Trump y Biden se enfrentan por la política migratoria

Agencias
-

Mientras el candidato republicano mantiene que lo mejor para el país son las deportaciones rápidas, el demócrata promete paralizar el muro y mejorar la protección de los 'soñadores'

Trump y Biden se enfrentan por la política migratoria - Foto: Joebeth Terriquez

La pandemia del coronavirus, la política migratoria, la seguridad y el racismo son algunos de los temas de debate decisivos entre los dos candidatos que optan a la Casa Blanca el próximo 3 de noviembre, el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden.
Precisamente es la migración la que ha adquirido un carácter simbólico de cara a las elecciones presidenciales en Estados Unidos. El endurecimiento de las políticas migratorias impuesto por la Administración Trump ha supuesto una «vergüenza moral» para el país, según su rival demócrata, que es consciente, sin embargo, de que estas políticas contra la migración ilegal fueron facilitadas precisamente por el hombre al que sirvió como vicepresidente, Barack Obama. Mientras, el candidato republicano volvió a arremeter en la campaña contra los indocumentados y exigió mano dura para hacer cumplir la ley y deportar de manera expedita a los sin papeles. 
«Donald Trump no ha hecho sino abusar de la máquina que construyó Obama», explica la abogada especializada en migración Amy Maldonado, a la cadena CBS. Las cifras hablan por sí solas. El presidente ha deportado a casi 750.000 personas desde que llegó al poder hace cuatro años. Pero, a mediados del mandato de Obama, más de 400.000 fueron deportadas en un solo año. «Barack Obama sigue siendo el deportador en jefe y dudo mucho que Trump pueda igualarle aunque gane las elecciones, porque no es tan competente», añade Maldonado.
Biden, por lo tanto, se enfrenta a un problema que no se limita estrictamente a su rival en las urnas. «Biden debe deshacer el daño creado», indica el integrante de la plataforma política sobre migración creada por el exvicepresidente estadounidense Javier Valdés. «Cuando digo daño no me refiero solo al que ha ocurrido durante la era Trump. Estamos ante un problema histórico», señala.
La respuesta del candidato demócrata todavía está por definir y no ha confirmado si aplicará algunas de las propuestas más inmediatas, como la declaración de una moratoria de 100 días sobre las deportaciones si llega a la Casa Blanca.
Nada representa mejor la política migratoria de Trump que el muro de separación con México, una barrera que la Administración republicana ha reforzado, más que ampliado. Biden, por su parte, tampoco se ha mostrado especialmente predispuesto a derribar los nuevos segmentos del muro de separación levantados por Trump y, en su lugar, ha ofrecido paralizar el proyecto. Aunque aseguró que mejorará las protecciones para los soñadores (los migrantes ilegales que llegaron al país siendo menores de edad), guardó silencio sobre la posibilidad de anular otras cuestionadas medidas de Trump, como las que obliga a los migrantes a permanecer en México mientras aguardan el permiso de entrada.