scorecardresearch

Pilar García-Granero, Gallico de Oro 2022 de Napardi

Navarra Televisión
-

La enóloga es reconocida por su "conocimiento en todos los sectores del vino y su amor por la enología y la gastronomía".

Pilar García-Granero, Gallico de Oro 2022 de Napardi

La sociedad gastronómica Napardi ha decidido hacer entrega del Gallico de Oro de 2022 a la enóloga Pilar García-Granero. Así lo ha dado a conocer este miércoles el presidente de la sociedad, Miki Ayestarán, en una rueda de prensa en la que ha explicado que Napardi hará entrega del galardón en un acto que tendrá lugar el próximo 12 de julio a las 13.30, con "gran ilusión" después de dos años sin concederlo tras la suspensión de las fiestas por la pandemia. Según ha indicado Ayestarán, la premiada, al conocer la noticia, "estaba muy contenta". "Es algo que no se espera, y tuvo una gran satisfacción al recibir esta noticia", ha indicado.

En función de las normas establecidas para la concesión del premio, el galardonado debe ser una persona "de Navarra o vinculada a ella" y que "por su trabajo y dedicación haya destacado de manera sobresaliente en los campos de las artes, ciencias, deporte, cultura o humanidades".

Pilar García-Granero es una mujer navarra "vinculada a una familia que se ha dedicado siempre al derecho", que después de graduarse como ingeniera técnica agrícola "se preguntó qué es lo que quería hacer". "Era seguir estudiando, y dentro de las posibilidades que existían, se dio cuenta de que lo que le apetecía era estudiar sobre vinos, hacerse enóloga", ha explicado Ayestarán.

Según ha añadido, dado que sabía francés, fue a la embajada de Francia en Madrid y vio dónde se podía estudiar en Francia lo relacionado con el vino. Después de varios años de estudio y de "haber modernizado con gran éxito" el Consejo Regulador de Vino D.O. Navarra, "donde desarrolló una comunicación fresca y cercana con catas, actos y conferencias", hoy es directora del máster de sumillería y enomarketing del Basque Culinary Center de San Sebastián, donde ejerce en paralelo de profesora en el máster y grado de gastronomía, y "sigue trabajando en pequeñas bodegas a pie de viña, haciendo lo que más le gusta, vinos con personalidad".

"Todas esas circunstancias han hecho que sea una gran enamorada de su profesión. Su conocimiento en todos los sectores del vino y su amor por la enología y gastronomía han hecho que sea merecedora de este Gallico de Oro en la 35ª edición, ya que cumple con todos los requisitos", ha apuntado Ayestarán.