scorecardresearch

Ayuso enciende al Gobierno

Agencias
-

La presidenta de Madrid se rebela contra el plan de ahorro energético y provoca el enfado de Pedro Sánchez que reprueba su comportamiento por «egoísta, unilateral e insolidario»

La líder madrileña solo ve zonas oscuras en el programa del Ejecutivo socialista. - Foto: EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid se declaró ayer en rebelión energética. Poco después de conocerse las líneas maestras del plan del Gobierno para fomentar el ahorro de energía, Isabel Díaz Ayuso certificó su  insumisión a estas medidas con un mensaje en su red de Twittter que no dejaba lugar a dudas: «Por parte de la Comunidad de Madrid no se aplicará. Madrid no se apaga».

La líder madrileña rechazó así una de las directrices del programa por la que en un plazo de una semana se obligará a apagar las luces de escaparates y edificios públicos que estén desocupados a partir de las diez de la noche. «Generará inseguridad, provocará oscuridad, pobreza y tristeza y además espantará el turismo y el consumo», argumentó al tiempo que dejó una pregunta en el aire a modo de dardo: «Mientras el Gobierno tapa la pregunta: ¿qué ahorro se va a aplicar a sí mismo?».

Díaz Ayuso exigió que antes de «prohibir o apagar» el Ejecutivo hable con las administraciones autonómicas y les pida colaboración en base a un «criterio claro».«No puede aplicarse el mismo plan en un pueblo que en una ciudad, ni siquiera en dos ciudades distintas», señaló antes de apuntar que no descarta llevar el Real Decreto Ley de medidas de sostenibilidad económica ante el Tribunal Constitucional.

La sublevación de la dirigente popular actuó como una descarga eléctrica en Moncloa. El presidente Pedro Sánchez y buena parte de su equipo se lanzaron a la ofensiva para condenar su decisión. «Hay que huir de los comportamientos egoístas, unilaterales e insolidarios», subrayó el líder socialista en alusión a Ayuso a la que también avisó de los riesgos de la «insumisión» a las decisiones del Consejo de Ministros. «La ley en España se cumple y esto es un decreto ley», sentenció. «Esto no va de partidos ni de ideologías, sino de sentido común y de hacer frente a la amenaza de Putin», dijo.

La réplica de la presidenta regional volvió a llegar rauda en las redes sociales: «Sánchez dice: España se apaga hasta que comience mi campaña electoral para ser solidarios con la UE (...) La respuesta es no: reduzca 20.000 millones de gastos inútiles de sus 22 ministerios». 

La andanada gubernamental la continuó la titular de Hacienda, María Jesús Montero, que advirtió que el Gobierno «actuará en consecuencia» con Madrid o con cualquier comunidad que «incumpla la ley». Para la ministra sería un mal ejemplo «promover rebeldías o insumisiones legales».

La portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Pilar Alegría, criticó la «frivolidad» de Ayuso e instó al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a desautorizarla a ella o a la UE.

El PP da libertad

Sobre esta posibilidad se pronunció el coordinador de los populares, Elías Bendodo, que trasladó su apoyo a Ayuso y al resto de responsables autonómicos advirtiendo que tienen «libertad para decidir» si aplican o no el plan de ahorro que tildó de «frivolidad de Sánchez».

El comercio, por su parte, recibió con dudas el pograma. El sector reclama que se debe «respetar la libertad de empresa» al aplicar las medidas, sostienen que los topes de energía no les parecen «la mejor solución» y criticaron que no se haya tenido en cuenta el tipo de establecimiento para adoptarlas.