scorecardresearch

La Plataforma 0-3 no desconvoca la huelga

Navarra Televisión
-

Consideran que la propuesta del Gobierno foral es "insultante" y piden "capacidad de decisión".

La Plataforma 0-3 no desconvoca la huelga

Representantes de la Plataforma 0-3 han afirmado este lunes que la oferta recibida desde el Gobierno de Navarra la semana pasada "es insuficiente e insultante" y han considerado que "participar como invitadas" en el órgano de coordinación del 0-3 "no facilita para nada la resolución del conflicto" y que es imposible "desbloquearlo" si los agentes que participan en el órgano "no tienen capacidad de decisión".

Así lo han manifestado este lunes en rueda de prensa las portavoces de la plataforma Isabel Iriguibel y Eider Garde, que han criticado que el "único objetivo" del Ejecutivo foral es desconvocar la huelga y no "dignificar el ciclo".

"Hemos sabido por la prensa que el señor Gimeno -consejero de Educación-, el mismo que no nos considera interlocutoras validas en una mesa de negociación, nos pide que estimemos la propuesta y el esfuerzo del Gobierno de Navarra y que la desconvocatoria de huelga facilitaría mucho el trabajo, la comunicación y el consenso", ha manifestado Iriguibel.

Según ha añadido, "la experiencia nos ha demostrado que el Gobierno de Navarra solo ha empezado a trabajar cuando nosotras hemos activado una huelga indefinida, que era totalmente evitable porque lo que pedimos ahora ya lo veníamos pidiendo desde hace décadas en los despachos".

Por ello, han trasladado al consejero de Educación, Carlos Gimeno, que "participar como invitadas en el órgano de coordinación del 0-3 y tener que esperar de semana en semana para comunicarnos sus decisiones, que no es lo mismo que negociar, no facilita para nada la resolución del conflicto".

"Está claro que les interesa dilatar esta situación para ahorrarse parte del módulo y de paso, ver si nos ahogan económicamente. Si nuestro sector fuera un sector productivo, no hubiesen permitido que se dilatase tanto en el tiempo. Lo triste es que no sean capaces de ver y entender que lo que estamos pidiendo va mucho más allá de una simple subida salarial. Dinero hay, lo sabemos nosotras y lo sabe la clase política", ha reivindicado.

En este sentido, ha considerado que "lo que falta es voluntad y un compromiso real por una negociación con contenido que responda a las necesidades de una educación infantil de calidad", ya que "es imposible desbloquear el conflicto si los agentes que participan en el órgano no tienen capacidad de decisión".

Iriguibel ha apuntado que la plataforma ha estimado "que la propuesta del Gobierno de Navarra sigue siendo insuficiente y discriminatoria", y ha exigido "que todas aquellas propuestas para la mejora del 0-3 sean estructurales y equitativas".

Tras añadir que "es indispensable una calendarizacion de actuaciones y propuestas para la mejora del 0-3 a corto y medio plazo", han considerado que la propuesta de la plataforma para los presupuestos de 2023 "debe ser analizada por el gobierno y debe ser tenida en cuenta a la hora de realizar el proyecto de presupuestos, y no limitarse simplemente a decir que es 'irreal'".

"En cuanto al órgano de coordinación del 0-3 al que se nos invita cada miércoles, reiteramos que no es la mesa de negociación que pedíamos y así se refleja en su práctica. El Gobierno nos traslada en esa mesa una propuesta que se queda muy por debajo de nuestros objetivos y a nosotras no se nos permite negociar, por lo que se convierte en un 'lo tomas o lo dejas'", han criticado.

A su juicio, "se ha escenificado una falsa negociación", y el departamento de Educación "sigue sin trasladar cuál es su proyecto para el primer ciclo de educación infantil en Navarra". "Y eso nos preocupa. La propuesta va más encaminada a callarnos la boca porque se avecinan elecciones, que a una apuesta real por dignificar las escuelas. Llevamos muchos años y hemos tenido demasiada paciencia. La deuda con el primer ciclo asciende a más de lo que cubren los 4 millones que han puesto sobre la mesa", han manifestado. Tras añadir que sus peticiones "son legítimas y justas", han asegurado que no han "llegado hasta aquí para aceptar migajas".