scorecardresearch

Cae la propuesta fiscal de NA+ alternativa a la del Gobierno

-

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves la enmienda de totalidad presentada por Navarra Suma al proyecto de medidas fiscales enviado por el Gobierno a la Cámara con el acuerdo de EH Bildu.

Navarra Suma proponía en su enmienda un texto alternativo con medidas fiscales como la deflactación de la tarifa del IRPF hasta rentas de 50.000 euros, una deducción adicional por alza de precios, y nuevas deducciones tanto para cuidado de hijos, como para familias numerosas y monoparentales, como para el fomento de la natalidad y el trabajo. Asimismo, planteaba reducir tipos del ahorro, mejorar deducciones en vivienda y recuperar la reducción del 40% del rendimiento de alquiler. La enmienda de Navarra Suma ha sido rechazada con el voto en contra de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz, ha criticado que la presentación de enmiendas a la totalidad por parte de Navarra Suma "se ha convertido en una práctica habitual" y frente a ello ha defendido que el proyecto del Gobierno "ha sido largamente dialogado entre quienes han querido participar en su confección, y también con los sectores de interés que han tenido iniciativas que aportar".

"Es un proyecto necesario sobre todo en la realidad que vivimos" ha dicho Saiz, para señalar que se busca "garantizar una Navarra más justa y cohesionada, que apueste por servicios públicos de calidad y que apoye la innovación y el emprendimiento". La consejera ha explicado que la aplicación de este proyecto supondrá "200 millones de euros en el bolsillo de la ciudadanía", lo que a su juicio demuestra "la capacidad del Gobierno para actuar cuando ha sido necesario".

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, charla con la responsable del área económica, María Jesús Valdemoros y la parlamentaria, Yolanda IbáñezEl portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, charla con la responsable del área económica, María Jesús Valdemoros y la parlamentaria, Yolanda Ibáñez

La parlamentaria de Navarra Suma María Jesús Valdemoros ha afirmado que el Gobierno foral y su presidenta llevan "cuatro años supeditados a un socio primer, a un miembro oficioso VIP, la formación política EH Bildu", a la que "han dado todo lo que han querido y ellos les han comido todo el terreno".

Valdemoros ha asegurado que el Gobierno "es débil porque ha cedido a sus principios" y ha señalado que "durante cuatro años ha traído proyectos con medidas fiscales que no recogen sus anhelos, aquello que ustedes -el PSN- reclamaban en tiempos en los que eran oposición al Gobierno de Barkos, cuando se revolvían ante las reformas fiscales aprobadas en 2015 y 2017 y que llevaron a Navarra a ser una de las regiones con mayor presión fiscal". Valdemoros ha señalado que Chivite rechazó aquellas reformas, "pero llegó a la Presidencia y claudicó, no ha revertido lo que dijo que iba a revertir, porque no ha querido hacerlo con nosotros". "En vez de revertir las medidas, ha revertido su mensaje. Deja una Navarra de peor competitividad económica, fiscal y social", ha dicho.

MEDIDAS EN IRPF, PATRIMONIO Y SOCIEDADES

El proyecto de ley del Gobierno, que sigue ahora su trámite parlamentario antes de la aprobación definitiva, recoge una batería de medidas englobadas en diferentes impuestos. En materia de IRPF, se recoge el aumento del gravamen en rentas de capital superiores a 200.000 euros, que tiene como objetivo "reducir la brecha" de tributación entre las rentas de trabajo y las de capital. Hacienda ha estimado que esta medida afectaría a 240 personas en Navarra y supondrá casi 2 millones de euros.

Además, se aumenta el mínimo de tributación para rentas de trabajo, lo que se traducirá en el incremento del umbral de obligación de declarar por rentas de trabajo de 12.600 a 14.500 de euros y del que se verán beneficiadas 15.400 personas. La medida supone un coste de más de 2 millones. También enmarcado en el impuesto del IRPF, se han incluido medidas fiscales para el fomento del emprendimiento y atracción del talento.

