Navarra prohíbe fumar en terrazas y en movimiento

Navarra Televisión
-

Las restricciones entrarán en vigor este viernes con reducción de aforos en grandes superficies y cierre de bares a las 21:00 horas.

El Gobierno de Navarra ha decidido adelantar de las 22 horas a las 21 horas el cierre de la hostelería en la Comunidad foral y prohíbe fumar en todas las terrazas, incluidos los barriles exteriores de los locales de hostelería, como medidas frente al Covid-19, ante el incremento de casos que se viene registrando en las últimas semanas.

Las medidas entrarán en vigor el viernes y se prolongarán durante dos semanas. Se incorporan en estas nuevas restricciones la obligación de un aforo de un máximo del 30 por ciento en los establecimientos comerciales de media o gran superficie y en los centros comerciales.

Asimismo, solo se permitirá fumar en la vía pública estando parado y no en movimiento, y siempre que se pueda garantizar una distancia mínima de dos metros.

Navarra prohíbe fumar en terrazas y en movimientoNavarra prohíbe fumar en terrazas y en movimiento - Foto: E.P

Por otro lado, el Gobierno recomienda que las empresas y Administraciones públicas puedan flexibilizar las entradas y salidas de personal para descargar de viajeros el transporte urbano en las horas puntas de las principales líneas.

Además, se mantienen el cierre perimetral de la Comunidad foral de Navarra y el toque de queda entre las 23 y las 6 horas. Del mismo modo, seguirá vigente la limitación de un máximo de seis personas y dos unidades convivenciales en las viviendas particulares, aunque se recomienda que en el ámbito domiciliario se encuentre solo la unidad convivencial.

NAVARRA, EN NIVEL 3, RIESGO ALTO

Navarra prohíbe fumar en terrazas y en movimientoNavarra prohíbe fumar en terrazas y en movimiento - Foto: María José López / Europa Press

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno que se está registrando un incremento de la incidencia del Covid-19 y de la tasa de positividad y ha señalado que estas son "semanas absolutamente cruciales". "El Gobierno de Navarra sigue llamando a la máxima precaución de la ciudadanía, entendemos el cansancio, pero seguimos llamando a la responsabilidad para el cumplimiento de las medidas preventivas", ha subrayado.

El vicepresidente ha señalado que Navarra se encuentra en un nivel 3 "reforzado" (sobre una clasificación de 4), tras un incremento de la incidencia en las últimas dos semanas, "lo que nos reafirma en la medida tomada el 26 de diciembre de no aplicar la ventana de apertura para Nochevieja; queríamos anticiparnos a la situación y ello ha permitido estas cifras", ha dicho, si bien ha insistido en que son cifras "inaceptables".

Ha detallado que el riesgo es "alto" en la Comunidad foral, con un "nivel asistencial moderado" en relación con el resto de CCAA. Ha precisado que la ocupación hospitalaria es del 6,2 por ciento, mientras que en UCI es del 12 por ciento, cifras inferiores a la media estatal que son del 14% y del 26% respectivamente.

Según ha indicado, "tomamos las medidas con la voluntad de anticiparnos siempre, pero tienen que estar motivadas y justificadas". "Tomemos las decisiones que tomemos seremos criticados, pero son decisiones adecuadas, proporcionadas y que responden a la situación actual", ha apuntado.

CON EL ADELANTO DEL CIERRE DE LA HOSTELERÍA "SE EVITAN RIESGOS"

Remírez ha precisado que, con el adelanto del cierre de la hostelería a las 21 horas, "se evita crear situaciones de riesgo" en las horas de la cena. "En los ámbitos cerrados hay un relajo de las medidas preventivas, al quitarse las mascarillas", ha indicado, para comentar que el sector de la hostelería es conocedor de las medidas y que ayer se informó de que no se cerraban interiores. No obstante, ha recordado que "si pasamos al nivel de riesgo 4 se cerrarán".

En este sentido, el portavoz ha comentado que "tenemos que modular las medidas en los niveles para reducir la curva de contagios y evitar el nivel 4". "Tratamos de equilibrar la situación sanitaria y la económica poniendo un peldaño por encima la salud pública", ha insistido.

Por su parte, la consejera de Salud del Gobierno foral, Santos Induráin, ha señalado que "nuestra intención es monitorizar diariamente" los datos. "Empiezan a ser evidentes los efectos de vivir las fiestas de Navidad; acabar de evaluar esta semana es importante como también lo es enmarcar de manera coherente cualquier decisión en la hoja de ruta navarra", ha explicado.

Induráin ha comentado que "los datos de Navarra tienen tendencia al alza" y "la incidencia y transmisión del virus ha crecido notablemente respecto al periodo prenavideño". Y ha señalado que "no vamos a permitir que lleguemos a situaciones críticas ya vividas". "Estamos en estado de alerta y dispuestos de anticipar las medidas", ha afirmado, para exponer que se está valorando si hacer un cribado en Lumbier, localidad en la que se ha registrado un brote, de momento con 15 positivos.

El director general de Salud, Carlos Artundo, ha "agradecido" al conjunto de la sociedad navarra "el esfuerzo que se ha hecho estas Navidades, ya que el 97 por ciento de las personas en Navarra cambiaron sus hábitos de celebración navideña". "La mayoría de personas lo ha hecho bien, hay que decirlo alto y claro, pero hay una minoría que no cumple y pasa lo que pasa", ha expuesto.

Así, se ha referido al "brote importante" en Lumbier, "impresionante", en relación con la tarde y noche de calderos, en torno a la celebración de Reyes. "Vamos a intentar acotarlo lo más rápidamente posible", ha aseverado.

"Necesitamos esta semana para ver el impacto de los datos de la pandemia en Navarra y en función de los datos, tomar las medidas pertinentes", ha dicho Artundo, para comentar que "de momento se han planteado estas medidas para intentar acotar la situación". "En cuanto tengamos con precisión los datos de donde estamos vamos a actuar sin lugar a dudas y tratar de anticiparnos", ha agregado.