scorecardresearch

Berenguer y Villalibre castigan a un gris Osasuna

Gonzalo Velasco
-

2
Athletic de Bilbao
0
Osasuna
Finalizado
Los rojillos acumulan cinco partidos consecutivos sin ganar confirmando su mal final liguero después de obtener la permanencia con jornadas de antelación. Osasuna protagonizó un mal encuentro en San Mamés.

Berenguer castiga a un gris Osasuna en San Mamés

Sorprendió la ausencia de David García en el eje de la defensa. El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, le dio descanso y fueron Aridane y Juan Cruz quienes ocuparon en eje de la zaga con Nacho Vidal y Manu Sánchez completando la línea de cuatro. Los navarros se presentaron en San Mamés con un 1-4-4-2 clásico Íñigo Pérez siendo la gran novedad en el equipo inicial ante su exequipo en su penúltima opción de despedirse de Osasuna pues acaba contrato en junio. Moncayola, Brasanac y Javi Martínez le acompañaron en la línea medular con Chimy Ávila y Budimir en ataque. Sergio Herrera recuperó la titularidad bajo los palos.

Fue precisamente el portero burgalés el protagonista de la primera parte donde los rojillos se vieron claramente superados por un Athletic de Bilbao que apuraba sus opciones europeas. Los locales avisaron desde el inicio buscando la rapidez de los hermanos Williams. Al Athletic le anularon un gol por claro fuera de juego a los diez minutos. Pero fue sólo el inicio del asedio ante la incapacidad visitante. Los rojiblancos metieron a Osasuna en su campo y gozó de ocasiones. Williams probó de chilena en el 13 pero el esférico no encontró la portería rival. Fue su hermano Nico quien, dos minutos después, chutó desde el pico del área obligando a Herrera a realizar una buena parada, desviando a córner. Fueron continuos los saques de esquina que dispuso el equipo de Marcelino. Y así, tras una pausa de hidratación, Berenguer inauguró el marcador. Transcurría el minuto 33, Muniáin botó un saque de esquina que, incomprensiblemente, fue rematado por el extremo de Barañáin en la frontal del área pequeña. Así batió a Sergio Herrera. Berenguer había ingresado al terreno de juego diez minutos antes por la lesión de Raúl García.

Osasuna se vio superado

Berenguer castiga a un gris Osasuna en San MamésBerenguer castiga a un gris Osasuna en San Mamés

El Athletic pudo haber marcado antes en un mano a mano de Williams que desbarató Sergio Herrera justo antes de recibir un pisotón por la que tuvo que ser atendido. Poco después, Muniáin probó fortuna con un chut desde la frontal del área que el portero de Osasuna atrapó en dos tiempos. Antes del descanso, Williams gozó de otra buena oportunidad en la que, de nuevo, Herrera evitó el tanto rojiblanco. Su hermano Nico se lesionó justo en el 45. El entrenador local, Marcelino, que ya había utilizado una ventana de cambios con Raúl García prefirió jugar con diez los seis minutos del tiempo de añadido que gastar una segunda venta antes del descanso. Villalibre relevó al joven extremo para reanudar el partido en la segunda parte.

Visto lo ocurrido en la primera mitad, Arrasate realizó un doble cambio dando entrada a Barja y Kike García por Javi Martínez y Chimy Ávila.

Sin apenas reacción

Berenguer castiga a un gris Osasuna en San MamésBerenguer castiga a un gris Osasuna en San Mamés

A pesar del susto inicial en un despeje de Sergio Herrera, Osasuna comenzó a animarse en ataque. Barja tuvo una buena ocasión al chutar tras pase de Íñigo Pérez pero Íñigo Martínez se interpuso desviando a córner. Fue precisamente el chantreano el que puso un centro que Budimir remató alto en el área pequeña tras adelantarse a os defensas en el 58. Fue la acción más peligrosa del partido para Osasuna hasta ese momento.

Osasuna se animó en la segunda parte. Barja volvió a probar con un disparo desde la frontal en el 62 pero Unai Simón atrapó el esférico. Cinco minutos después, Arrasate introdujo a Rubén García por Íñigo Pérez.

A poco más de un cuarto de hora para el final, Budimir gozó de una buena ocasión gracias a un robo de Kike García en campo contrario. El croata, dentro del área del Athletic, disparó alto.

Y, como en la primera parte, la pausa de hidratación fue fatal para Osasuna pues el gol de la sentencia llegó tras finalizar la de la segunda parte. Veloz contra de Iñaki Williams que recoge un balón al espacio para regalar un centro raso perfecto para que Villalibre, sin oposición, sólo tenga que empujar el esférico al fondo de la red.

Oier y Torres saltaron al terreno de juego de San Mamés por Darko Brasanac y Nacho Vidal nada más subir el segundo tanto local al marcador. Fue en la recta final del choque cuando restaban menos de diez minutos para alcanzar el 90. Pero fue el Athletic el que más cerca estuvo de hacer gol con un remate de cabeza de Villalibre a la salida de un saque de esquina de Muniáin que se marchó desviado. También tuvo una oportunidad Capa, recién ingresado al terreno de juego, al no encontrar oposición. Su disparo no encontró portería.

Así finalizó un mal partido de Osasuna que no presentó oposición en San Mamés y acumula cinco encuentros ligueros sin ganar. Los rojillos se despedirán recibiendo al Mallorca en la última jornada en El Sadar.

 

ARCHIVADO EN: Osasuna, San Mamés