scorecardresearch

Koldo Martínez: "No quiero un reñidero en Pamplona"

Navarra Televisión
-

Agradecido por la confianza, el candidato al Ayuntamiento de Pamplona defiende que la "alternativa a la derecha" pasa por Geroa Bai y critica que "el PSN sigue excesivamente atado a su historia de flirteo con la derecha".

Koldo Martínez: "No quiero un reñidero en Pamplona" - Foto: Villar López

El candidato a la Alcaldía de Pamplona, Koldo Martínez, se ha mostrado "feliz, dichoso y agradecido por la confianza que estáis depositando en mi" porque "sólo con confianza es como podremos, con ilusión, humildad y ambición, hacer una Iruña mejor".

Se ha comprometido ante los asistentes y la ciudadanía de Pamplona a ser un "alcalde bueno". En este sentido, ha rechazado "la perversa polarización que lo corrompe todo" y ha reivindicado "la paz y la palabra. No quiero para nada un reñidero en Iruña". "Estamos elaborando un proyecto de ciudad integrado en un programa de comarca, Un programa para la metrópoli foral, para Iruña y su Comarca", ha subrayado.

En su intervención ha expresado su reconocimiento a quienes a lo largo de los años han liderado el Ayuntamiento de Pamplona, a aquellos alcaldes y concejales que "consiguieron burlar las trabas del franquismo" entre ellos Javier Erice, "buen alcalde y buen médico" y, en especial, a Tomás Caballero, "asesinado vilmente por ETA". También ha recordado a Julián Balduz "artífice de la modernización de Pamplona" y que llegó a ser alcalde, siendo tercera fuerza, "porque le apoyó Herri Batasuna y el PNV". Y ha criticado que el "PSN sólo se une con el resto de fuerzas progresista si es para mandar ellos".

Un reconocimiento que ha hecho extensible a todos los alcaldes de Pamplona, entre ellos Enrique Maya, por su "entrega a la ciudad" aún estando "en total oposición a la forma de gobierno que han desarrollado". Ha recordado, también, que en 2015 "aupamos a la alcaldía a Joseba Asiron", de quien "sufrimos algunas deslealtades". "Podemos compartir acuerdos en muchas áreas pero tenemos un modelo diferente de Iruña", ha remarcado.

El candidato ha defendido que la "alternativa a la derecha" en Pamplona pasa por Geroa Bai, porque donde la coalición está fuerte "se nota en la forma de gobernar y se gestiona mejor, se hace gestión transformadora y no manda el sectarismo". Ha asegurado que "Pamplona es mucho más progresista que lo que la derecha piensa y mucho más vasquista de lo que al PSN le gustaría". A pesar de ello, "en Iruña gobierna la derecha porque Geroa Bai no consiguió el resultado necesario en las elecciones, porque a pesar del cambio iniciado en 2015, el PSN sigue excesivamente atado a su historia de flirteo con la derecha". Y ha criticado que para el PSN el Ayuntamiento es "un instrumento para otros fines" a menos que la coalición tenga "una excelente representación municipal".

Al respecto, ha recordado el bochornoso espectáculo en la votación de la reforma laboral", con un acuerdo entre el PSOE y UPN, y "el escalofrío de que volvía el corralito foral y la Navarra de los quesito". El Ayuntamiento "ha sido moneda de cambio de una estrategia de Moncloa y Ferraz y "lo seguirá siendo si Geroa Bai no está fuerte en el Ayuntamiento de Iruña", ha insistido.

Así, ha resaltado que "ante quienes piensan que sólo ellos están legitimados para gobernar" y "se proclaman como la única izquierda", en Geroa Bai "afirmamos que hay otra forma de hacer política y ciudad, con coherencia entre lo que pensamos y decimos, con integridad". "Ante quienes defienden tomar decisiones desde los extremos, en Geroa Bai impulsamos la gestión ética que nos lleva a tomar decisiones que buscan hacer realidad el máximo número posible de valores del máximo número de personas de nuestra sociedad", ha expresado.

Martínez ha destacado que hay "candidatos que están repartiendo la piel del oso antes de cazarlo" y "parece ser una gran preocupación saber si esas personas van a seguir o no en el ayuntamiento". En este sentido, ha anunciado que compatibilizará su cargo como senador autonómico hasta que el Parlamento foral nombre al siguiente. "Pase lo que pase el día 28 yo sí voy a seguir cuatro años en el Ayuntamiento", ha remarcado.