Mascarillas transparentes para derribar una "nueva barrera"

Leyre Esparza
-

Las mascarillas impiden la comunicación de las personas sordas o con dificultades auditivas. Las asociaciones ASORNA y EUNATE piden la "homologación de las mascarillas transparentes".

En Navarra y otras comunidades autónomas se ha implantado el uso obligatorio de la mascarilla tanto en sitios cerrados como públicos.

Este hecho supone un problema para las personas con dificultades auditivas, ya que con la mascarilla no pueden leer los labios u observar la expresión facial de la persona con la que están hablando. Algo, que nunca antes les había pasado.

La Organización Mundial de la Salud dice que más del 5% de la población mundial padece algún tipo de pérdida de audición y la comunicación visual es algo vital para todas estas personas.

Mascarillas transparentes para derribar una Mascarillas transparentes para derribar una "nueva barrera" - Foto: Navarra Televisión

La solución podría ser la fabricación y extensión de las mascarillas transparentes. En algunos países como Bélgica ya se han visto iniciativas ciudadanas en las que voluntarios se prestan a coser este tipo de mascarilla ante la demanda de las mismas, pero ¿y en España?.

 

EN BUSCA DEL RESPALDO DEL GOBIERNO FORAL

En la Comunidad foral, tanto ASORNA (Asociación de Personas Sordas de Navarra) como la Asociación de Familias de Personas con Discapacidad Auditiva de Navarra (EUNATE) creen que la mascarilla supone una "nueva barrera" para estas personas. 

Navarra Televisión ha hablado con la presidenta de ASORNA, Sofía de Esteban, una persona sorda que conoce de primera mano esta situación. Defiende que con la mascarilla no puede haber un "feedback", ya que no pueden ver la expresión facial ni los labios de la otra persona. 

A día de hoy no hay ninguna mascarilla transparente que esté homologada en España, obligando a las personas con discapacidad auditiva a bajarse y subirse la mascarilla para comunicarse, hecho que provoca "rechazo" en la sociedad, asegura la presidenta de ASORNA. A pesar de ello, hay tres empresas españolas situadas en el País Vasco, Cataluña y Alicante que están intentando sacar adelante estas mascarillas pero la homologación lleva un largo proceso en laboratorios para que las testen.

ASORNA mandará una carta al Gobierno de Navarra en la que plantearán el tema de las mascarillas transparentes homologadas y sobretodo, pedirán soluciones a esta traba. Sofía de Esteban alega que en esta situación, el Gobierno se ha preocupado por la "discapacidad en general", permitiendo con autorización que personas con ciertos problemas puedan no llevar la mascarilla pero cree que no es suficiente y necesitan más ayuda. 

 

"NECESITAMOS QUE LA GENTE LA LLEVE"

Mari Luz Sanz, coordinadora de accesibilidad y miembro adjunto de la Asociación de Familias de Personas con Discapacidad Auditiva de Navarra, coincide en la opinión de ASORNA y cree que desde Sanidad se deben poner "soluciones" al tema de la homologación de las mascarillas transparentes. 

Además, incide en el hecho de que es necesario que el resto de personas lleve estas mascarillas, no solo las personas con discapacidad auditiva. "Necesitamos que la gente las lleve, funcionarios, administraciones...", alega Mari Luz Sanz, puesto que las personas sordas o con dificultades para escuchar necesitan ver la expresión facial y labios de la otra persona en su rutina diaria para poder comunicarse, no basta con que la lleven ellos.

A pesar de esta idea, hoy en día no existe ninguna mascarilla transparente homologada en España. "No podemos hacer nada ni recomendarlas hasta que no se hayan homologado", dice Sanz. 

Ante la problemática de las mascarillas comunes, esta asociación cuenta con algunos modelos que ha elaborado gente de forma voluntaria que sirven de prueba y de referencia porque como insiste Mari Luz Sanz, "no están homologadas".

 

"SEGUIREMOS TRABAJANDO"

Mari Luz Sanz asegura que "seguiremos trabajando" y desde ASORNA con la carta pedirán que se les escuche y que los grupos políticos y Sanidad contemplen la situación que están viviendo las personas sordas y con discapacidad auditiva, ya que se sienten  "olvidadas".

Además, de cara al nuevo curso, se está planteando que tanto alumnos como profesores lleven mascarilla para garantizar la seguridad y supone un inconveniente para estas personas.