestro impuesto foral convenido, se ha incorporado a la modificación de la ley del Convenio y tendremos margen en tipos de gravamen". "Lo importante es que seguiremos gestionando y recaudando nuestro impuesto foral", ha aseverado.

Preguntada por la situación de la actualización del Convenio Económico, la consejera ha señalado que "en las relaciones con el Estado en muchísimas ocasiones estamos teniendo ocasión de hablar de resultados". "Seguimos con diálogo constante y fluido", ha afirmado, para añadir que se está trabajando en torno a la aportación de Navarra.

Alcanzado un acuerdo que armoniza el Impuesto sobre ResiduosAlcanzado un acuerdo que armoniza el Impuesto sobre Residuos

Barkos dice que el acuerdo del impuesto de residuos "no es lesivo para Navarra" y pide "recuperar cotas de autogobierno"

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha afirmado que la armonización del impuesto de residuos de Navarra con el aprobado en abril de este año por el Estado "no es lesivo para los intereses de Navarra". No obstante, ha advertido que, tras la reforma de la Ley del Convenio en 2015, "llegará un momento en que pueda serlo" y ha abogado por "empezar a pensar en recuperar cotas de autogobierno".

Por otro lado, ha considerado "inadmisible" que UPN "venga hoy a explicarnos que hay que ser capaces de batallar el autogobierno navarro" y le ha acusado de crear una "tensión innecesaria en torno a esta propuesta de reforma del convenio que acabamos de llevar a cabo la unanimidad de los grupos parlamentarios con el Departamento de Hacienda". "A veces, estar en la oposición requiere también una mirada de serenidad, sosiego y ambición de gobernanza", ha agregado.

Así, ha destacado que "no es cierto que, en estos momentos, Navarra esté en una posición positiva para llevar a cabo una batalla en torno a la capacidad de generar tributos en solitario". "No lo es porque en el año 2015 fue UPN quien encabezó, y el Parlamento de Navarra rubricó, no con todos los votos, una reforma" de la Ley del Convenio que "deja a Navarra claramente cercenada en su capacidad de conveniar tributos de una manera diferente a como las estime el Estado", ha remarcado en declaraciones a los medios de comunicación.

Según ha explicado, la formación regionalista impulsó una reforma en 2015, "al calor de un asunto tan grave como era resolver la cuestión del IVA de Volkswagen", de los artículo 6 y en el 2.2 que incluían que Navarra podría establecer y regular tributos "sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación de régimen general del Estado" y que, cuando el Ejecutivo central estableciera un nuevo impuesto, se convocaría la comisión coordinadora para "analizar la adaptación del Convenio". "Es decir, primero manda la legislación básica, no era así hasta el año 2015, y son responsables UPN, que es el que lo propone, y el PSN, que quien lo vota", ha recalcado. Una reforma, ha recordado, ante la que Geroa Bai se abstuvo.

Por ello, ha censurado "la actitud de UPN, que fue artífice de una reforma que hoy hace claramente dificultosa la capacidad de Navarra de llevar a cabo una confrontación con el Estado en estas materias". "No es sólo una posición de doctrina del Tribunal Constitucional, es una cuestión de que la propia Ley del Convenio quedó claramente cercenada", ha señalado.

Respecto al acuerdo sobre el impuesto de residuos con el Estado, Barkos ha indicado que Navarra regula este impuesto y los tipos de gravamen, pero "en los términos que marca, en el techo y en el suelo, la ley del Estado que se crea ahora" y ha puesto en valor que el acuerdo "no resulta lesivo para Navarra". "Habida cuenta del techo y el suelo que nos pone el Estado, en este caso no es lesivo para los intereses de Navarra, pero llegará un momento en que pueda serlo, y habrá que empezar a pensar en recuperar cotas de autogobierno que se perdieron en 2015", ha insistido.

Esparza dice que el Gobierno de Navarra "renuncia a defender el régimen foral" con el acuerdo sobre Impuesto de Residuos

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que el Gobierno de Navarra "está renunciando a defender el régimen foral" con el acuerdo que ha alcanzado con el Estado en la Comisión Negociadora del Convenio Económico para armonizar el Impuesto de Residuos y ha criticado que, con este acuerdo, "se replica la figura impositiva del Estado".

Antes de la reunión de la comisión, Esparza ha pedido un encuentro de la parte navarra "para dejar por escrito y reflejado en un acta cuál es la posición de Navarra Suma en esta cuestión".

En concreto, el presidente de UPN ha afirmado, en declaraciones a los medios, que la decisión adoptada en la Comisión Negociadora "puede tener consecuencias porque puede sentar precedentes, no se está defendiendo la realidad institucional de Navarra, no se está defendiendo la potestad tributaria del régimen foral y que desde siempre ha ejercido la Comunidad foral, y de alguna forma es bajar los brazos y asumir a la primera y sin rechistar lo que está diciendo el Estado, el Gobierno de España".

"A mi no me extraña que un Gobierno socialista como el que llevamos viendo toda la legislatura se manifieste de esta manera, se está haciendo un seguidismo absoluto a todo lo que son las políticas que vienen marcadas desde Madrid y desgraciadamente, en una cuestión tan importante como el Convenio Económico, nuevamente el PSN no está a la altura y creo que es un error histórico", ha considerado.

Javier Esparza ha criticado que, con el acuerdo alcanzado, "se replica la figura impositiva del Estado, eso es lo que se hace, hay un sometimiento explícito del régimen fiscal navarro a lo que está diciendo Madrid". "La consejera puede interpretar lo que quiera pero para nosotros es evidente la renuncia y el ser incapaz de defender algo que siempre Navarra había defendido. Luego otra cosa es que entres en una disputa judicial, que el Tribunal Constitucional marque cuál tiene que ser el camino, pero nunca Navarra había dejado de defender una posición como esta, porque puede sentar un precedente peligroso para en un futuro defender la mejor posición en interés de todos los navarros", ha asegurado.

El portavoz de Navarra Suma ha explicado que, "hasta ahora, las dos últimas sentencias del Constitucional, del año 2012 y del año 2014, han sido perjudiciales para Navarra, pero hay votos particulares que estaban defendiendo la posición de Navarra, y la única manera de cambiar la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y de defender los intereses de Navarra es que el propio Tribunal Constitucional la cambiara, y hay miembros del Constitucional que han manifestado por escrito que comparten lo que ha defendido Navarra desde siempre".

Así, ha afirmado que "podemos ir a una confrontación con el Tribunal Constitucional pero puede haber una sentencia que sea positiva para los intereses de Navarra, que es la única manera de cambiar la jurisprudencia que tenemos ahora mismo". "Renunciar a esto es un error y no creo que tenga ningún riesgo asumir la posición que desde siempre el Gobierno de Navarra ha mantenido, que es defender la capacidad de decisión que tiene que tener esta tierra", ha subrayado.

Según Esparza, el Gobierno foral debería haber mantenido "la aplicación del impuesto que aprobó en el año 2018 y a partir de ahí el Gobierno de España tiene la legitimidad de poder ir al Tribunal Constitucional, decir que hay un conflicto, y el Tribunal Constitucional terminaría marcando una posición". "Eso es lo que por lo menos se tenía que haber hecho, eso es defenderlo, eso es no bajar los brazos, eso es defender la posición de la capacidad que tiene Navarra, pero creo que no se hace para no molestar ni a Sánchez ni a lo que le digan los Ministerios, porque aquí se está haciendo un seguidismo absoluto de todas las políticas de Madrid y aquí este Gobierno es incapaz de defender el interés y el bien común en esta tierra", ha afirmado.