Osasuna y Huesca firman un justo empate (1-1)

Gonzalo Velasco
-

1
Osasuna
1
Huesca
Finalizado
Sandro adelantó a los oscenses en su primer acercamiento en el minuto 5 mientras que David García igualó en el 69. Partido con dos partes muy diferentes. Los aragoneses merecieron mejor renta en la primera parte. Los rojillos, remontar en la segunda.

David García celebra el gol del empate - Foto: LaLiga

En esta ocasión no hubo sorpresas en el once escogido por Jagoba Arrasate para el retorno liguero. Tres novedades en el equipo titular con la entrada de Oeir e Íñigo Pérez en el centro del campo y Torres por la derecha en detrimento del lesionado Torró, Moncayola y Enric Gallego. Sin el ariete catalán, fue Rubén García el que acompañó a Budimir como referencias ofensivas. El croata enlazó su segunda titularidad tras recuperarse del coronavirus y tras haber realizado apenas el entrenamiento de la víspera del partido tras los compromisos internacionales.

Arrasate alertó en la previa que su rival, colista y único sin victorias en su casillero, había merecido mejor suerte en la mayoría de los nueve partidos que había disputado y los resultados no hacían justicia al juego desplegado sobre el césped en los diferentes estadios de Primera. El Huesca no pudo empezar mejor su primera visita a Pamplona en Primera división con un gol a los cinco minutos. Sandro Ramírez inició la contra abriendo a Rafa Mir. Éste profundizó por la banda derecha sacando un potente centro que despejó centrado Sergio Herrera justo donde estaba Sandro quien sólo tuvo que empujar el balón al fondo de la red. Segundo tanto del delantero canario del conjunto oscense. Los navarros sufrieron por la banda de Juan Cruz. Ferreiro pudo ampliar la renta tras un fallo del lateral que quiso controlar un despeje de David García permitiendo al rival adentrarse dentro del área y disparar a portería. Herrera desvió el chut del jugador visitante. 

Osasuna tuvo problemas para confeccionar su juego ofensivo. Le costó combinar y no fue hasta el ecuador de la primera parte cuando protagonizó su primer acercamiento a la meta de un ex como Andrés Fernández. Fue gracias a un centro muy bombeado de Cruz que remató de cabeza Oier sin mucha potencia con lo que el balón acabó mansamente en las manos del portero murciano. Dos minutos después, Íñigo Pérez recogió un balón en la frontal de un centro de Cruz que repelió en un defensa. El chantreano no se lo pensó y chutó. Su lanzamiento no fue muy potente y no puso en apuros al portero murciano del Huesca.

El Huesca marcó en su primera llegada a la meta de OsasunaEl Huesca marcó en su primera llegada a la meta de Osasuna - Foto: LaLiga

Los aragoneses vieron por dónde hacer daño a Osasuna y continuaron insistiendo por la banda de Cruz. No en vano, cuatro de los seis acercamientos durante la primera media hora de encuentro fueron por ese flanco. El Huesca, más entero, mereció ampliar la ventaja. Y lo pudo hacer por medio de Rafa Mir quien gozó de una doble ocasión dentro del área en el 36. Herrera blocó su primer disparo, el delantero tuvo una nueva oportunidad pero su segundo chut se marchó ligeramente desviado. Sandro pudo firmar un doblete poco después cuando estuvo cerca de aprovechar la pasividad de la zaga rojilla recibiendo un pase en el pico del área pequeña donde pudo controlar y chutar a portería. Sergio Herrera repelió el disparo. Osasuna tuvo una ocasión antes del descanso gracias a una falta lateral forzada por Budimir al robar un balón en zona de tres cuartos. Torres botó el balón parado y Oier remató muy desviado. Así concluyó la primera parte en la que el Huesca mereció incluso un resultado más amplio.

Doble cambio al descanso

Consciente de la mala imagen ofrecida en la primera parte y la superioridad del Huesca, el entrenador local, Jagoba Arrasate, realizó un doble cambio. El técnico vasco dio entrada a Enric Gallego y a Moncayola en lugar de un desaparecido Roberto Torres y un desafortunado Juan Cruz. La arenga del descanso surtió efecto pues los navarros atacaron más la meta del Huesca en los primeros siete minutos que en toda la primera mitad. Los rojillos estuvieron a punto de empatar nada más reanudarse el choque con un remate de cabeza de David García, a la salida de un córner, que dio en la espalda de Gallego y estuvo a punto de colarse en la meta rival. Poco después, Budimir gozó de una doble ocasión pero sus dos disparos fueros repelidos por Andrés Fernández. Y tras el croata, fue Oier el que probó fortuna con un lanzamiento desde fuera del área que se marchó desviado. Ahora sí, Osasuna intentó embotellar a su rival. Las dos referencias ofensivas, Budimir y Gallego, contribuyeron a ello. En el 54, fue Rubén García el que llegó en segunda línea para rematar de cabeza pero sin encontrar portería. No obstante, el partido había cambiado radicalmente y, al fin, Osasuna hizo merecimientos para empatar el choque. Algo que intengó de todas las maneras. Jony tiró desde fuera del área en el 57. Su chut fue demasiado centrado.

Rafa Mir fue un quebradero de cabeza para la zaga localRafa Mir fue un quebradero de cabeza para la zaga local - Foto: LaLiga

El dominio de Osasuna fue absoluto con un Huesca que se echó atrás. Así también lo dejó entrever su entrenador con su primer cambio. Míchel sacó del césped a Rafa Mir para dar entrada al centrocampista Nwakali para reforzar la medular. Sin embargo, los locales mantuvieron la posesión. El Huesca apenas inquietó el marco de Herrera. Tan sólo Ferreiro tuvo una ocasión al disparar desde el pico del área. El portero burgalés paró en dos tiempos sin gran dificultad pues no había ningún efectivo oscense esperando el posible rechace. 

Todo lo poco que mereció Osasuna en la primera parte lo buscó en la segunda. Y así llegó el tanto del empate en el 68. Un córner, sacado en corto, fue centrado al área donde David García demostró porqué es el mejor defensa de LaLiga en balones por alto y remató el esférico al fondo de la red para igualar la contienda. Lejos de conformarse con un punto, los navarros buscaron la remontada. Algo que pudo lograr Moncayola tres minutos después cuando disparó desde la frontal una dejada con el pecho de Gallego. Su chut fue flojo.

Arrasate volvió a mover el banquillo para buscar el segundo gol y dio entrada a Adrián y Nacho Vidal en lugar de Budimir y Roncaglia a falta de 22 minutos para la conclusión del partido. El Huesca intentó quitarse el agobio local y el técnico vizcaíno quemó todas sus naves dando entrada a Barja por Jony a falta de ocho minutos para el final. Los aragoneses frenaron el ímpetu rojillo con los cambios y durmiendo el choque para que pasaran los minutos y sumar su séptimo empate en diez jornadas. Osasuna, por su parte, acudirá al Camp Nou después de enlazar tres partidos sin ganar y un punto de los últimos nueve lo que le impide dar un salto en la tabla y alejarse del descenso. Los navarros duermen con cuatro puntos de colchón sobre el descenso mientras que el Huesca sale, al menos por unas horas, del descenso tras comenzar el partido como colista.

Oier arenga a los suyos mientras controla el esféricoOier arenga a los suyos mientras controla el esférico - Foto: LaLiga

Budimir cae ante un defensa del Huesca
Budimir cae ante un defensa del Huesca - Foto: LaLiga