Felipe VI anima en Barcelona a afrontar la crisis "juntos"

Agencias
-

El Rey vuelve a la Ciudad Condal para los premios New Economy Week y aprovecha su intervención para trasladar su apuesta por una "imagen de unidad" en el marco internacional para propiciar "un entorno estable y beneficioso"

Felipe VI ha animado este viernes a afrontar "juntos" la recuperación económica para propiciar "un entorno estable y beneficioso" para las empresas y trasladar "una imagen de unidad" en el plano internacional acorde a la reputación que tiene España.

El Rey ha transmitido este mensaje de unión durante la entrega de los premios de la Barcelona New Economy Week, celebrada en la Estación de Francia de la capital catalana junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el fin de ayudar a reactivar la economía con proyectos innovadores.

"Tenemos la oportunidad de hacer mejor las cosas. Y de hacerlas juntos", ha afirmado el monarca en su discurso, pronunciado en catalán y en castellano.

Felipe VI anima a afrontar la crisis Felipe VI anima a afrontar la crisis "juntos" - Foto: ALBERT GEA

El Rey ha destacado que España se ha labrado "merecidamente" una imagen internacional asociada a la competitividad y a la excelencia productiva, por lo que ha hecho un llamamiento a "trabajar juntos por mantenerla y por aumentarla donde sea necesario".

"Demostremos una imagen de unidad que proporcione un entorno estable y beneficioso para las empresas, generando así mayor riqueza y empleo", ha demandado Don Felipe.

A su juicio, una imagen internacional positiva contribuye "siempre de forma significativa a la economía en términos de inversión, de empleo y de fortalecimiento del tejido local e impulso a la innovación".

Ni el presidente sustituto de la Generalitat, Pere Aragonés, ni ningún otro miembro del Govern participan en el acto al reprochar al rey que "no es bienvenido" a Cataluña y que debe pedir disculpas por su discurso del 3 de octubre de 2017 tras el referéndum ilegal.

Al plante se ha sumado la alcaldesa Ada Colau, presidenta del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), quien ha justificado su ausencia en que Felipe VI debe dar explicaciones sobre la fortuna de su padre, Juan Carlos I, y su marcha a Emiratos Árabes Unidos.

En un contexto marcado por la pandemia y la profunda crisis sanitaria, económica y social, Felipe VI ha admitido que se está ante "un tiempo inédito" donde "las dificultades son de enorme envergadura".

No obstante, ha asegurado que a pesar de la incertidumbre, de "las dificultades, surgen siempre nuevas oportunidades" y que para sacarles partido "no basta la esperanza o la espera, hay que estar preparados, hay que buscarlas y hay que saber aprovecharlas".

Felipe VI ha tenido palabras de elogio para Barcelona, de la que ha remarcado que es una ciudad que siempre se ha caracterizado por su "carácter cosmopolita y moderno" y ser un referente de innovación.

Se trata de la primera visita del Rey a Barcelona este año, marcada por la polémica que se generó hace dos semanas al no asistir al acto de entrega de los despachos a los nuevos jueces por considerar el Gobierno que no era oportuna su presencia en Cataluña.

Al acto han asistido Teresa Cunillera, delegada del Gobierno en Cataluña; Pere Navarro, delegado especial del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), la entidad pública que organiza el acto, y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, el socialista Jaume Collboni.