scorecardresearch

El Parlamento rechaza posicionarse contra las macrogranjas

Navarra Televisión
-

Podemos e Izquierda-Ezkerra han presentado una moción que instaba al Gobierno de Navarra a impedir en la Comunidad foral la implantación de macrogranjas, pero el pleno ha votado en contra.

El Parlamento rechaza posicionarse contra las macrogranjas

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves una moción presentada conjuntamente por Podemos e Izquierda-Ezkerra para instar al Gobierno foral a que impida la instalación en Navarra de macroexplotaciones agroganaderas que "responden a un modelo de concentración y de producción agroindustrial incompatible con la conservación del medio ambiente y el desarrollo rural". Ha votado en contra de esta propuesta Navarra Suma, mientras que el PSN se ha abstenido y el resto se han posicionado a favor.

En un segundo punto, la moción instaba al Gobierno de Navarra a que "estudie las posibilidades existentes para el cese de la actividad de la macrogranja de Caparroso mientras esta mantenga el número actual de reses, y actúe en consecuencia". Han votado en contra Navarra Suma, PSN y Geroa Bai, y el resto lo han hecho a favor, por lo que tampoco ha prosperado esta petición.

La iniciativa constaba de otros cinco apartados que sí han salido adelante. En uno de ellos, se pide al Gobierno foral que promueva y proteja "las explotaciones de ganadería extensiva, social y familiar, apostando de forma clara por la agricultura tradicional y la ganadería extensiva del vacuno, ovino, caprino y porcino, respetuosa con el medio ambiente y que ha demostrado su sostenibilidad y calidad". Este punto ha prosperado por unanimidad.

En el cuarto apartado, con el apoyo de todos los grupos, salvo NA+, que ha votado en contra, el Parlamento de Navarra insta a los Gobierno de España y de Navarra a "desarrollar marcos normativos que protejan a los ganaderos y ganaderas frente a las empresas integradoras que permitan verificar de forma continua los requisitos legales y el cumplimiento de las normas de calidad relativas a los productos de consumo que se generan, a las condiciones de los trabajadores y al bienestar animal".

Además, con la abstención de NA+ y el apoyo del resto de grupos, el Parlamento de Navarra insta al Gobierno foral a trabajar "por mantener la competitividad de los sectores lácteo y cárnico de nuestra Comunidad, así como del resto de los sectores ganaderos, rechazando macroproyectos que puedan proponerse para otros sectores o zonas de nuestra Comunidad que afecten a la competitividad".

Por unanimidad, el Legislativo pide al Gobierno foral que "arbitre todas las medidas en marcha necesarias para que la recientemente aprobada ley de Cadena Alimentaria, que garantiza precios justos a los ganaderos, sea una herramienta útil y eficaz que permita acabar con los abusos".

Finalmente, también por unanimidad, el Parlamento de Navarra insta al Gobierno foral a que "ponga en marcha ayudas directas financieras al sector agroganadero para afrontar la subida excesiva de los precios de los costes de producción".

La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha afirmado que la moción defiende "un modelo para las explotaciones ganaderas que sea sostenible, un modelo de ganadería extensiva, un modelo de pequeñas y medianas instalaciones, pero no porque sí, sino porque medioambientalmente contamina menos". "El modelo de macrogranjas va en contra de todos los criterios que se han establecido en las estrategias europeas contra el cambio climático", ha subrayado.

El parlamentario de Navarra Suma Miguel ha asegurado que este es un sector del que "todo el mundo opina sin tener ni idea" y ha criticado que Podemos e I-E "presentan una moción que viene del ámbito nacional para enredar la situación". "Necesitamos alimentos de calidad, cantidad y a un precio asequible, pero el debate es cómo, donde y quién debe pagarlos. Las cosas de comer requieren debates con mesura, sosegados y rigurosos. La ganadería no influye mas que un 7% en las emisiones de gases de efecto invernadero y de CO2. Tienen que dejar de criminalizar al sector que da de comer a la población. Queremos denunciar la manipulación política de Podemos y del ministro Alberto Garzón respecto a la ganadería", ha afirmado.

Por parte del PSN, Javier Lecumberri ha señalado que éste es un debate "muy manipulado en el que nos intentan llevar a los extremos, en el que hay que elegir entre un modelo u otro, un debate bastante simplista". Lecumberri ha apuntado que "la ganadería industrial tiene una serie de problemas en cuanto a residuos, purines, tratamientos de los mismos, acopio de alimentación, agua, y recursos en general, infraestructuras, o enfermedades, pero precisamente por esos problemas esta actividad viene unida a una autorización ambiental integrada que exige un plan de acción que limite las partes más negativas de la gestión". Tras ello, ha considerado que es "injusto demonizar" esta actividad.

El parlamentario de Geroa Bai Pablo Azcona ha afirmado que "Navarra es territorio de fomento de ganadería sostenible, generadora de economía, respetuosa con las normas de medio ambiente, sanidad animal y seguridad alimentaria, y que colabora en el equilibrio territorial de Navarra". "Navarra se ha posicionado desde 2018 en contra de un modelo -el de las macrogranjas- que por su impacto social, económico y medioambiental no queremos fomentar", ha añadido.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha centrado su intervención en la macrogranja de Caparroso, para afirmar que "está incumpliendo muchas de las autorizaciones y normativa que existe" y ha criticado "el abuso de la situación económica" de este tipo de instalaciones para "intentar amedrentar y callar a los colectivos" que denuncian estos incumplimientos.

La parlamentaria de Podemos Ainhoa Aznárez ha asegurado que "el debate está en elegir dos modelos contrapuestos, por un lado las pequeñas ganaderías que aprovechan los recurso marginales del entorno, que nos ayudan a mantener el paisaje, la vegetación, que están arraigadas en nuestros pueblos, y por otro lado las macrogranjas que encierran a sus animales en espacios raquíticos para potenciar el engorde y conseguir más litros de carne en menos tiempo y más litros de leche en menos tiempo, y que producen toneladas y toneladas de desechos de muy difícil gestión".