scorecardresearch

Navarra vive el invierno "más extremo" desde hace 45 años

Navarra Televisión
-

Se ha afirmado que Navarra ha registrado el invierno "más extremo" desde hace 45 años al concentrar lluvias "históricas" en "pocos días". Para abril, mayo y junio hay una tendencia "muy clara" a registrar temperaturas "por encima de lo normal".

Navarra vive el invierno

El delegado Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Navarra, Pedro Oria Iriarte, ha afirmado que este último trimestre ha sido "extremadamente irregular" en cuanto a precipitaciones en Navarra, que ha registrado el invierno "más extremo" desde hace 45 años al concentrar lluvias "históricas" en "pocos días".

Según ha indicado, pese a que en el tercio norte de Navarra "ha llovido más de lo normal, ha llovido solo en pocos días (en los primeros días de diciembre y enero), y fuera de eso hemos tenido un trimestre sin lluvias, se han concentrado en muy pocos días".

"Nunca antes otro invierno, por lo menos en los últimos 45 años, había sido tan extremo en ese sentido en Navarra: nuestra comunidad se caracteriza en invierno por lluvias bien repartidas a lo largo de los 3 meses, pero esta vez las lluvias han estado concentradas en pocos días y han sido históricas en el episodio de diciembre", ha señalado.

Así lo ha dado a conocer este jueves Pedro Oria en rueda de prensa, donde comparecía con motivo del cambio de estación de otoño a invierno, y donde ha destacado que en la estación de Monteagudo se han registrado 20 litros por metro cuadrado en invierno, frente a los aproximadamente 1.100 litros por metro cuadrado registradas en la de Leitza, 55 veces más.

En cuanto a las temperaturas, el conjunto de la estación "queda ligeramente cálida, sobre todo por el comportamiento de las temperaturas en febrero".

Por otro lado, Oria ha anunciado que existe una "tendencia muy clara" para los próximos meses de abril, mayo y junio: temperaturas "por encima de lo normal, no solo en Navarra, también en el conjunto peninsular y todo el continente europeo". En cuanto a las precipitaciones, la señal es "menos clara" pero también se apunta a precipitaciones "por debajo de lo climatológicamente esperable en el conjunto del trimestre".

A nivel nacional, ha sido el cuarto invierno más cálido desde 1965 y el tercero más cálido de este siglo. En cuanto a las precipitaciones en el conjunto del país, Oria ha subrayado que ha sido un invierno "extremadamente seco en el conjunto del Estado, el segundo más seco desde 1965, sobre todo muy seco en zonas del sur y especialmente del este".

Balance del año 2021

Oria también ha realizado un balance del año 2021, que a nivel global "se recordará por ser un año seco, uno de los más secos de este siglo". "No así en Navarra, donde en la zona occidental, desde tierra Estella hasta la vertiente cantábrica resultó húmedo", ha matizado, tras apuntar que incluso en la estación del aeropuerto de Pamplona se recogió "un 11% más de lo normal" gracias a las lluvias de principios de diciembre. "Hasta esa fecha el año estaba resultando muy seco en el conjunto de Navarra", ha manifestado.

También a nivel global ha destacado que "continúa la tendencia de aumento de temperaturas", lo cual es una "señal de cambio climático". "Es el sexto año más caluroso desde que tenemos registros", ha afirmado Oria, quien ha añadido que "los últimos 7 años han sido los más cálidos" a nivel mundial. Pero también a nivel nacional "resultó ser muy cálido, el décimo mas cálido desde 1965, el octavo de este siglo XXI".

Para los próximos días ha señalado, tras indicar que ya ha llovido "todo lo que es normal en este mes de marzo", que se esperan precipitaciones pero solo en la vertiente cantábrica. "A partir de mañana serán más escasas, probablemente en la cuenca de Pamplona ni se produzcan, aunque continuarán los cielos bastante nubosos", ha señalado.

En respuesta a los periodistas sobre la ley foral de Cambio Climático y Transición Energética que se debate este jueves en el pleno del Parlamento de Navarra, ha considerado que "contiene medidas de mitigación" que van orientadas a un único fin, que es "reducir las emisiones de gases de efecto invernadero".

"Estas leyes, por supuesto, son necesarias, es la dirección en la que hay que ir. La pregunta desde el punto de vista científico es si esto es suficiente, hasta qué punto va a paliar las consecuencias del cambio climático", ha matizado, tras subrayar que "hay algunas que hagamos lo que hagamos, no podremos revertir". Por ello, ha indicado que "todos los esfuerzos son bienvenidos, positivos y necesarios pero probablemente todo lo que hagamos sea poco".