scorecardresearch

El Barça remonta en inferioridad ante un combativo Osasuna

Gonzalo Velasco
-

1
Osasuna
2
F. C. Barcelona
Finalizado
David García adelantó a los rojillos en el 7'. Pero el Barça remontó en la segunda parte con sendos tantos de Pedri y Raphinha a pesar de jugar una hora con uno menos por expulsión de Lewandowski a la media hora. Los navarros son sextos.

El Barça remonta en inferioridad ante un Osasuna 'europeo' - Foto: LaLiga

El osasunismo estaba muy ilusionado en los prolegómenos del encuentro ante la posibilidad de dormir en tercera posición si se doblegaba al conjunto culé y, a la espera de los resultados de Atlético de Madrid y Betis, poder disfrutar del parón liguero por el Mundial de Catar en puesto de 'Champions League'. Los navarros querían acabar de la mejor forma un gran primer tramo liguero donde habían sumado 23 puntos en 13 partidos, más de la mitad de los que otorgan la teórica permanencia apenas cumplido el primer tercio del campeonato. Una dinámica que, tras ganar tres de los cuatro últimos partidos que acumulaban sin perder, querían prolongar ante el líder de la Primera división. Un F. C. Barcelona que, eliminado de la máxima competición continental, viró hacia la Liga como su tabla de salvación en la 'temporada de las palancas'.

Cuatro cambios con respecto al Celta

El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, introdujo varias novedades con respecto al once inicial que ganó en Balaídos apenas tres días antes. El técnico vizcaíno introdujo savia nueva en los laterales con Nacho Vidal y Juan Cruz en detrimento de Rubén Peña y Manu Sánchez. La principal novedad fue la inclusión de Rubén García por el flanco derecho; con lo que 'Chimy' Ávila ejerció de '9'. Arrasate también reforzó el centro del campo con Moncayola. Budimir y Barja fueron los damnificados. Aitor Fernández continuó bajo los palos a pesar de que Sergio Herrera retornó a la convocatoria.

El Barça remonta en inferioridad ante un combativo OsasunaEl Barça remonta en inferioridad ante un combativo Osasuna - Foto: LaLiga

En el Barcelona, por su parte, toda la atención la acaparaba Piqué. Tras despedirse como titular en el Camp Nou, el central catalán comenzó su último duelo como futbolista profesional en el banquillo. El técnico del conjunto blaugrana, Xavi Hernández, no se guardó nada en la recámara tras las elucubraciones en torno al rendimiento de los futbolistas internacionales que esperaban acudir al Mundial. El catalán se decantó por Ferrán, Dembelé y Lewandowski en ataque.

Osasuna salió a por todas

Las intenciones de los locales se vieron desde el inicio del partido. Tal y como se esperaba, los navarros salieron a presionar muy arriba para dificultar la salida de balón jugado desde atrás del Barcelona. Precisamente, una presión de Ávila a Ter Stegen permitió a Osasuna recuperar un balón en tres cuartos de campo que acabó en un disparo de Moncayola desde la frontal del área que rozó en un culé y se marchó a córner. El saque de esquina acabó siendo rematado por David García al fondo de la red para inaugurar el marcador. Los rojillos celebraron el gol mientras que su rival solicitó falta de Unai García en la acción. El árbitro, Gil Manzano, aguardó las apreciaciones desde el VAR. Éste no le indicó nada punible y el tanto acabó subiendo al marcador. Fue, de nuevo, una presión alta la que propició un robo de Aimar Oroz a Busquets, Moi Gómez asistió a Ávila quien, algo escorado, chutó al lateral de la red al cuarto de hora.

El Barcelona apenas inquietó el marco de Aitor Fernández. Su estrella Lewandowski acabó desesperado. El polaco vio una amarilla por agarrar a Nacho Vidal en el minuto 11. Algo que, posteriormente, sería muy relevante pues, tras un disparo del internacional que despejó Aitor con los guantes en el 25, acabaría siendo expulsado a la media hora. Lewandowski se desentendió de un balón largo y estuvo más pendiente de chocar con David García. El golpe fue fuerte y detectado por Gil Manzano quien no dudó en mostrar la segunda amonestación al jugador del Barcelona, equipo que se quedaba con un jugador menos a falta de una hora de encuentro por disputarse.

Aprovechando esta circunstancia, Osasuna buscó ahondar en la herida culé con un segundo gol. Torró disparó desde lejos y el balón se fue alto en el 40. Dos minutos después, Ferrán gozó de una buena oportunidad al rematar de cabeza en el segundo palo un córner. La inferioridad pareció despertar al líder. Dembelé recorrió buena parte de la frontal del área para encontrar ángulo de disparo pero David se interpuso en el disparo. Y justo después, un centro lateral de Alba fue empujado por Ferrán al fondo de la red. Sin embargo, el tanto estuvo bien anulado por fuera de juego. Osasuna alcanzó el descanso en una tercera posición virtual y jugando contra diez. Piqué saltó al terreno de juego a protestar al colegiado y acabó expulsado.

Mazazo tras la reanudación

La segunda parte no pudo empezar peor para los intereses rojillos. A pesar de jugar con uno menos, el Barcelona buscó el empate. Y lo logró a los tres minutos gracias a Pedri en una acción posterior a una falta que le costó a David García la amonestación. Algo que también vio Torró poco después y, en otra acción casi seguida, Xavi Hernández solicitó la segunda para el pivote alicantino; motivo por el cual el técnico de Terrassa vio, precisamente, la cartulina amarilla. Jagoba Arrasate reaccionó y retiró a Torró para dar entrada a Kike García. De esta forma, Ávila cayó a la banda y Moi Gómez ayudó a Moncayola en la medular. El argentino, con mucha confianza tras su buen primer tramo liguero, pudo marcar el segundo tanto rojillo pero Ter Stegen lo evitó en el minuto 69 de partido. Ambos protagonizaron una acción similar poco después con un chut del argentino desde fuera del área.

Xavi introdujo su primer cambio en el 71 dando entrada a Gavi por Christensen; retrasando la posición de De Jong al eje de la zaga; mientras que Arrasate dio entrada a Darko y Rubén Peña por Aimar Oroz y Rubén García.

El Barça quiso pero no pudo al ir notando el desgaste en inferioridad desde la media hora de encuentro. Al igual que Osasuna que, con Kike García, gozó de dos remates que pudieron cambiar el sino del partido pero el manchego no encontró portería en el 77' y 79'. Visto los problemas aéreos de los culés, Arrasate quemó las naves con Barja y Budimir en lugar de Aimar y Ávila. De esta forma, Osasuna tenía opciones de centros laterales con el extremo navarro y Rubén Peña para las finalizaciones del croata y Kike. Pero justo después, llegó el segundo golpe culé con un gol de cabeza de Raphinha, quien habría entrado minutos antes al terreno de juego, para remontar el choque a cinco minutos para el tiempo reglamentario y con el Barcelona con diez futbolistas.

Osasuna estuvo a punto de empatar con un remate de cabeza de Budimir en el 90. Y también con otra gran oportunidad tras un tiro de Moncayola que acabó dando en un compañero cuando parecía que el esférico iba a acabar en la red culé. Aún tuvo Osasuna un córner al que subio Aitor pero que no fue bien ejecutado. Así finalizó el choque en el que los navarros se quedaron con la miel en los labios. A falta de que se dispute el resto de la jornada, Osasuna afronta el parón en sexta posición con 23 puntos tras perder después de cuatro partidos en los que sumó diez de los doce puntos en juego.