scorecardresearch

La Ribera se prepara para una crecida histórica

Navarra Televisión
-

Está previsto que el río Ebro llegue a Mendavia durante la madrugada y a Tudela el sábado por la tarde.

La Ribera se prepara ante el desbordamiento de los ríos - Foto: Jesús Diges

La Confederación Hidrográfica del Ebro estima que la crecida del río Ebro llegue a Mendavia durante la madrugada y primeras horas de la mañana y que lo haga a la zona de Castejón y Tudela el sábado por la tarde, después de las inundaciones que se han registrado en la zona norte de Navarra y en la Comarca de Pamplona, en este último caso por la crecida del Arga.

La CHE estima que en Mendavia el Ebro llevará un caudal de 1.400-1.600 m3/s y en el caso de Castejón-Tudela, "con gran incertidumbre", entre 2.500 y 3.200 m3.

En el Ega, el caudal máximo se observará en su tramo bajo durante la noche de este viernes (200-300 m3/s) y en el Arga (800-1000 m3/s) lo hará durante la próxima madrugada.

La Ribera se prepara ante el desbordamiento de los ríosLa Ribera se prepara ante el desbordamiento de los ríos

La crecida del Aragón, procedente del Irati, se observará en Caparroso al inicio de esta próxima madrugada también, con un caudal de 700-900 m3/s.

 

TUDELA, EN NIVEL 1 DE EMERGENCIA

El Ayuntamiento de Tudela ha activado esta tarde el nivel 1 de emergencia de inundaciones ante las previsiones de crecida del caudal del Ebro que, según las últimas previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro, sobrepasará los 1.600 metros cúbicos por segundo a las 00.00 horas de hoy a su paso por Tudela. Dentro de las mismas predicciones, la CHE contempla que la crecida supere los 2.900 metros cúbicos entre la noche del sábado y la mañana del domingo. Ante estas cifras, el Ayuntamiento de Tudela se encuentra en la fase de emergencia 1, que entra en marcha cuando el umbral de caudal observado llega a los 1.600 metros cúbicos, y se prepara para entrar en el nivel 2, que contempla desbordamientos con afecciones graves. De momento, ya se ha notificado la situación a los miembros del CECOPAL y del Gobierno de Navarra y los vecinos de que lo hayan solicitado por empezarán a recibir SMS con el mensaje: "Activado el nivel 1 de emergencia ante inundaciones por crecida del Ebro en Tudela. Crecida importante del río con posibles desbordamientos en zonas bajas próximas al cauce. Se esperan inundaciones y cortes de calles en la zona de calle Verjas y San Julián, Huerto del Rey, salida de Tudela hacia la carretera del Cristo y en las calles Fosal, Portal y adyacentes. Estén atentos a las indicaciones en las próximas horas". Dentro de este protocolo, Policía Local, que durante todo el día ha llevado a cabo tareas de vallado y señalización, ya ha previsto la modificación del tráfico en la calle Carnicerías y Verjas con el objeto de facilitar el acceso a los vecinos. Así, se permitirá el acceso por Carnicerías hasta San Jaime y se permite circular de San Jaime hacia Portal por Verjas. También se cortará la carretera del Cristo y los Karts. A lo largo de toda la jornada, se ha avisado a todos los propietarios de garajes en la Judería, Verjas, San Julián y paseo de Pamplona para que sacaran sus vehículos; mientras que la grúa ha retirado los únicos dos coches que todavía permanecían en el aparcamiento de las zonas inundables del Prado. También se han sacado enseres de las primeras plantas del Centro Cívico El Molinar, que ha quedado clausurado hasta el paso de la riada. Desde el Ayuntamiento de Tudela se vuelve a hacer hincapié en que aquellas personas que tengan huertos y casetas en la Mejana y otros términos municipales próximos al río, desalojen los animales de los mismos cuanto antes. En este sentido, se ha habilitado la plaza de toros para acoger caballos que no puedan ser trasladados a otro lugar. En dicho caso, los propietarios pueden ponerse en contacto con Policía Municipal. Estas medidas llegan siguiendo el protocolo de inundaciones del Ayuntamiento de Tudela, tras una reunión que, convocada por el alcalde Alejandro Toquero, ha tenido lugar hace una hora en el Centro de Coordinación Operativa y a la que han acudido responsables de Policía Local, Protección Civil, Brigada municipal de Obras, Bomberos, Junta de Aguas y Sanidad. En cuanto a las previsiones del fin de semana, la CHE ha "insistido en la alta incertidumbre del pronóstico y en la necesidad de ir actualizando los datos ya que los embalses de Itoiz y Yesa-han dicho-van a contribuir a reducir los caudales circulantes en esta avenida en el tramo medio". Sin embargo, los indicadores se mantienen en cifras que superan los 2.900 metros por segundo en el pico de la riada, superiores a los registrados en las avenidas del Ebro en 2003 y 2015.

