scorecardresearch

Detenidos por un hurto de gafas por valor de 1.200 euros

Navarra Televisión
-

Los arrestados introdujeron en un bolso de grandes dimensiones las gafas expuestas en un centro comercial de Pamplona.

Detenidos por un hurto de gafas por valor de 1.200 euros

La Policía Nacional ha detenido en Navarra a 17 personas durante la semana, entre ellas, a los presuntos autores de un hurto de gafas por valor de 1.200 euros, un hombre de 41 años y una mujer de 45.

Según ha informado el cuerpo policial, la investigación permitió atestiguar que accedían al establecimiento y se valían de un bolso de grandes dimensiones para introducir las gafas que estaban expuestas en las estanterías, para después abandonar la tienda sin levantar sospechas.

Por estos hechos fueron detenidos por un delito de hurto, siendo remitidas las diligencias de investigación al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.

OTRAS INTERVENCIONES

En otra intervención se procedió a la detención de una mujer de 46 años por un delito de apropiación indebida. La Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano registró a finales del año 2021 la denuncia de la víctima, quien refería que había acudido al establecimiento regentado por la detenida para enviar 1.500 euros a su país de origen resultando que, por algún motivo, la operación resultó cancelada como así se lo comunicó la empresa encargada del envío del dinero.

Cuando la víctima reclamó el dinero de vuelta recibió reiteradas negativas e interpuso la denuncia. La investigación culminó con la detención de la presunta autora.

Además, cuatro personas más fueron detenidas por tener interesadas y en vigor sendas órdenes de detención y personación por diferentes Juzgados.

Una de ellas, una mujer 20 años, fue detenida después de que los agentes acudiesen al hotel donde se hospedaba por una averiguación de paradero y domicilio de la persona que se alojaba con ella. Al ser identificada por los agentes, la base de datos informática desveló que le constaban cuatro órdenes de búsqueda, detención y personación por diferentes Juzgados, todas por delitos de hurto. Por ello fue detenida y puesta a disposición judicial.

Dos personas más fueron detenidas como presuntos autores de atentado a agente de la autoridad, en dos intervenciones distintas.

El primero de los detenidos, lo fue tras ser sorprendido en un conocido centro comercial hurtando diversos efectos. Tras avisar los vigilantes de seguridad a la Policía Nacional para que identificaran al presunto autor, los agentes una vez al entrevistarse con el hombre, este se mostró agresivo, desobedeciendo los requerimientos que los policías nacionales le efectuaron en reiteradas ocasiones, insultándolos y amenazándolos, hasta que se procedió a su detención por atentado, resistencia y desobediencia grave a agente de la autoridad.

La segunda de las detenciones se practicó tras recibirse llamada de una víctima a la sala del 091 CIMACC de la Jefatura Superior pidiendo auxilio, ya que al parecer estaba siendo amenazada por un hombre con un cuchillo de grandes dimensiones en una vivienda del centro de Pamplona.

Por último y en el marco de investigaciones aún abiertas y relacionadas con estafa, propiedad intelectual y tráfico ilegal de personas se detuvo a cuatro personas más y a dos hombres más de 19 y 40 años por delitos de quebrantamiento de orden de alejamiento y malos tratos respectivamente.

En Tudela se procedió a la detención de un hombre de 34 años como presunto autor de un delito de hurto por la sustracción al descuido de un teléfono móvil y otro varón fue detenido por tener en vigor una reclamación judicial.

El pasado día 11 se personó en dependencias de Policía Nacional en Dancharinea un empleado de un establecimiento de hostelería próximo, comunicando que un hombre se estaba ahogando y que habían llamado al 112 pero que iban a tardar mucho en llegar.

Dos policías nacionales que se encontraban atendiendo al público, se desplazaron inmediatamente al lugar, comprobando que en una mesa había un hombre de avanzada edad el cual no podía respirar, mostrando síntomas evidentes de asfixia.

Al llegar los policías esa persona se desplazó de la silla cayendo despacio al suelo por lo que los actuantes procedieron a incorporarlo y a realizarle la maniobra de Heimlich. A los pocos segundos expulsó un trozo grande de filete con el que se había atragantado, recuperándolo de la asfixia mediante la aplicación de los primeros auxilios que le habían proporcionado.

A los pocos minutos se presentó el médico titular de Urdax y una enfermera y procedieron al reconocimiento médico de la víctima concluyendo que se encontraba bien de salud.

Asimismo desde el pasado miércoles la Policía Nacional ha atendido un total de 421 requerimientos telefónicos a través de la sala del 091, 82 operativos y otros 339 solicitando algún tipo de información.

Además se han recibido un total de 243 denuncias en las Oficinas de Atención al Ciudadano que Policía Nacional tiene en la Comunidad Foral Navarra, generado los correspondientes investigaciones policiales.