scorecardresearch

"Hay personas con futuro más que carreras con futuro"

Navarra Televisión
-

La rectora de la Universidad de Navarra, María Iraburu, destaca en el 'Cara a Cara' que las Universidades son colaborativas, algo que se ha demostrado durante la pandemia. Su sueño es además, hacer que la UN sea accesible a todas las economías.

María Iraburu es la primera mujer rectora al frente de la Universidad de Navarra y, por ello, pone en valor en el programa 'Cara a Cara' la importancia de la presencia creciente de la mujer en cargos de liderazgo: "Es lo ideal que haya hombres y mujeres liderando". "Es un hecho que se va viendo en todos los hábitos, es un desarrollo social y todo ello es riqueza", afirma. "Creo que las mujeres tenemos otra mirada, es bueno que haya diferentes posibilidades".

Lo mismo ocurre en las carreras universitarias, en algunas todavía hay mayoría de hombres, por ejemplo en Ingeniería Industrial y mujeres por ejemplo en Enfermería, admite la rectora de la Universidad de Navarra. Para Iraburu "es importante prescindir de estereotipos". 

Da un consejo a padres e hijos: "Tener metas ambiciosas". "Hay que animarles aunque sean minoría en las clases", insiste la rectora de la Universidad de Navarra. "La mirada práctica es necesaria pero junto con eso hay que animar a lanzarse al vuelo, arriesgar y sacar el máximo partido a los talentos que tiene cada uno", apunta.

María Iraburu, rectora de la Universidad de Navarra, en 'Cara a Cara'María Iraburu, rectora de la Universidad de Navarra, en 'Cara a Cara'

 

"Hay personas con futuro más que carreras con futuro"

¿Hay carreras de futuro? Iraburu recuerda que hace años se decía que "había carreras de futuro", las cuales se ponían de moda como en su día Ingeniería de Telecomunicaciones, "pero que en la actualidad, son más las personas las que tienen futuro", insiste, más allá de seleccionar una carrera en concreto. La rectora de la Universidad de Navarra apunta que, a la hora de elegir qué estudiar, hay que tener en cuenta que hoy en día "el mercado laboral es bastante cambiante". Sobre la formación del profesorado en el país, Iraburu admite que se echa en falta "la formación humanística que es fundamental en una sociedad práctica y tecnológica, algo que te prepara para ese mercado cambiante", afirma. 

Roberto Cámara - María Ibarburu Roberto Cámara - María Ibarburu

"Estamos en una sociedad con muchos medios pero hay una parte humanística que no podemos olvidar", añade.

 

"El día a día influye en las carreras universitarias"

Roberto CámaraRoberto Cámara

La guerra en Ucrania también está influyendo en nosotros, "nos hace pensar sobre el sentido último de nuestro trabajo", dice María Iraburu. "Las soluciones vienen de las personas, es momento de que las instituciones educativas se hagan una pregunta: ¿Estamos educando a las nuevas generaciones en el diálogo?, una tarea pendientes cree la rectora de la Universidad de Navarra. 

La actualidad y el día a día que vive la sociedad influye y mucho en las Universidades: "Hay un dinamismo entre la oferta académica de la Universidad y la del mercado laboral". Por ejemplo, el grado de Medicina de ahora no es el de 20 años, cada vez hay nuevas necesidades y debemos "salir al paso".

Destaca el sistema universitario de Navarra y el nivel de producción de Ciencia que tiene la Comunidad foral, "tenemos una oportunidad extraordinaria", dice la rectora de la Universidad: "El trabajo conjunto es el futuro en Navarra". 

Roberto Cámara - María Ibarburu Roberto Cámara - María Ibarburu

 

"Las universidades son colaborativas. Se ha visto en la pandemia y ese es el futuro"

Los objetivos principales de Iraburu a lo largo de su mandato se apoyan en el Centro Bioma, un centro en el que se une por un lado la Investigación en Biodiversidad y Medio ambiente, que a su vez tendrá un Museo de Ciencias basado en Ciencias Naturales con una colección "extraordinaria", muestras medioambientales de todo tipo recogidas del colegio Lecároz que fue donado en su día a la Universidad de Navarra. Con esa colección se quiere hacer un museo que ponga en valor la naturaleza de nuestra comunidad, "un sitio donde haya mucha divulgación de la ciencia".

 

¿Es la Universidad de Navarra para todos los bolsillos?

La rectora admite que se hace un esfuerzo muy grande para que la Universidad de Navarra sea accesible a todo el mundo, "queremos que cada vez haya más becas y estamos trabajando en ello", dice.

Iraburu destaca el servicio de calculadora que se ofrece en el centro, es decir, el precio medio de una carrera apunta a que ronda los 12.000 euros pero según las circunstancias de cada persona este precio puede variar. Y explica que la Universidad tiene una actividad muy fuerte en la búsqueda de fondos para becas y 'becas Alumni', "queremos reforzar todo eso para facilitar el acceso a la Universidad", afirma. 

 

"Estudié biología por el amor a la naturaleza que tuve desde pequeña en mi familia"

María Iraburu estudió Biología por la Universidad de Navarra, una carrera que eligió por el amor a la naturaleza que le transmitió en concreto, su padre, que falleció cuando era pequeña "él era abogado pero amante de la naturaleza". "Desde niña me quedé fascinada con los paisajes de Navarra", afirma, "pero luego me llamó el mundo de la célula", añade. 

 

"Los silencios de la ciencia son tan elocuentes como las respuestas de la ciencia" 

¿Qué hay después de la muerte? María Iraburu explica que la ciencia puede darte una respuesta que "no es suficiente" pero que "oyendo los silencios de la ciencia" te das cuenta de que "tiene que haber algo más, algo que apunta a otra dimensión".

"Yo soy creyente", afirma "los científicos que lo somos vemos la fe como una luz adicional a la luz de la razón". Para María Iraburu en la base de la ciencia hay un poco de filosofía y recalca que ha habido muchísimos creyentes en la ciencia que han sido grandes descubridores, como por ejemplo, un sacerdote francés que propuso la primera hipótesis del Big Bang. "Son dos ámbitos que están en el diálogo pero que no hay contradicciones, se alimentan ciencia y fe", dice.

Preguntada por las cosas malas que ocurren en el mundo, Iraburu reflexiona: "El misterio del dolor es el misterio más grande", "la fe no elimina las incertidumbres del ser humano, son preguntas que compartimos creyentes y no creyentes".

La pandemia ha sido un tiempo oscuro para la sociedad y la ciencia "ha hecho mucho por paliarla". "Necesitamos la ciencia, pero también necesitamos ciencia, sociedad y política, es un esfuerzo conjunto, la ciencia sola no basta", concluye.