scorecardresearch

Aprobada una ley para agilizar la contratación pública

Navarra Televisión
-

Los votos favorables del PSN y Navarra Suma han permitido que sea aprobada después de que Geroa Bai y Podemos se hayan abstenido al apoyar los socialistas que se suprima una disposición sobre el euskera.

Aprobada una ley para agilizar la contratación pública

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves una proposición para modificar la ley foral de Contratos Públicos del año 2018, una modificación que actualiza por segunda vez la redacción original de la norma a partir de correcciones técnicas dirigidas a "agilizar la tramitación, aclarar interpretaciones, concretar obligaciones y depurar excepciones, también en lo referido a las sociedades públicas".

El PSN, proponente de la iniciativa, ha conseguido que fuera aprobada gracias al apoyo de Navarra Suma, mientras que Geroa Bai y Podemos, socios del Gobierno, se han abstenido. EH Bildu ha votado en contra e I-E lo ha hecho a favor.

La proposición de ley estaba firmada conjuntamente por PSN, Geroa Bai y Podemos. El origen de la división ha estado en la supresión de una disposición adicional recogida en la ley de 2018 y que recogía la posibilidad de elaborar planes de euskera para que trabajadores de empresas que estuvieran en funciones de atención al público pudieran formarse en esa lengua. Navarra Suma presentó en el debate en comisión una enmienda para suprimir esta disposición y el PSN votó a favor de ella, una posición de la que discrepó Geroa Bai.

En el debate en el pleno, la parlamentaria de Navarra Suma Marta Álvarez ha valorado que el PSN apoyara la enmienda de su grupo para eliminar la disposición adicional que "la pasada legislatura nos impuso el cuatripartito en su obsesión por imponer el euskera en todos los ámbitos". "Todos restaron importancia el debate en comisión a esta disposición, pero no es tan inocuo mantenerla, cuando la sola idea de eliminarla hace que EH Bildu vote en contra", ha indicado.

Marta Álvarez ha afirmado que "los partidos que siempre hemos defendido un modelo de Navarra sin imposiciones nacionalistas sumamos 31 -en referencia a los parlamentarios de Navarra Suma y PSN-", pero ha criticado que los socialistas "solo hacen gestos y siguen entregados en lo fundamental a Geroa Bai y a EH Bildu". En todo caso, ha confirmado el apoyo de su grupo a la ley.

La parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha afirmado que los cambios introducidos en la ley servirán para "simplificar y agilizar el funcionamiento de la Administración pública", algo que ha valorado en un momento en el que se deben "gestionar en tiempo récord los proyectos financiados con fondos europeos". "Éstos son los objetivos de la proposición y no otros", ha asegurado.

Respecto a la enmienda relativa al euskera, Ainhoa Unzu ha explicado que "siempre dijimos desde el primer momento que esa disposición adicional no aportaba absolutamente nada, no impone nada y no aporta nada para el fomento y conocimiento del euskera". En su opinión, la regulación del euskera debe abordarse en el decreto foral específico dedicado al euskera y ha lamentado que "por este tema algunos se descuelgan de esta ley". "No podemos entender que se pongan en peligro los plazos de ejecución de los fondos europeos", ha afirmado.

El parlamentario de Geroa Bai Mikel Asiain ha señalado que la disposición adicional eliminada no establecía ninguna "imposición" sino que daba la posibilidad de que los trabajadores de empresas que estuvieran en funciones de atención al público pudieran formarse en euskera. "¿Dónde está la imposición? Entiende lo que quiere y no lo que realmente se dice", ha dicho a la parlamentaria de Navarra Suma.

Además, Asiain ha sido muy crítico con el PSN, al que ha reprochado que participe "en esa ceremonia de confusión en torno al euskera, perdiendo una oportunidad de oro de hacer pedagogía entre sus votantes, rompiendo con el repetitivo mensaje de la pasada legislatura en torno a la imposición del euskera". "Contemplamos con estupefacción el sentido de voto del PSN, porque dicha disposición no obligaba a nada", ha afirmado.

La parlamentaria de EH Bildu Arantza Izurdiaga ha señalado que en el debate de esta ley "se ha dejado pasar una oportunidad y no hemos regulado los criterios lingüísticos tal y como solicitábamos desde EH Bildu mediante la presentación de enmiendas que fueron desestimadas por el PSN, que sin embargo si admitió una enmienda de Navarra Suma que deja sin efecto la única referencia que hay al euskera en la ley de contratos públicos".

Respecto al resto de la ley, ha señalado que recoge algunas mejoras a las que su grupo no se oponía, aunque ha afirmado que "las modificaciones que introduce no están relacionadas con mayor eficacia y eficiencia en la gestión de estos proyectos".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha afirmado que los cambios introducidos establecen una estrategia de "contratación pública avanzadísima a nivel estatal y europeo", pero ha sido crítico con el PSN por su posición respecto a la disposición del euskera. "Todo iba bien, el trabajo fue satisfactorio para PSN, Geroa Bai y Podemos, hasta que la causa original que dio lugar a esta proposición se modificó. Nosotros podríamos haber planteado que había que introducir más obligatoriedad para contratar mujeres, ser más estrictos en cláusulas medioambientales, pero renunciamos a trabajar sobre eso para agilizar esta ley. Bien, se ha vuelto a enmierdar. Acabamos de sacar el espíritu de la ley y nos hemos centrado en otros objetivos que dan lugar a un retroceso en el euskera dentro de la ley", ha dicho.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha destacado que la proposición de ley busca "agilizar y simplificar procedimientos en lo que tiene que ver con la contratación pública, algo que era necesario, más en estos momentos que se van a tener que materializar muchos contratos no sólo en relación a la gestión de fondos europeos, sino otros".

Además, ha criticado que "se ha utilizado el euskera por una parte importante de los miembros de la Cámara y yo mantengo la coherencia en el trabajo realizado en comisión". "El euskera se merece la consideración que merece, pero centrar el debate en esta cuestión no es suficiente", ha afirmado.