Falete: "Yo nunca me he sentido discriminado"

Navarra Televisión
-

El artista llega el 25 de agosto a Navarra de la mano del festival 'Flamenco On Fire' para presentar su trabajo 'Prefiero ser así'.

Falete llega este miércoles al 'Flamenco On Fire' para presentar su último trabajo de una larga trayectoria en la que ha podido reunir un equipo le permite salir con total tranquilidad al escenario, y es que a su parecer “más del 50 % de un artista es el personal que le rodea”.

Lo señala en una entrevista con Efe antes de actuar en el teatro Gaztambide de Tudela, una de las paradas que componen la gira en la que está mostrando un disco en el que lleva al flamenco temas de artistas como Raphael o Nino Bravo.

Falete en una presentaciónFalete en una presentación - Foto: Flamenco On Fire

¿Cómo está acogiendo el público esta gira? Porque el disco salió justo antes de la cuarentena y no pudo promocionarlo.

Sí, estrené en Valladolid y ahí se quedó, pero la verdad es que la aceptación es muy buena. También el artista cuando ya tiene un bagaje juega con esa ventaja, aunque es mucha responsabilidad porque te exiges más también sabes que tienes tu público y eso da una cierta garantía.

¿Qué importancia le da al vestuario en sus espectáculos?

El 100% pero no solo a mi vestuario o la puesta en escena, soy muy exigente. Cinco horas antes ya estoy allí, reviso luces, que el escenario esté impoluto, que el suelo esté limpio, reviso los zapatos de los músicos y el vestuario... En realidad soy muy pesado, pero luego el resultado es bonito y lo disfrutamos todo el mundo, sobre todo el público, que es quien paga la entrada y te da de comer.

¿Siempre cuenta con el mismo equipo para diseñar su vestuario?

Sí, hace ya bastante tiempo que trabajo con el mismo equipo de maquillaje, vestuario y demás y tengo plena confianza en ellos. Hay ropas que ni me las pruebo. José Manuel Pérez me prepara 3 ó 4 trajes a su gusto y yo únicamente los veo terminados. Yo creo que más del 50% de un artista es el personal que te rodea.

Entiendo que es un lujo poder confiar tanto en ellos.

Efectivamente, y a todos los niveles, tanto artístico como personal. Cuando tienes la suerte de crear un equipo así, lo laboral pasa a un segundo plano porque todo el mundo sabe cuál es su misión. Eso te permite salir al escenario con esa tranquilidad de saber que todo está como te gusta.

¿Se reconoce el trabajo que hay detrás de una hora de espectáculo?

A mí afortunadamente siempre me lo han reconocido. Ha habido lugares donde otros compañeros me han dicho que el público es más frío. Por ejemplo, la primera vez que fui a Valladolid hubo una compañera que me dijo que eran muy buen público pero difícil de calentar y fue todo lo contrario. Aparte, quien paga una entrada no creo que sea para no disfrutarlo.

Quizás esto pueda ser más complicado en conciertos gratuitos como los de las fiestas patronales

Eso ya es otro cantar. El otro día con un alcalde hablaba de que somos muy culpables de acostumbrar a la gente a que en las fiestas patronales les demos los espectáculos gratis, la cultura la tenemos que mantener entre todos. Hablo a todos los niveles, no solo música, yo voy a un museo y tengo que pagar mi entrada porque quiero mantener eso.

¿Por qué optó por un disco de versiones?

Es algo que llevaba tiempo queriendo hacer, algo que se asemejase mucho a mi primer trabajo y donde la producción fuese muy sencilla. Me apetecía mucho volver a los orígenes, a mí me gusta mucho mirar hacia atrás para ver lo que te has dejado, lo que puedes recuperar, lo que has hecho mal. Es una lección de vida que está ahí y es gratuita.

 

Versiona además algunos temas que poco o nada tienen que ver con el flamenco, ¿ha sido complicada esta transformación?

No, porque a mi los años en la profesión me han enseñado que todo lo que haces de corazón no es ningún sobreesfuerzo. Muchas veces cuando una compañía discográfica te impone algo en lo que no estás de acuerdo, eso sí se te hace más cuesta arriba, pero afortunadamente como en mi hambre mando yo, hago lo que quiero.

¿Se ha sentido discriminado en su juventud por ser como es?

Yo no he sentido nunca discriminación. Quizás tiene mucho que ver con la personalidad o la seguridad que tú proyectes. La clave está en la naturalidad y en hacerlo con el corazón, cuando lo haces así, ante la evidencia o te rindes o te vas. Yo no me voy a quitar porque el camino es el mío, no tuyo.