En cuanto al Impuesto de Patrimonio, se incorpora una subida temporal, aplicable durante 2 años, para patrimonios netos superiores a 3 millones de euros. Se estima que puede haber unos 400 contribuyentes que se vean afectadas por esta medida con un impacto potencial de aproximadamente 5 millones de euros.

Además, entre las medidas para favorecer el emprendimiento enmarcadas en el Impuesto de Patrimonio, se ha recogido la exención de las acciones en entidades emprendedoras o la exención de la patrimonialidad sobrevenida (por tesorería transitoria).

En torno al Impuesto de Sociedades, el proyecto de ley recoge la elevación del umbral para ser considerada pequeña empresa. De este modo se eleva de 10 millones a 20 millones el umbral del importe neto de la cifra de negocios para que una entidad pueda ser considera pequeña empresa a efectos del Impuesto de Sociedades. El cálculo de Hacienda es que esta iniciativa beneficiaría a unas 350 empresas.

RECHAZO DEL RESTO DE GRUPOS A LA ENMIENDA

La parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha afirmado que "el único argumento de Navarra Suma es Bildu, Bildu y Bildu" y ha criticado que "si algo ha hecho Navarra Suma todos estos años ha sido crispar, y cuando se crispa tanto, es lo único que se sabe hacer si se carece de proyecto político". Frente a ello, ha defendido que el proyecto de medidas fiscales "es bueno para Navarra, es bueno para la inmensa mayoría social de Navarra y es bueno para las empresas". "Utilizamos las fiscalidad como la gran herramienta para luchar contra la desigualad. Aporta más quien más tiene y se ayuda más a quien más lo necesita", ha sostenido.

Por parte de Geroa Bai, Mikel Asiain se ha preguntado "cuántos millones menos de ingresos y cuántos millones más de gasto suponen las medidas que plantea Navarra Suma" y ha defendido la política fiscal puesta en marcha con el Gobierno de Uxue Barkos. "Está claro que hay dos modelos fiscales contrapuestos, el de la derecha, basado en una propuesta generalizada de bajada de tipos de gravámenes, que inciden en unos menores ingresos, y el modelo iniciado con el cambio tranquilo en 2015, que sigue teniendo continuidad hoy, y con el que continuaremos impulsando políticas de izquierda realistas y adecuada a la realidad social de cada momento", ha afirmado.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha señalado que, con su proyecto alternativo, Navarra Suma "ha tenido un objetivo, no sé si consciente o inconsciente, que es reducir la recaudación de forma importante" y ha estimado que la aplicación de las medidas de NA+ supondría una menor recaudación de unos 400 millones de euros. "En sus objetivos está claro beneficiar a las rentas de capital", ha considerado, para señalar que Navarra Suma "siempre tiene el mismo objetivo en materia fiscal, beneficiar a determinadas rentas frente a otras".

Siguiendo el planteamiento de EH Bildu, el portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha afirmado que la alternativa de NA+ supondría "400 millones menos en los Presupuestos". "La realidad de su propuesta es difícil de sostener, porque de algo de lo que no hablan siempre que recurren a la propuesta de bajada de impuestos generalizada es de servicios públicos. Sabiendo que hay que multiplicar por tres los gastos de electricidad de la Administración, que hay que financiar el incremento de la nómina de los trabajadores, el incremento del coste en los contratos públicos, a mi no me salen las cuentas, lo que están planteando es recortar", ha señalado.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha compartido "parte del análisis de Navarra Suma en su lectura de la coyuntura económica y social que atraviesan Navarra, el Estado y en general toda Europa", pero ha señalado que con algunas de sus propuestas, Navarra Suma "enseña la patita tratando de beneficiar a rentas altas". "Además de la justicia social y la justicia fiscal, hay que abordar la necesidad de solidaridad de quienes más tenemos o quienes más fácil lo tenemos con quienes los tienen muchísimo peor", ha planteado.