scorecardresearch

Los técnicos de espacios escénicos piden mejores condiciones

Navarra Televisión
-

La huelga convocada por LAB ha conllevado la suspensión de varias obras en el Gayarre y el Baluarte

Los técnicos de espacios escénicos piden mejores condiciones - Foto: LAB NAVARRA

Los técnicos y técnicas de los espacios escénicos de Navarra se han concentrado este lunes frente al Parlamento de Navarra, aprovechando la última sesión de la ponencia parlamentaria sobre esta materia, para "dignificar" la actividad cultural de Navarra.

Según ha informado el sindicato LAB en nota de prensa, "la lucha de técnicos y técnicas de los espacios escénicos de Navarra por una regularización del sector que dignifique sus condiciones laborales vivió el pasado sábado 18 de diciembre su primera huelga, convocada por el sindicato LAB, en que se consiguió que se suspendiesen varias funciones".

La obra de teatro 'Una noche sin luna' de Juan Diego Botto en el Gayarre, el musical 'Romeo y Julieta' en el Baluarte, y otros espectáculos de los espacios escénicos públicos de Navarra "fueron suspendidos o tuvieron que modificarse" el pasado sábado debido a la huelga "que secundó la gran mayoría" del personal técnico de las subcontratas que dan servicio técnico en los espacios escénicos públicos. En ese sentido, la valoración que hace LAB de la jornada de huelga es "muy positiva" ya que calcula tuvo un seguimiento del 95%.

Además del paro, los técnicos y las técnicas se movilizaron el sábado a favor de sus derechos. Al mediodía protagonizaron una concentración frente al departamento de Cultura del Gobierno de Navarra y por la tarde realizaron una "nutrida manifestación sonora y colorida" en las inmediaciones del Teatro Gayarre.

Siguiendo con las movilizaciones, este lunes se han vuelto a concentrar, esta vez frente al Parlamento de Navarra, para exigir la suspensión de las licitaciones mientras se regula el sector.

El pasado 10 de septiembre, desde el Parlamento se inició una ponencia con el objetivo de "acordar medidas para dignificar, estabilizar, intensificar y garantizar el futuro del conjunto de la actividad cultural de Navarra". Este lunes, 20 de diciembre, se celebraba la última sesión de la ponencia.

Para LAB es "evidente que la situación laboral de los y las trabajadoras de este sector necesita una regulación urgente que dignifique sus condiciones de trabajo y por eso lleva meses apoyando las movilizaciones de los y las trabajadoras que protestan por su inestabilidad laboral".

Esas movilizaciones se han intensificado los últimos días, con la publicación de la licitación de el teatro Gayarre, y en breve se tiene que publicar la de Baluarte.

"Todo esto ha evidenciado la precariedad del sector debido a la ausencia de un convenio colectivo. La falta de ese convenio les lleva a no tener calendario laboral; a saber a duras penas y con una semana de antelación el horario de trabajo; a no tener un día de descanso concreto semanal; las jornadas pueden ser largas, muy largas, de 12 ó 14 horas en el mismo día; los y las técnicas son las primeras en llegar y las últimas en salir", han manifestado.

Según LAB, la Administración (Gobierno de Navarra, ayuntamientos, patronatos y fundaciones...) es "la principal contratante de este sector" (alrededor del 90% del servicio que se realiza) por lo que su implicación "debe ser directa para conseguir unas condiciones laborales dignas que queden recogidas en un convenio colectivo".

Por este motivo, las reivindicaciones que los y las técnicas han trasladado al Parlamento de Navarra son claras: paralización de todas las licitaciones mientras se acuerda un convenio que regule las condiciones del sector, con la implicación directa de la Administración; que el personal a subrogar corresponda con el equipo mínimo del teatro y que su subrogación, además de contemplar sus condiciones laborales, respete y nunca aminore la jornada marcada en su contrato; y que se garanticen equipos mínimos en todos los espacios escénicos.

Por último, el sindicato LAB quiere mostrar su "absoluto rechazo" al planteamiento de la sesión parlamentaria de alargar hasta junio de 2022 la ponencia, ya que la situación laboral de los y las trabajadoras de este sector "necesita de una solución urgente".

"No es justo que siga pasando el tiempo, ya que la cultura se sigue desarrollando y la precariedad se extiende a sus anchas, por lo que exigimos rapidez y compromiso al Parlamento", han subrayado.