scorecardresearch

Salud ha atendido ya a más de mil desplazados de Ucrania

Navarra Televisión
-

El sistema sanitario navarro ha dado cobertura médica desde el pasado mes de febrero cuando empezó la invasión de Ucrania a un total de 1.017 personas desplazadas a la Comunidad foral.

Salud ha atendido ya a más de mil desplazados de Ucrania

El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha facilitado la cobertura sanitaria, desde finales del pasado mes de febrero y hasta el momento, a más de un millar de personas, 1.017 en total, desplazadas por la guerra de Ucrania. Estas atenciones se han prestado dentro del plan de acogida interdepartamental organizado por el Gobierno de Navarra y en coordinación con el Ministerio de Sanidad, en el marco de una estrategia europea.

La gran mayoría de estas personas han recibido la correspondiente cobertura sanitaria en la red de centros de salud de Atención Primaria -apoyados en algunos casos por el Servicio de Urgencias Extrahospitalarias (SUE)-, y la red hospitalaria. En esta última, se ha registrado más de medio centenar de atenciones, 63 concretamente, por diferentes causas (urgencias, oncología, partos), aunque la mayoría no han requerido de ingresos largos o han sido ya dadas de alta, según ha explicado el Gobierno foral en una nota de prensa.

El Departamento de Salud, a través de una doble línea de coordinación con el Ministerio de Sanidad -a nivel interautonómico- y, a nivel foral, con el resto de departamentos del Gobierno de Navarra (especialmente con la oficina creada por la Dirección General de Politicas Migratorias, que además de centralizar información y distribuir necesidades sectoriales en contacto con delegación del Gobierno y las entidades locales), ha articulado los protocolos, medidas, reservas de capacidades e instrucciones necesarias para garantizar la atención sanitaria, tanto urgente como más sostenida en el tiempo, a aquellas personas que llegan de Ucrania en condición de refugiadas.

Aunque están previstos dispositivos especiales (SUE) para el caso de que la llegada de estas personas sea de unas dimensiones o cadencia elevadas, salvo en tres intervenciones realizadas en Alsasua, Corella y en la comarca de Pamplona (Forem, en Mutilva), se procede a garantizar este derecho a través de la red de centros de salud de Atención Primaria de forma ordinaria. La gran mayoría de estas personas llegan acompañadas de familiares (con capacidad de expresarse en castellano) que ya residen aquí o personas navarras que les acompañan en la tramitación de documentación, tanto general como sanitaria.

En la elaboración e implementación de esta estrategia de acogida sanitaria han participado tanto el SNS-O -cuya red de centros tienen un sistema de teletraducción- como el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), así como diferentes servicios de la Dirección General de Salud.

En la parte hospitalaria, los tres hospitales de la red pública (el Reina Sofia de Tudela, el García Orcoyen de Estella y Hospital Universitario de Navarra de Pamplona) realizaron en su momento una reserva de camas a petición del Ministerio para posibles necesidades de ingresos. En total, Navarra puso a disposición de las autoridades estatales, y éstas de las europeas, un total de 52 camas (39 de personas adultas y 13 pediátricas). Desde otro punto de vista, 46 son de planta y 6 de UCI (4 de adultos y 2 pediátricas).

Desde el inicio de la crisis humanitaria ha habido más de medio centenar de personas, 63, atendidas por diferentes motivos, pero con un índice de ingresos bajo. Por centros el HUN es el que ha registrado más atenciones y hospitalizaciones hasta el momento, 50. La gran mayoría de estas personas que han precisado de una atención hospitalaria (33 adultos y 30 menores) ya han sido dados de alta.

Colaboración con el Ministerio, Europa y entidades sociales

El Gobierno foral ha explicado que el sistema está funcionando de forma adecuada tanto en la parte asistencial como en la legal para garantizar la atención sanitaria en esta situación excepcional, con procedimientos amparados por la Unión Europea y en coordinación con el Ministerio, con objeto de articular un procedimiento común para asegurar el acceso a la asistencia sanitaria.

Presentando el resguardo acreditativo de la solicitud de la condición de 'solicitante de protección temporal' o la resolución de concesión de la misma, junto con el documento de identidad, se produce el alta en la base de datos sanitaria, con la consiguiente asignación de profesionales sanitarios, en el lugar de residencia provisional de estas personas refugiadas.

Hasta el momento se ha atendido a 1.017 personas refugiadas, repartidas por 68 localidades distintas. La mayoría se encuentran en Pamplona y su comarca (527), aunque destacan también las 141 personas registradas en la Ribera (81 en Corella y 23 en Tudela Este).

En Corella hay un punto de acogida al igual que en Alsasua, localidad esta última en la que se ha recibido a 86 personas refugiadas. En este sentido, la colaboración con entidades locales (FNMC y ayuntamientos) y sociales está siendo también fructífera para lograr un proceso de acogida ordenado.