scorecardresearch

Podemos se niega a acudir a la presentación de Sumar

Agencias
-

Los morados siguen presionando a Yolanda Díaz para que se someta a sus primarias, pero esta no tiene intención de ceder

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso de los Diputados en Madrid. - Foto: EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Se le está haciendo muy larga la semana a Podemos, sobre todo teniendo en cuenta que el próximo domingo será la presentación a las próximas generales de Sumar, la plataforma auspiciada por Yolanda Díaz, la persona que Pablo Iglesias designó como su sucesora. Y es que se le acaba el tiempo a los morados para que la gallega firme un documento para que su grupo se someta a un proceso de primarias abiertas siguiendo las directrices de los de Belarra. En caso de negarse, no acudirán.  

«Díaz tiene en su mano la unidad, que pasa porque sea la gente quien elija el mejor equipo posible para esa tarea. Es sencillo, muy posible y nos gustaría estar arropando a la vicepresidenta en un anuncio tan esperado», indicó la secretaria general, que añadió que el requisito que plantean es muy simple y no entiende por qué no quiere comprometerse con su partido cuando solo le piden primarias abiertas. Y ahí le lanzó un dardo: «Igual es algo de ella o de otras fuerzas con las que tiene un acuerdo».

No obstante, la navarra se comprometió a tratar de conseguir ese pacto de mínimos hasta el último momento, pero dejando claro que es «muy importante saber cómo se construye esa unidad, que no debe hacerse en los despachos».

De la misma opinión fue la número dos de la formación de izquierdas, Irene Montero. «Nosotros estamos proponiendo un acuerdo entre Podemos y Sumar que garantice que haya primarias conjuntas y abiertas al conjunto de la ciudadanía, y está en manos de Yolanda Díaz que pueda haber ese pacto que firmen Ione Belarra y ella», manifestó en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso.

Sobre la posibilidad de ir al evento y dejar para más tarde un pacto específico de alianza electoral, la ministra de Igualdad subrayó que llevan meses proponiendo que los acuerdos «se cierren ya». Así, la madrileña insistió en que debe ser «cuanto antes» para poder arropar a la gallega en el acto del próximo domingo.

Lo cierto es que a cinco días de que la exdirigente comunista lance, previsiblemente, su candidatura electoral con Sumar, al acto que ya han confirmado su asistencia varias fuerzas a la izquierda del PSOE (y cargos morados a título individual), esta ha expresado su deseo de que acuda «mucha gente de Podemos y, sobre todo, su secretaria general», pero si no van tampoco se llevará un gran disgusto. Puede que justo lo contrario, pues la marca, vistos los resultados electorales últimos, va en continuo descenso.

Fuentes de la vicepresidenta segunda no le dan mayor importancia a esta ausencia porque el proceso en sí es «impresionante» más allá de lo que hagan algunas fuerzas, y «quien no esté en la foto deberá explicarlo». El tono retador es evidente, por lo que no parece que vaya a haber una imagen unitaria.

Tampoco el portavoz de IU en el Congreso y secretario general del PCE, Enrique Santiago, pone el foco en que Podemos no acuda, al señalar que aún quedan «meses y meses» hasta las elecciones para ir superando cualquier discrepancia.

Encuestas adversas

Pero lo cierto es que son solo dos meses, y el tiempo corre en contra de los morados. La mayoría de las encuestas le son esquivas tanto en las elecciones regionales (en 12 comunidades) como en las municipales. 

Díaz (y aliados como Íñigo Errejón, de Más País, y Joan Baldoví, de Compromís) es consciente de que si, como parece, Podemos se despeña el 28-M, tendrá mucha más fuerza para negociar. El antiguo líder de los morados, Pablo Iglesias, también lo sabe, y por eso sus ataques en diversos medios a la que fue su delfina son furibundos.