Huelga indefinida de la plantilla de Trenasa desde el día 2

Navarra Televisión
-

CCOO ha criticado "duramente" a la dirección de la empresa por la decisión de cierre "tras haber firmado un ERTE en junio y haber recibido 6 millones de euros de ayudas públicas en 2019".

La plantilla de Trenasa, perteneciente a la multinacional CAF, se ha reunido en asamblea este lunes para decidir las movilizaciones a realizar ante el cierre de la planta de Castejón y ha convocado una huelga indefinida a partir del 2 de octubre.

CCOO, sindicato mayoritario en la planta, ha criticado "duramente" a la dirección de la empresa por la decisión de cierre "tras haber firmado un ERTE en junio y haber recibido 6 millones de euros de ayudas públicas en 2019".

En opinión de la Federación de Industria de CCOO, "estamos ante una cultura empresarial que trata de exprimir al máximo a la gente trabajadora sin otro objetivo que aumentar sus beneficios, ya que la pandemia no ha afectado a esta planta ni al grupo ya que no se han perdido pedidos, al contrario, el grupo está pendiente de la adjudicación de algunos muy importantes".

Huelga indefinida de la plantilla de Trenasa desde el día 2Huelga indefinida de la plantilla de Trenasa desde el día 2 - Foto: CCOO

Además, el sindicato ha remarcado que Sodena "aportó 6 millones de euros de dinero público y por eso, entre otras cosas, es inaceptable la intención de la dirección de cerrar la planta, en un momento además en el que los pedidos y los beneficios van en aumento".

Para CCOO, "sin retorno social el dinero público que invierten las instituciones públicas navarra no tiene sentido". Por eso, ha pedido al Gobierno foral "una acción urgente y comprometida con el mantenimiento del empleo, en una zona especialmente castigada por el paro".

Además, el sindicato ha alertado de que "la deslocalización de la producción de autobuses está detrás de este tipo de decisiones, deslocalización que también se hace a costa de los seis millones de euros que el año pasado Sodena invirtió en el grupo".

"Siempre que hay algún elemento negativo, quien paga las consecuencias es Trenasa", ha criticado CCOO, que ha pedido al Gobierno foral "una presión mayor hacia la dirección de la multinacional CAF, ya que es posible aplicar en la planta navarra medidas de flexibilidad como se ha hecho en Bergara".