scorecardresearch

33 personas esperan en Navarra un trasplante de órgano

Navarra Televisión
-

ALCER Navarra celebra el Día Nacional del Donante bajo el lema 'Todos tenemos un gen donante. ¡Actívalo!', con el que quiere destacar que "todos somos donantes lo único que tenemos que hacer es dar un paso adelante".

33 personas esperan en Navarra un trasplante de órgano

Navarra tiene en estos momentos 30 pacientes en lista de espera para un trasplante renal, dos en lista de espera hepático y uno pulmonar. Ninguno a la espera de un trasplante de corazón.

Así lo ha dado a conocer este miércoles el director general de Salud, Carlos Artundo, que ha participado en un acto de ALCER Navarra con motivo del Día Nacional del Donante, que ha contado con la participación, también, del presidente de la asociación Manuel Arellano, y el coordinador de trasplantes en Navarra, José Roldán.

En lo que llevamos de 2022 se han realizado en la Comunidad foral 48 trasplantes de órganos procedentes de 18 donantes. Del total de trasplantes, 32 han sido renales, 10 hepáticos -uno de ellos infantil-, tres cardíacos, dos pulmonarse y uno pancreático. En la Clínica Universidad de Navarra se han realizado 25 trasplantes: 17 de riñón y ocho hepáticos. A su vez, se han trasplantado dos pacientes navarros de pulmón fuera de la Comunidad foral al carecer Navarra de un programa de trasplante pulmonar.

ALCER Navarra celebra el Día Nacional del Donante bajo el lema 'Todos tenemos un gen donante. ¡Actívalo!', con el que quiere destacar que "la ley nos dice que todos somos donante, con lo cual lo único que tenemos que hacer es dar un paso adelante", ha explicado en declaraciones a los medios Manuel Arellano, que ha incidido en la importancia de hacerse el carné de donante que, "aunque no tenga ese valor de registro tiene el valor de poderlo hablar en familia y facilitar el trabajo, tanto a la familia, cuando tiene que recibir unas malas noticias, como a los médicos cuando tienen que solicitar" si aceptan la donación.

El día de hoy, ha destacado, es "un homenaje a los donante, los familiares y la inestimable labor de todos los profesionales" y ha puesto en valor la "buena sintonía" y coordinación entre el Hospital Universitario de Navarra y la Clínica Universidad de Navarra, sin la cual "no conseguiríamos tener la capacidad que tenemos para conseguir donantes".

Según ha informado, el año pasado se realizaron en España 4.781 trasplantes de órganos de 1.905 donantes. En Navarra, por su parte, se realizaron 97 trasplantes de 41 donantes, lo que coloca a la Comunidad foral como la segunda con mayor tasa de donación de toda España (62,1 donantes por millón), sólo por detrás de Cantabria. Del total de trasplantes realizados el año pasado en Navarra, 62 fueron trasplantes renales, 28 hepáticos, 2 pulmonares, 2 cardíacos y 3 multiviscerales.

Manuel Arellano ha resaltado la importancia de la donación de órganos y ha indicado que, en Navarra, hay 370 personas en tratamiento renal sustitutivo de las cuales "sólo el 20% tiene acceso al trasplante, pero el 80% siguen vivos gracias al tratamiento renal". Ha destacado que, desde 1969, cuando comenzaron a realizarse los primeros trasplantes, "ya son casi 1.300 trasplantes de riñón" en Navarra, y "casi 2.500 trasplantes" de todo tipo.

Aumento de costes para pacientes con diálisis domiciliaria

Entre las reivindicaciones de la asociación, Arellano ha expresado el descontento de los enfermos renales con el transporte sanitario con "muchos retrasos, mucho tiempo entre ir a recogerles y dejarles en el hospital". "Llevamos el pliego del transporte sanitario cinco o seis años a la espera de que esto mejore", ha subrayado.

Por otro lado, ha llamado la atención ante el aumento de los gastos de electricidad y agua de los pacientes con hemodiálisis domiciliario que supone "entre 30 y 50 euros más de sobrecoste al mes". Por eso, ha pedido ayudas al Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Navarra dirigidas a que las personas que tienen este tratamiento en casa "tengan el mismo coste que una persona que va al hospital".

Además, ha demandado una "asignación de nefrólogos fijos" en Tudela que "está abandonada" y ha esperado que se abra la unidad nueva en el hospital de la capital ribera "antes de final de año". Finalmente, ha resaltado la necesidad de una "continuidad asistencial" para los enfermos renales, desde Atención Primaria a la especializada, "que no vemos".

En el acto también ha intervenido el José Roldán, coordinador de trasplantes en Navarra, quien ha destacado que "hoy es un día de agradecimiento" a los donantes y sus familias, a los profesionales que están "para y por los donantes" y al Departamento de Salud por su "apoyo incondicional" en la coordinación de los trasplantes.

Ha explicado que el 2022 empezó con "dificultades" debido a la sexta ola del Covid-19 que llevó a "desechar muchos donantes" debido a que eran positivos por coronavirus. Sin embargo, "las cosas han cambiado y desde las asociaciones científicas se ha visto que pacientes que han pasado el Covid o incluso con PCR positiva pueden ser donantes".

Finalmente, Carlos Artundo, director general de Salud del Gobierno de Navarra, al hilo del lema de la campaña de ALCER, 'Todos tenemos un gen donante. ¡Actívalo!', ha llamado a que "hagamos de ese gen el gen dominante". Y ha puesto en valor que Navarra está "en el ranking de la generosidad" pero "eso para nada nos tiene que hacer conformarnos".

La donación "es un acto de generosidad"

También se ha dirigido a los medios María Moreno, de 33 años y trasplantada de riñón desde hace un año, quien ha afirmado que la donación "es un acto de generosidad que quien lo recibe está superagradecido de por vida".

Moreno ha destacado que, desde que recibió el trasplante, su vida ha cambiado "completamente". "Cuando te dicen que estás enferma es muy complicado porque cambia toda tu vida, tienes que hacer una alimentación muy estricta, incluso el beber agua influye mucho", ha explicado.

En este sentido, ha recordado que "las sesiones de diálisis lo pasé fatal" y el trasplante "ha sido un cambio completo de vida" que le ha permitido volver a hacer deporte".