scorecardresearch

El paso adelante de Torres y Areso

Navarra Televisión
-

Dos jugadores que esta temporada contarán con una amplia competencia y que en el partido ante el Feyenoord ofrecieron una destacada actuación.

El paso adelante de Torres y Areso - Foto: MIKEL SAIZ

Osasuna cerró su gira holandesa con una victoria ante el Feyenoord en la que sobresalieron Roberto Torres y Jesús Areso, dos futbolistas que este año contarán con una feroz competencia en caso de continuar a las órdenes de Jagoba Arrasate.

Sentirse realizado es sentirse satisfecho por haber conseguido aquello a lo que se aspiraba. Algo así debieron sentir el capitán y joven jugador con la buena imagen que dejaron tanto ellos como el equipo tras tumbar al subcampeón de la Liga Europa de Conferencia, tercera competición continental.

El capitán rojillo fue titular en el costado derecho con su paisano navarro como escudero en la zona trasera. El de Arre ejerció de capitán con el brazalete azul y rojo durante los 75 minutos que estuvo sobre el verde del Stadion Feijenoord.

Estuvo fresco a la hora de mover el esférico y solidario tanto en las ayudas como en la presión. El balón parado fue suyo y ahí vio la puerta para volver a sonreír.

Corría el minuto 30 de juego. Osasuna dominaba a su rival y este se vio obligado a parar el juego a 35 metros de la meta contraria. Torres posó la pelota, sus compañeros se fueron a rematar el esperado centro y el número 10 realizó un gesto con la cabeza para confundir a los jugadores del conjunto neerlandés. No hubo centro, sino un disparo directo que pegó en el palo y que descolocó a todos menos al propio lanzador.

Sus compañeros corrieron a abrazarle conscientes de la importancia del jugador dentro del vestuario y de los rumores de salida que surgieron hace unos días y que parecen haberse congelado, de momento. La calidad la tiene y el compromiso por intentar regresar a su mejor nivel, también.

Por su parte, Areso disputó los 90 minutos tras no tener protagonismo frente al Groningen. El potro de Cascante fue un puñal por la derecha, otorgando al equipo amplitud y constantes desmarques con un cuidado trato de balón.

Arrasate vio las evoluciones de su pupilo, quien este año tendrá que luchar de nuevo con Nacho Vidal por un puesto, así como con el nuevo fichaje, Rubén Peña.

Avisó con una gran cabalgada durante la primera parte tras pase de Torres. El lateral puso un certero centro raso que Kike García no fue capaz de aprovechar. Fue entonces cuando el '12' dejó claras sus intenciones de aumentar considerablemente su kilometraje defendiendo y atacando la espalda rival.

El Feyenoord empató en el 87 y el choque parecía visto para sentencia. Aimar Oroz, otro de los destacados, puso un gran pase en el 92 para que Areso, con una batería inagotable, corriese la banda hasta línea de fondo por última vez para poner el gol en bandeja a un Kike Barja que apareció solo en el segundo palo. La jugada fue trenzada por tres canteranos, algo muy celebrado por todo el equipo.

La hinchada rojilla seguro se alegró del partido de ambos y espera que Arrasate dé más oportunidades a dos piezas que, a priori, no cuentan con la vitola de titulares, pero que ayer mostraron sus credenciales para poder serlo.

Osasuna recuperó ayer sensaciones a 12 días del inicio liguero tras una pretemporada de altibajos en la que acumulan tres victorias, un empate y una derrota antes de encarar las dos últimas citas que tendrán lugar este viernes en Tajonar contra el Burgos y en Miranda frente al Mirandés.