Un minuto fatídico condena a Aspil en la pista de Palma

Navarra Televisión
-

4
Palma FS
1
Aspil Jumpers
Finalizado
Los riberos corrigieron errores y empezaron con muy buenas sensaciones, pero encajaron tres tantos en el ecuador de la primera mitad.

Un final fatídico condena a Aspil en la pista de Palma (4-1)

El Aspil-Jumpers Ribera Navarra FS se ha vuelto de vacío de su visita a Palma Futsal tras caer por 4-1 en un partido en el que los tudelanos, ayer de blanco, borraron los fantasmas de este inicio de temporada con su buen inicio, pero cayeron víctimas de un minuto fatídico mediada la primera mitad en el que encajaron tres goles que fueron definitivos para el devenir del partido.

Pato había advertido de la necesidad, imperiosa ya, de saltar concentrados a la pista para alejar los fantasmas de los últimos días, y el Aspil-Jumpers se lo tomó al pie de la letra. Bien plantados, con seriedad y siendo prácticos con el balón en los pies, poco a poco los naranjas fueron creciendo en Son Moix.

Un crecimiento que traía consigo el dominio del balón, aunque los de Pato sufrían para generar peligro ante un rival siempre muy bien armado defensivamente como es Palma Futsal.

Esto hacía que el partido transitase sin demasiado ritmo, hasta que llegó el minuto fatídico que desniveló el partido para siempre. En un minuto, del 9 al 10, Vilela por dos veces, y Raúl Campos en otra, ponían el 3-0 en el marcador en tres jugadas aisladas. Un disparo lejano, casi desde el medio campo; un saque de banda y un error de Adrián en la salida de balón. Mínima elaboración, máximo rédito.

Estos tres tantos hicieron de la visita a Son Moix un Everest para el Aspil, que sufrió en los instantes posteriores y que aunque continuaba con problemas para elaborar, tampoco se descosió antes del descanso.

Buenas sensaciones en la segunda mitad

A la vuelta de vestuarios, el Aspil saltó a la cancha con el objetivo de coger buenas sensaciones, pero pronto se encontró con un nuevo zarpazo de Vilela. De nuevo, Palma no necesitaba elaborar demasiado. Un balón por la banda izquierda y zurdazo de Vilela que sorprendía a Adrián.

Un castigo excesivo, pero real, que obligaba a los de Pato a recomponerse. Los minutos del partido, ya decidido, transitaban entre la frialdad, las peligrosas llegadas de los locales, y la búsqueda del tanto de los riberos, que encontraron justa recompensa con un zurdazo de Terry a poco más de siete minutos del final.

De ahí hasta el final, los riberos le pusieron todo el corazón que tenían, pero no les alcanzó para meterse en el partido.

El martes, a las 21 horas, el Aspil-Jumpers recibirá a O’Parrulo Ferrol, de nuevo a puerta cerrada, en un partido de importancia vital.