scorecardresearch

Los jóvenes sienten que su salud mental empeora cada vez más

Europa Press
-

La FAD y la Fundación Mutua Madrileña destacan que casi la mitad de los 1.500 españoles de entre 15 y 29 años encuestados en su último informe, no pidió ayuda profesional y que el diagnóstico más común es el de depresión (16,9%)

Foto de Daniel Reche. www.pexels.com

El 56,4 por ciento de los jóvenes ha reconocido que ha sufrido algún problema de salud mental en el último año, aunque casi la mitad de ellos (49%) no ha pedido ayuda profesional, según ha desvelado el Barómetro Juvenil. Salud y Bienestar, que han presentado este jueves la Fundación Mutua Madrileña y Fundación FAD Juventud.

El estudio ha recogido la opinión on line de 1.500 jóvenes residentes en España, de entre 15 y 29 años de edad, quienes han afirmado que tienen una percepción peor de su salud física y mental que hace cinco años. El documento ha comparado los datos obtenidos en 2017 y 2019.

Dichos datos han sido presentados por el director general de la Fundación Mutua Madrileña, Lorenzo Cooklin, la directora general de la Fundación FAD Juventud, Beatriz Martín Padura, y la subdirectora del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la FAD, Anna Sanmartín, quienes han achacado estos números a la pandemia. "La salud de los adolescentes ha empeorado notablemente y es uno de los efectos del COVID", han recalcado los expertos.

El 71,8 por ciento de los jóvenes han reafirmado que están "muy o bastante" preocupados por su salud, mientras que uno de cada cuatro ha mostrado una preocupación "baja". En este aspecto, las mujeres han mostrado una mayor preocupación por su estado de salud (77,4%) frente a los hombres (66,9%).

Las cifras más preocupantes para los expertos han sido las del área de salud mental, ya que dos de cada diez jóvenes piensa que su situación mejorará en el futuro y aducen sentirse tristes, decaído y desesperanzados (56,6%), tener poco interés por las cosas (51,5%), problemas para concentrarse (50%) o miedo ante el futuro o los riesgos del presente (45%). Entre estos problemas psicosociales, el Barómetro señala que existe una mayor prevalencia entre las mujeres al superar, en la mayoría de los aspectos, en diez puntos a los hombres.

La encuesta ha dividido a los jóvenes en tres franjas de edad: 15-19 años, 20-24 años y 25-29 años. Estos últimos es el colectivo que menos prevalencia de problemas psicosociales presenta de manera general. En este sentido, un 37,5 por ciento de los encuestados ha declarado haber sido diagnosticado alguna vez de un trastorno mental por un profesional sanitario.

Al respecto, añaden, que los más frecuentes son la depresión (45%) y los trastornos por ansiedad, pánico o fobias (43,9%). Sobre el autodiagnóstico, el 56 por ciento cree haber sufrido problemas psicológicos, psiquiátricos o de salud mental. Sin embargo, por razones económicos (37%) y por subestimar o quitar importancia al problema (34%), casi la mitad de ellos, el 49 por ciento, no ha pedido ayuda profesional.

El 40 por ciento de los chicos jóvenes tampoco ha contado a gente de su entorno los problemas que sentía y el 50 por ciento afirma haber consumido psicofármacos sin prescripción médica.

 

Ideas suicidas

Por otro lado, el 35 por ciento de los jóvenes ha reconocido experimentar ideas suicidas al menos una vez o con cierta frecuencia en el último año, mientras que un 8,9 por ciento las ha experimentado continuamente o con mucha frecuencia. "Esto quiere decir que el 44 por ciento de los jóvenes ha pensado en ello alguna vez. Esto es un problema social muy grave de nuestra sociedad", ha lamentado Lorenzo Cooklin.

Por el contrario, el 52,8 por ciento ha asegurado que nunca ha experimentado ideas suicidas, un dato que desciende respecto al 2019, cuando el 56 por ciento respondió lo mismo. "El grupo de jóvenes de 15 a 19 años, antes y después de la crisis de la COVID, ha pasado de ser el que menos ideas de suicidio experimentaba en el año 2019, a ser el segmento de jóvenes que más las experimenta y con mayor frecuencia en el año 2021", ha confesado Beatriz Martín.

Respecto al género, entre las mujeres jóvenes es más habitual experimentar ideas de suicidio pero, sin embargo, la frecuencia es mayor entre hombres, con un 9,6 por ciento frente al 7,8 por ciento de ellas que las sufren continuamente o con mucha frecuencia.

 

Estrés

Al ser preguntados los jóvenes por los problemas de su generación, los encuestados mencionan la precariedad laboral, el paro y los bajos salarios como principales inconvenientes. Así pues, el 63 por ciento afirma que lo que más les preocupa es el trabajo o los estudios, siendo las mujeres las principales protagonistas con un 72,8 por ciento de ellas que lo asegura y, en el caso de los hombres, con un 53,8 por ciento.

En el caso concreto del trabajo o los estudios, el colectivo más joven (15-19) son los más preocupados mientras que, por su parte, el colectivo más mayor (25-29) está más preocupado por su situación económica.

La crisis originada por la pandemia, según expertos, ha motivado que la mirada de los jóvenes sea negativa. Uno de cada tres considera que su situación empeorará en el futuro y un 40 por ciento mantiene que seguirán igual. El pesimismo es mayor entre los chicos y chicas de mayor edad.

La situación futura tampoco es positiva. El 71 por ciento apuesta que España irá a peor (34%) o que se mantendrá igual (37%). Por su parte, el 23 por ciento creen que España mejorará.