 

 

 

NAVARRA, DESBORDADA

La crecida de los ríos que ha provocado inundaciones en el norte de Navarra y en la Comarca de Pamplona llegará en las próximas horas al sur de la Comunidad foral.

El Gobierno de Navarra se mantiene vigilante por las situaciones que pueda provocar el río Arga en las localidades de Falces, Funes y Peralta.

La crecida del río Ebro en la Ribera de Navarra podría darse a partir de la medianoche. En esta situación, el Ayuntamiento de Tudela ha activado el nivel 0 de emergencia de inundaciones. La Policía Local de Tudela ha recomendado a los vecinos de las zonas cercanas al río, principalmente garajes subterráneos del Paseo Pamplona y de la zona Verjas, que saquen los vehículos.

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ha afirmado que "las previsiones no son buenas, pero la Confederación Hidrográfica del Ebro nos dice que los pronósticos son muy variables". "Confiemos en que se pueda paliar la avenida de caudal con la labor que hagan los pantanos, sobre todo Itoiz y Yesa porque el anuncio de más de 2.000 metros cúbicos -de caudal- sería muy negativo", ha advertido.

A la espera de la crecida en las próximas horas hacia el sur, los principales efectos de las lluvias y nevadas se han producido en el norte de Navarra y en la Comarca de Pamplona.

En el norte, en la localidad de Sunbilla, una persona ha fallecido tras un desprendimiento sobre un cobertizo, que a su vez se ha desmoronado sobre un vehículo, donde ha sido hallada la persona fallecida.

Por su parte, Pamplona ha vivido la mayor crecida del río Arga en las últimas dos décadas. Las inundaciones han provocado el cierre de calles y diversas zonas, tras quedar anegada por el agua.

Agentes de Policía Municipal de Pamplona han tenido que rescatar a 23 personas a lo largo de la mañana en siete intervenciones a causa de las inundaciones. Se han producido principalmente en la zona de la Rochapea, tras el requerimiento de algunos comerciantes, que habían accedido a sus negocios antes de que el agua llegara a anegar su zona. Situaciones similares se han vivido en las localidades colindantes de Villava y Burlada.

Por otro lado, un total de 42 residentes han sido evacuados en El Vergel.

La situación tiende a estabilizarse en Pamplona, aunque esto no está permitiendo por el momento la apertura de las calles y zonas que habían sido anegadas.

Como labor preventiva para evitar destrozos, desde primeras horas de la noche la Policía Municipal se ha encargado de la retirada de vehículos de zonas inundables. En total, entre la noche y la mañana se han retirado más de 250 vehículos. Además, se ha utilizado el sistema de alertas vía SMS para pedir a los vecinos que retiraran sus vehículos primero de las calles inundables y luego también de los garajes cercanos.

El Ayuntamiento de Pamplona, a través de Policía Municipal, pondrá en marcha a partir de este sábado dos puntos móviles de información que se ubicarán en la Rochapea y Landaben para ayudar y asesorar a los vecinos en la tramitación de las reclamaciones por los daños producidos por las inundaciones.

La crecida también ha afectado a otras localidades como Arruazu, Santesteban, Olave, Urroz Villa, Ibero, Bera, Arazuri, Etxauri o Navascués.

Unos 2.600 clientes de Iberdrola han visto afectado este viernes el suministro de luz en Navarra debido a las inundaciones.

El consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado que la situación provocada por las inundaciones es "francamente sensible derivada de los episodios de lluvias con altísima intensidad que hemos tenido en las últimas horas, unos episodios de lluvias que han superado todas las previsiones".