El fuerte calor persiste y mantiene a Navarra en alerta

Navarra Televisión
-

Salud Pública recomienda protegerse del sol; salir a la calle solo cuando sea necesario y, especialmente, no realizar esfuerzos excesivos en las horas de más calor.

Todas las comunidades autónomas, excepto Asturias, Galicia y las Islas Canarias, mantienen este jueves activado el aviso (naranja o amarillo) por altas temperaturas que oscilarán entre los 36 y 41 grados, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

En la mitad norte peninsular, el fuerte calor afectará a la Comunidad Foral de Navarra y a La Rioja donde se mantiene el aviso naranja por máximas de 39-40 grados en la Ribera del Ebro, en el centro de Navarra y en la Ribera del Ebro de La Rioja.

La AEMET avisa de que con la alerta naranja existe riesgo meteorológico importante, con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta. 

 

PRECAUCIONES QUE DEBES TENER EN CUENTA

El fuerte calor persiste y mantiene a Navarra en alertaEl fuerte calor persiste y mantiene a Navarra en alerta - Foto: Jesús Diges

Salud Pública recomienda protegerse del sol; salir a la calle solo cuando sea necesario y, especialmente, no realizar esfuerzos excesivos en las horas de más calor. También aconseja evitar el consumo de bebidas con alcohol, cafeína o azucaradas; recomienda estar en espacios frescos o ducharse con agua templada o fría; emplear visera y ropa holgada que cubra la mayor parte del cuerpo, de tejidos ligeros y traspirables tipo algodón o lino; y prestar atención al tiempo que se pasa en el interior de vehículos estacionados, aunque estén con las ventanillas abiertas, sobre todo cuando se trata de menores, personas mayores o animales.

En los lugares de trabajo, es clave extremar las medidas preventivas para reducir el riesgo de estrés térmico por calor. La posibilidad de sufrir síncopes, edemas, calambres u agotamiento por calor y/o un golpe de calor es mayor con condiciones de temperatura y humedad relativa elevadas, cuando se trata de puestos que exigen un esfuerzo físico mayor o bien el empleo de ropa y determinados equipos de protección individual que impiden disipar el calor, ha indicado el Ejecutivo.

Por ello, una recomendación básica es "adaptar los horarios a las condiciones climatológicas, tratar de reducir los tiempos de exposición ya que se puede agravar el nivel de riesgo, organizar las tareas para realizar las de mayor carga física en las horas más frescas, alternar tareas pesadas con tareas ligeras, permitir al trabajador o trabajadora adaptar el ritmo de trabajo en función de su tolerancia al calor, y aumentar los periodos de descanso, siendo preferible realizar descansos cortos y frecuentes que un descanso largo".

También se aconseja consultar a los servicios sanitarios en el caso de que aparezca fiebre alta, se sufra una alteración de la consciencia, mareo o un cambio en el comportamiento.