scorecardresearch

'Élite', la joya de Netflix que vuelve a su esencia

SPC
-

Los creadores de la exitosa producción se muestran convencidos de que aún le queda mucha vida y aseguran que la sexta temporada será una vuelta a los orígenes

Actores tan conocidos como Ester Expósito o María Pedraza iniciaron su carrera en la serie.

Ni agotados, ni faltos de ideas, ni presionados por críticas o resultados. Los creadores de Élite siguen convencidos de que a la joya de Netflix en España aún le queda mucha vida y prometen una sexta temporada, que está en pleno rodaje- conciliadora y regresiva a los orígenes de la producción, pese a que de nuevo habrá una revolución de caras nuevas.

«Si no fuera divertido y si no sintiéramos que está viva, habríamos dejado la serie. No la sentimos agotada porque quedan miles de cosas por contar», cuenta Carlos Montero, en una visita al rodaje con algunos medios en el centro de producción de Netflix en el municipio madrileño de Tres Cantos.

Acompañado de directivos de la compañía, miembros del equipo de la serie (incluido el cocreador Jaime Vaca) y algunos de los actores, Montero defiende que la fórmula sigue funcionando. «Cuando estás en una serie de varias temporadas se nota mucho cuando tienes que estar tirando del carro porque aquello ya no avanza. Pero con Élite eso no pasa. Realmente hemos creado un universo en el que todos los que llegan nuevos encajan. Y esta es una de las grandes fortalezas», asegura.

Pese a que sigue siendo una de las joyas de Netflix en España (las temporadas 3 y 4 siguen en el top 10 mundial de ficciones no inglesas más vistas en la historia de la plataforma), la quinta temporada no ha conseguido el mismo éxito de las anteriores.

En las cinco semanas que lleva en el aire ha logrado 172 millones de horas vistas, unos datos considerablemente más bajos que los 275 millones que logró la temporada 3 en sus 28 primeros días de emisión y los 257 de la cuarta.

Aún así, la ficción juvenil continúa siendo una de las producciones más cuidadas, reconoce en la visita la directora de Ficción de Netflix, Verónica Fernández.

El objetivo de cada temporada es crecer en espectacularidad y no se escatima en la construcción de nuevos decorados como la Isadora House, una discoteca con suites de ensueño que ocupa uno de los tres platós en los que se está rodando la producción.

Nuevos espacios

También han puesto en marcha un piso de lujo que parece una vivienda real en el que viven los nuevos personajes que interpretarán los actores Carmen Arrufat y Álex Pastrana, una pareja de influencers bautizada como Saraul, un espacio con estancias unidas que permiten un mayor movimiento a los personajes y mayores movimientos de cámara y el efecto de la cuarta pared, cuentan Montero y Vaca.

«Es una maravilla que cada cierto tiempo la serie abra sus puertas a nuevos personajes y otras tramas. Eso también imprimie frescura a las historias, al hilo de la historia y es una manera de seguir enganchando a nuevos públicos», explica otra de las nuevas incorporaciones, Ana Bokesa.

Álvaro de Juana y Ander Puig son los otros dos nuevos y todos ellos confiesan que se sienten un poco abrumados por lo que saben que vendrá. La serie mueve masas entre el público más joven y de ella han salido varios de los actores más cotizados y seguidos del panorama audiovisual español: de Ester Expósito a María Pedraza entre las féminas; y de Miguel Bernardeau a Manu Ríos respecto a los chicos.

Los tres primeros ya salieron de la serie, mientras que el cuarto entró en la tercera temporada, cuando el colegio de Las Encinas vivió una revolución similar a la que se vivirá en la sexta entrega. Todo apunta a que casi ninguno de los actores iniciales seguirá vivo en la nueva trama.

La quinta temporada de Élite ha estado además marcada por la polémica, por romantizar presuntamente una violación y dibujar a un violador como una víctima.

«Todo lo que se plantea ahí se resuelve en la siguiente temporada. Todos los que nos criticaron, con razón o sin razón, se van a ir muy satisfechos con los nuevos capítulos que se están rodando. Desde el principio se planteó un viaje de dos entregas y por eso las historias no han acabado», precisa Montero.

Aunque escriben a un año vista y no pueden reaccionar rápidamente a las críticas, confiesa, estas sí les afectan a largo plazo, aunque no piensan dejarse llevar por la «corriente puritana», advierte.

«Nos metemos en esos fregaos porque nos apetece, porque es la marca de la serie, y muchas veces herimos susceptibilidades, pero no es nuestra intención. Nosotros no escribimos para generar polémica, nosotros queremos gustar. Pero no vamos a renunciar, como ya ha pasado en otras ficciones, a contar ciertas cosas por miedo a que ahora está todo tan a flor de piel», explica el creador.

Temas que dejen poso

Después de varias temporadas de «fanfarria y fuegos artificiales», que también les han traído algunas críticas por el excesivo sexo o la frivolidad, con Élite temporada seis se buscará «volver a la esencia de la primera temporada», hablar de temas que «dejen poso», esos que tienen en común los jóvenes, independientemente de si van o no vestidos de uniforme.

«Es una temporada mucho más madura en general», señala la actriz argentina Valentina Zenere, que está llamada a ser una de las principales protagonistas de esta parte, tras convertirse Isadora en víctima de una violación grupal.

«Estoy súper agradecida con todo lo que me está tocando interpretar, hay veces que no me lo creo. Fue un final abierto en la quinta temporada, pero en esta se le da el peso que se tiene que dar a lo que está pasando. Yo como mujer me siento súper responsable de ser el cuerpo y la cara de un montón de nosotras», concluye.?