scorecardresearch

Conductores de villavesas denuncian una nueva agresión

Navarra Televisión
-

Una concentración de conductores ha denunciado los hechos ocurridos el pasado lunes a las 16:30 horas en la línea 9. Critican la "falta de apoyo sistemático por parte de la empresa TCC y la Mancomunidad", al tiempo que piden medidas.

Conductores de villavesas denuncian una nueva agresión

Conductores de autobuses del servicio de transporte urbano comarcal se han concentrado frente a la sede de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona para denunciar la agresión sufrida por un compañero el pasado lunes y reclamar medidas de prevención de este tipo de sucesos.

En la concentración, en la que se ha portado una pancarta con el lema "No más agresiones en las villavesas. Aski da!", el delegado de ELA Pepe Villarrubia ha explicado a los medios de comunicación que el lunes, a las 16,30 horas, en la línea 9 un conductor "fue agredido, fue zarandeado y tuvo que ser atendido en la Clínica San Miguel con daños en el cuello y en la rodilla".

Por ello, ha destacado, los conductores han decidido movilizarse nuevamente para visibilizar "el problema que tenemos con las agresiones y con la falta de apoyo que estamos teniendo sistemáticamente tanto por la empresa TCC como por Mancomunidad".

"Principalmente tenemos que buscar la empatía de las personas usuarias, nos tienen que ver como un colectivo que está trabajando, que no estamos haciendo ninguna labor que salga de nosotros mismos, sino que estamos siguiendo unos protocolos y unas instrucciones", ha señalado.

Villarrubia ha apuntado que, por parte de la empresa, "debería haber más herramientas para que estas cosas no pasen, porque nos hemos concentrado ya aquí 10-15 veces y estamos en la misma dinámica".

En este sentido, ha comentado que en las líneas nocturnas "estamos detectando un aumento brutal de malas prácticas por parte de las personas que utilizan el transporte urbano".

"Se están dando casos de conductores y conductoras que entran en shock en la parada porque les entra gente por detrás, por delante, sin mascarilla, fumando, con las bebidas, y se encuentran solos", ha lamentado.

Ha indicado que los chóferes cuentan en el vehículo con un "botón del pánico", pero "no es suficiente con eso" porque además "tiene que haber una persona fija delante de un ordenador para que vea la señal".

También ha denunciado que en el transporte comarcal "no hay personal suficiente para atender los problemas que tenemos los y las chóferes en la calle, no hay buena organización, faltaría más personal en las instalaciones y en calle para que atendiesen correctamente" las incidencias.

Además, ha subrayado, "no tenemos tiempo de descanso, el tema psicosocial cada vez es más grave, tenemos una tasa de absentismo muy fuerte" en la plantilla. "Nos siguen agrediendo y es una cosa bastante intolerable", ha concluido.