scorecardresearch

Pamplona alberga cajas-refugio para murciélagos

Navarra Televisión
-

Se han colocado 10 cajas-refugio para murciélagos en tres puentes de Pamplona con el objetivo de facilitar el asentamiento y conservación de poblaciones que cazan insectos en el Arga.

Colocación de cajas nido para murciélagos - Foto: AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona está instalando esta primavera 10 cajas-refugio para murciélagos en tres puentes de Pamplona que tienen como característica común no tener iluminación, lo que los hace aptos como refugio para estos mamíferos de hábitos nocturnos. Para evitar daños durante las inundaciones las cajas se han colocado a gran altura paro lo que el Consistorio ha contado con la ayuda del Grupo de Intervención en Altura de Navarra (GIAN) perteneciente al Guarderío Forestal del Gobierno foral.

El objetivo de esta actuación es facilitar el asentamiento y conservación de poblaciones de murciélagos que cazan insectos en el Arga. Las especies favorecidas por esta iniciativa serán el murciélago enano, Pipistrellus pipistrellus, el de Cabrera, Pipistrellus pygmaeus y el de ribera, Myotis daubentonii. Estas cajas se han fijado a los laterales de los puentes, sin modificar su estructura, están específicamente diseñados para murciélagos, y no requieren mantenimiento. Dentro de las previsiones está el seguimiento de la ocupación de estas cajas-refugio en los próximos años, para comprobar su eficacia, ha indicado el Consistorio.

Estos animales son quirópteros, uno de los grupos de mamíferos más primitivos que se conoce. Su nombre científico (Chiroptera) viene de los vocablos griegos quiro (mano) y pteros (ala). Son, por tanto, animales de manos aladas y, entre sus características, está la de presentar una reproducción muy lenta: tienen sólo una cría por hembra y año. Sus poblaciones han disminuido en las últimas décadas debido a diversos factores de origen humano (agricultura y silvicultura intensivas, uso de pesticidas, aerogeneradores, molestias o destrucción de sus refugios, etc.).

Además, el trabajo de restauración de edificios, murallas y otras construcciones en las ciudades, ha acabado con numerosos espacios en los que se podían encontrar estos animales. Ese es uno de los motivos que lleva al Ayuntamiento de pamplona a esta iniciativa para instalar cajas-refugio: facilitarán refugio para individuos aislados o colonias en las zonas donde las poblaciones de mosquitos son más abundantes.

Ocho especies de murciélagos en Pamplona

Los murciélagos de Pamplona se alimentan exclusivamente de insectos y son importantes controladores de sus poblaciones: un murciélago de Cabrera puede comer más de 1.000 mosquitos en una sola noche. Por ello, ha precisado el Ayuntamiento, estos mamíferos prestan un importante servicio ecosistémico y su presencia es muy positiva para las personas, ya que entre sus presas están los mosquitos hematófagos (que chupan sangre), capaces de transmitir enfermedades como el Zika, que ya se ha encontrado en algunas regiones de España.

Hoy todas las especies de murciélagos se encuentran protegidas en Europa y aproximadamente la mitad se consideran amenazadas En Pamplona no hay un censo de ejemplares de murciélagos, pero si consta que la ciudad alberga hasta ocho especies diferentes: nóctulo mediano, nóctulo pequeño, murciélago enano, murciélago de borde claro, murciélago de Cabrera, murciélago orejudo gris, murciélago hortelano y murciélago ratonero ribereño.

Con esta iniciativa se amplía a tres especies más el trabajo que desde el 2000 viene realizando el Consistorio alrededor de nóctulo mediano: un total de 75 cajas-refugio, además de las 13 ramas refugio realizadas por las escuelas taller municipales, que simulan oquedades naturales y que se colocaron en 2018.

Precisamente el nóctulo mediano protagoniza uno de los libros de la colección de biodiversidad del Ayuntamiento de Pamplona que se encuentra descargable en la web municipal. El volumen, editado en 2008, está firmado por el especialista Juan Tomás Alcalde Díaz de Cerio.