scorecardresearch

Investigada por usurpar identidades y estafar con seguros

-

Una denuncia en Pamplona llevó a la Guardia Civil a investigar a una mujer de Granada por 33 delitos de estafa y 35 de usurpación de identidad. Obtenía dinero en comisiones por contratar seguros de decesos fraudulentos y por las pólizas tramitadas.

Investigada por usurpar identidades y estafar con seguros

La Guardia Civil investiga a una mujer de Granada por 33 delitos de estafa y 35 de usurpación de identidad, quien obtenía dinero en comisiones por contratar seguros de decesos fraudulentos y por las pólizas tramitadas.

Según ha informado el instituto armado, fue a raíz de una denuncia por un supuesto delito de estafa presentada en la comandancia de Pamplona por una agente comercial que motivó el inicio de la investigación que llevó a dar con la supuesta autora del mismo.

Se trata de una mujer de 33 años y residente en Granada, que habría cometido 33 delitos de estafa y 35 de usurpación de identidad. Había obtenido beneficios de hasta 11.000 euros en concepto de comisiones por la contratación de estos seguros de decesos fraudulentos y más de 17.000 euros por el valor de las pólizas tramitadas, todo ello dinero estafado a las compañías aseguradoras.

La denunciante al gestionar la contratación de las pólizas, ingresaba el importe de las mismas, así como las comisiones correspondientes generadas por su contratación, a una supuesta colaboradora también agente comercial de seguros, con la que únicamente había tenido un trato telefónico.

La compañía aseguradora para la que trabajaba la denunciante se percató de que los recibos de las pólizas estaban siendo devueltos, por lo que le reclamó su importe, además del importe de la prima que también había ingresado a la supuesta autora de esta estafa. Todo ello sumaba más de 10.000 euros.

Posteriormente se tramitó otra denuncia de otra trabajadora de esta compañía aseguradora por los mismos hechos.

Por todo ello se dio comienzo a la denominada Operación "Tsimista", en la que se consiguió contactar con la mayor parte de los tomadores de estas pólizas, quienes manifestaron haber sido objeto de una suplantación de identidad y en su mayoría presentaron denuncia.

De la misma manera, una vez fueron contactados los titulares de las cuentas corrientes donde se realizaba el cobro de los recibos de las pólizas, estos manifestaron haber sido víctimas de una estafa, ya que ellos no habían contratado estos seguros.

Dentro de las pesquisas llevadas a cabo se descubrió que varias de las personas cuya identidad había sido suplantada para la contratación de las pólizas fraudulentas figuraban en varios listados oficiales de procesos selectivos, cuyos datos aparecían en internet.

También había utilizado datos de personas que contrataron seguros años atrás cuando la investigada trabajaba como agente comercial. Para el cobro de los recibos utilizaba cuentas bancarias de pequeñas y medianas empresas, pasando desapercibidos los cargos muchas veces en la contabilidad de las mismas. También había utilizado el número de cuenta de una Asociación con fines solidarios, incluso la de su hermana fallecida unos años antes.

En el trascurso de la investigación se pudo comprobar que estaba estafando simultáneamente a otras compañías aseguradoras, para lo que usaba el mismo modus operandi.

Gracias a la Operación Tximista, llevaba a cabo por el Área de Investigación del Puesto Principal de Pamplona de la Guardia Civil de Navarra, iniciada por la denuncia presentada por la agente comercial, se pudo poner sobre aviso a las personas estafadas y usurpadas, para que presentaran denuncia y se logró recuperar parte del dinero estafado.

Esta mujer fue investigada finalmente el pasado 2 de noviembre como presunta autora de un total de 68 delitos por la Guardia Civil de Granada, donde reside.