scorecardresearch

Pistantrofóbicos

María Jesús Álava
-

La decepción o la traición pueden tener un impacto muy negativo en ciertas personas que acaban desarrollando un miedo irracional a confiar en los demás

Pistantrofóbicos

Muchas personas, cuando han sufrido una decepción muy importante o cuando se han sentido traicionadas pueden llegar a experimentar pistantrofobia, pero ¿qué es? La pistantrofobia, como todas las fobias, está basada en un miedo irracional que nos condiciona la vida. En este caso concreto, es un temor que nos impide volver a confiar en los demás y termina afectando a las principales áreas de nuestra vida.

No es una reacción lógica que responda objetivamente a los hechos que han causado esa mala experiencia pues, de ser así, el miedo y el rechazo se circunscribirían a la persona/s causante/s de nuestro malestar o desencanto. Sin embargo, cuando se desencadena la pistantrofobia el miedo es irracional y desproporcionado y se generaliza a otras personas y a otras esferas de nuestra vida.

¿Cómo nos podemos dar cuenta de que lo padecemos?

La persona se siente incapaz de volver a confiar, de volver a ilusionarse, y se vuelve insegura, obsesiva (en muchos casos), tremendamente suspicaz y negativa, incluso con su propio entorno, desencadenándose problemas de convivencia.

En situaciones extremas, los afectados llegar a aislarse por completo, no quieren volver a relacionarse, porque no quieren volver a sufrir y emprenden una huida que solo les llevará a la confusión y al desencuentro.

¿Cuáles son los síntomas?

1. El miedo es irrefrenable e impide establecer una relación de confianza con los demás por temor a la deslealtad o a las supuestas maquinaciones ocultas.

2. La crítica y la simple posibilidad de rechazo le provocan pavor, por eso trata de eludir actividades o situaciones que exigen contacto entre personas.

3. No se implica fácilmente, a no ser que tengan plena seguridad de que habrá sintonía con esa persona.

4. Los pistantrofóbicos son extremadamente reacios a correr riesgos personales o que le comprometan emocionalmente. Y ese miedo a la decepción y a la traición le dificulta las relaciones íntimas. 

¿Qué áreas de nuestra vida se ven afectadas?

Puede afectar a todas las áreas de la vida. Al entorno personal, social, familiar, profesional y al ámbito más íntimo y afectivo en las relaciones de pareja.

La pistantrofobia puede convertirse en nuestra principal pesadilla y el mayor obstáculo en la relación con las personas de nuestro entorno.

¿Es necesario tener tratamiento psicológico?

La pistantrofobia necesita siempre tratamiento psicológico, incluso en determinadas fases, cuando la fobia es muy acusada e impide que la persona razone adecuadamente, puede ser necesaria medicación, pero como en la mayoría de las fobias, el tratamiento más adecuado es la terapia cognitivo conductual.

La buena noticia es que en poco tiempo podremos superarlo.

¿Cómo se puede recuperar la confianza en los demás?

A medida que nos hacemos más exigentes y tenemos más experiencias negativas, la desconfianza empieza a ganar terreno, por ello se intensifica a partir de los 35 o los 40 años.

Para recuperar la confianza en los demás, necesitamos volver a elevar nuestra propia confianza, volver a recuperar la alegría y las ganas de vivir y ello se hace trabajando cada día para sentirnos mejor con nosotros mismos, para quitarnos esos miedos que nos paralizan, y para volver a sentir, volver a disfrutar, volver a ilusionarnos, porque solo cuando nos ilusionamos, volvemos a vivir de verdad.

Reflexión final:

Las personas seguras de sí mismas son estables emocionalmente, no se inquietan ante las dificultades y afronta los retos desde la confianza, no desde el miedo. Pero la inseguridad es la causa de muchos sufrimientos y es cierto que la confianza no es algo que se pueda improvisar, pero siempre se puede trabajar.