scorecardresearch

Geroa Bai pide al Gobierno posicionarse en ley de vivienda

Navarra Televisión
-

Aierdi cree que el proyecto de ley de vivienda aprobado hace una semana genera una "colisión de competencias" con Navarra.

José María Aierdi, consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos - Foto: ARCHIVO

El vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, José María Aierdi (Geroa Bai), ha afirmado este martes que el proyecto de ley de vivienda aprobado la semana pasada por el Consejo de Ministros genera una "colisión de competencias" con Navarra y ha afirmado que "es necesario exigir al Gobierno foral que nos posicionemos en este sentido".

Por ello, Aierdi ha señalado que va a plantear en el seno del Ejecutivo foral que los servicios jurídicos del Gobierno realicen un informe "detallado sobre las implicaciones de la ley del Estado" en relación con las competencias de Navarra.

Así lo ha afirmado el vicepresidente en una rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de Geroa Bai en Pamplona junto con el senador por Navarra, Koldo Martínez, también integrante de la coalición.

José María Aierdi ha asegurado que "es muy importante que el marco competencial se mantenga en los términos que tenemos porque beneficia a los ciudadanos de la Comunidad foral y es importante que el Gobierno realice este análisis porque esto también nos va a permitir acercarnos desde una posición de colaboración a las Administraciones y tratar de que, en el proceso que se abre al Congreso, la ley pueda modificarse adecuadamente".

El consejero ha abogado por abordar este proceso "desde el comienzo, no esperemos al resultado final", y ha señalado que, si no se produjeran modificaciones en la ley estatal, sería partidario de recurrir al Tribunal Constitucional.

José María Aierdi ha valorado "positivamente la filosofía y las líneas de trabajo que plantea el proyecto del Consejo de Ministros, porque se alinea en muchos aspectos con las políticas que venimos desarrollando en Navarra", pero ha afirmado que "nos preocupan algunas colisiones competenciales en el proyecto de ley".

Así, ha cuestionado diversos artículos y disposiciones que abordan asuntos que ya están regulados en Navarra relativos a la vivienda protegida, los desarrollos urbanísticos, o la política fiscal (en el ámbito de desgravaciones). El vicepresidente ha considerado que la ley estatal entra en competencias de Navarra en materia de vivienda, de ordenación del territorio y de fiscalidad.

En esta línea, el senador Koldo Martínez ha afirmado que "la regulación de la ley estatal, tal y como ha advertido el Consejo General del Poder Judicial, debe ser escrupulosamente respetuosa con las competencias en materia de vivienda que ya ejercemos en las Comunidades".

El senador ha señalado que la filosofía de la ley estatal "suena bien", pero "no descubre nada nuevo, de hecho, sigue el camino ya iniciado en Navarra". "Navarra ha sido y es pionera en actuaciones en materia de vivienda y lo va a seguir siendo con las medidas que pretendemos implantar con la nueva ley foral -pactada entre el departamento dirigido por Aierdi y PSN, Geroa Bai y Podemos-", ha asegurado.

Koldo Martínez ha subrayado que "el contenido de esta ley foral va más allá que el proyecto del Gobierno central en materias tan sensibles como la calificación indefinida de vivienda protegida, la reserva de suelos en nuevos desarrollos o el establecimiento del Índice de Sostenibilidad de Alquileres, un paso más dentro de un largo proceso de cambios normativos de marcado perfil progresista".

Frente a ello, ha señalado que en septiembre de 2018, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, anunció la elaboración de una ley de vivienda y ha señalado que "han pasado tres años y medio para que el Ejecutivo ponga encima de la mesa esta ley". Además, ha incidido en que algunos apartados de la norma se pondrán en marcha 18 meses después de su entrada en vigor, por lo que "este tema se va a alargar cinco años". "Para el Gobierno de España el tema de la vivienda no es prioritario porque si lo fuera no tardaría cinco años en dar una respuesta", ha asegurado.