Ceferin: "El público llenará los estadios pronto"

Agencias
-

El presidente de la UEFA pide cautela y garantiza que la Eurocopa se celebrará en 2021

El máximo responsable del organismo continental, Aleksander Ceferin. - Foto: picture alliance / dpa

Absolutamente convencido. Así se mostró ayer el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, sobre la celebración de los partidos a puerta abierta «muy pronto». La situación provocada por el coronavirus «cambiará antes de lo que muchos piensan», añadiendo que no le «gusta la visión apocalíptica» de muchos sobre la pandemia.
Al ser cuestionado sobre si apostaría un millón de euros a que la Eurocopa se celebrará en 2021 fue tajante: «Sí, lo haría. No sé por qué no sería así. No creo que este virus dure para siempre. Creo que cambiará antes de lo que muchos piensan. Es una situación grave, pero está disminuyendo y estamos siendo más cautelosos», apostilló.
En este sentido, apuntó que él es «una persona optimista». «No me gusta esta visión apocalíptica sobre la segunda y la tercera oleada del virus, o incluso a una quinta oleada. Las personas que conoces morirán algún día, pero ¿tenemos que preocuparnos hoy? No lo creo. Estamos listos y seguiremos las recomendaciones de las autoridades, pero estoy absolutamente seguro, personalmente, de que el fútbol con aficionados volverá muy pronto», valoró.
Por todo ello, el mandatario se mostró convencido de que «nada cambiará para siempre y de que las cosas volverán a la normalidad». «El fútbol no cambió después de la Segunda Guerra Mundial, o de la Primera, y tampoco cambiará debido a un virus. La gente ha dicho muchas veces que el mundo no será el mismo, ¿por qué no pensar que el mundo será mejor después de este virus? Siempre hay lecciones que aprender», transmitió.
Pese al progresivo encauzamiento del fútbol continental tras varias semanas de inactividad forzosa, con la Bundesliga ya de vuelta y otras ligas importantes como la española ultimando su retorno, el presidente de la UEFA subrayó que «queda mucho trabajo por hacer». «Estuve en Suiza la semana pasada por primera vez en dos meses. Hay tanta información, tantos problemas de calendario y tanto dinero que perderemos. Es difícil conciliar el sueño», resumió.