scorecardresearch

Biden se enfrenta al Supremo por el derecho al aborto

EFE
-

El presidente de EEUU subraya que su legalización es "fundamental" ante la inminente respuesta del alto tribunal que tumbaría la ley, vigente desde 1973 y amenazada por varios estados republicanos

Biden se enfrenta al Supremo por el derecho al aborto - Foto: AL DRAGO / ZUMA PRESS / CONTACTO

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió este martes de que está preparando una "respuesta" para defender el derecho al aborto en el país ante la posibilidad de que el Tribunal Supremo lo ilegalice.

"Estaremos listos cuando se emita cualquier fallo", expresó el presidente después de que se filtrara un borrador del alto tribunal que tumbaría la legalización del aborto en Estados Unidos, vigente desde 1973 y conocida como "Roe versus Wade".

En un comunicado, el mandatario detalló que, ante los intentos de varios estados republicanos de restringir el aborto, ha ordenado a los abogados de la Casa Blanca que preparen "opciones para una respuesta de la Administración al ataque continuo contra el aborto y los derechos reproductivos".

"El derecho de una mujer a elegir es fundamental, Roe ha sido la ley del país durante casi 50 años, y la equidad exige que no sea anulada", reivindicó el mandatario.

Además, hizo un llamamiento a los estadounidenses para que voten a legisladores que estén a favor del aborto en las elecciones intermedias del próximo noviembre.

"Si el Supremo anula 'Roe', recaerá sobre los legisladores electos en todos los niveles la responsabilidad de proteger el derecho de las mujeres a decidir", afirmó Biden.

El presidente aseguró que el país necesita "más senadores a favor del derecho a decidir" y una "mayoría" en la Cámara de Representantes para aprobar una legislación que proteja el derecho a la interrupción del embarazo.

El portal Politico publicó el lunes un borrador con el dictamen mayoritario del Supremo, firmado por el magistrado Samuel Alito, que revocaría el derecho al aborto en el país, vigente desde 1973.

Junto a Alito habrían acordado tumbar el aborto los magistrados Clarence Thomas y los tres propuestos para el máximo tribunal por el expresidente Donald Trump (2017-2021): Neil M. Gorsuch, Brett M. Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

La máxima instancia judicial del país cuenta con seis jueces conservadores y tres liberales.

Al tratarse de un borrador, sin embargo, la decisión aún podría cambiar y no se espera un veredicto oficial hasta junio.

La filtración de una decisión del Supremo sobre un tema tan controvertido y aún en discusión es un hecho sin precedentes en la historia reciente de EEUU.

El aborto ha sido legal en EEUU desde que en 1973 el Supremo dictaminara que el Estado no tiene derecho a intervenir en la decisión de la mujer sobre su embarazo.

En la última década numerosos estados liderados por conservadores han aprobado normas que violan abiertamente esos parámetros, con el objetivo declarado de conseguir que el Supremo revisara y anulara el precedente establecido hace casi medio siglo.

 

21 estados podrían prohibirlo

La posible revocación del derecho al aborto en Estados Unidos puede derivar en que hasta 21 estados de mayoría conservadora lo prohibiesen completamente, según las estimaciones de la organización sin ánimo de lucro Planned Parenthood.

Aunque se trata de un borrador y por tanto no constituye una decisión final, sí que apunta a que una mayoría de jueces en el Supremo apuesta por acabar con la jurisprudencia de "Roe v. Wade", y convierte en muy realista el escenario de que esto ocurra cuando se publique una decisión final en junio.

"Roe v. Wade" es una sentencia que protege como constitucional el derecho de las mujeres a abortar, impidiendo por tanto a los estados que conforman EEUU prohibir esta práctica.

Antes de la sentencia, en 1973, treinta estados de los 50 que conforman EEUU tenían leyes que prohibían el aborto en cualquier momento de la gestación.

Según Planned Parenthood, si finalmente "Roe v. Wade" fuese en junio, hasta 21 estados podrían volver a prohibir completamente el aborto, algunos de ellos tan destacados como Texas, Arizona, Misuri, Georgia, Ohio, Indiana o Wisconsin.

Una hipotética revocación de la sentencia de 1973 no prohibiría el aborto en todo el país, sino que levantaría la protección a este derecho, de manera que los estados más conservadores tendrían rienda suelta para prohibirlo.

En estados más progresistas como por ejemplo California, Nueva York o Nueva Jersey, lo previsible es que sus Gobiernos siguiesen permitiendo las prácticas abortistas y que, por tanto, la revocación de "Roe v. Wade" no tuviese efectos prácticos.

"Sostenemos que Roe v. Wade debe ser revocada. La Constitución no hace ninguna referencia al aborto y ningún derecho así está protegido implícitamente por ninguna provisión constitucional", indicó el juez Alito en el borrador filtrado a la prensa.

"Roe v. Wade es un abuso de la autoridad judicial y fue una sentencia incorrecta desde el principio. Su razonamiento fue excepcionalmente flojo y la decisión ha tenido consecuencias dañinas", apuntó el magistrado.

Alito también aseguró que "es hora" de que la cuestión del aborto vuelva a estar en manos de los representantes elegidos por el pueblo y de que se decida de la misma manera que "todas las cosas más importantes" en democracia: por los ciudadanos tratando de persuadir los unos a los otros y votando.