La plataforma 0-3 decide no abrir los centros infantiles

Navarra Televisión
-

La plataforma 0-3 no abrirá los centros infantiles tras rechazar el protocolo anunciado por el Gobierno de Navarra

La plataforma 0-3 de centros privados ha comunicado este martes su decisión de no abrir los centros infantiles tras rechazar el protocolo sanitario anunciado por el Gobierno de Navarra para permitir su apertura.

La plataforma ha considerado en un comunicado que "el protocolo no contempla la peculiaridad de este sector desde ninguna de sus variantes" y ha afirmado que, en primer lugar, "desprotege a las educadoras imponiendo grupo fijos de niños con los que ninguna otra educadora puede ponerse en contacto".

En ese sentido, la plataforma ha señalado que "el protocolo es explícito" al señalar que "cada grupo de niños se mantendrá sin intercambio de educadores a lo largo de toda la jornada" y ha afirmado que "esto implica que nuestras educadoras no podrán salir del aula en toda su jornada laboral, ni para cumplir con sus descansos ni para cubrir sus necesidades básicas".

La plataforma 0-3 decide no abrir los centros infantilesLa plataforma 0-3 decide no abrir los centros infantiles

Del mismo modo, la plataforma ha asegurado que el protocolo "desprotege a los niños ya que es bien claro al decir que en las aulas deberán obligatoriamente mantener las puertas abiertas permanentemente". ¿Cómo vamos a llevar a un niño a las cunas o como vamos a entrar a los cambiadores si dejamos las puertas abiertas? Eso nos obligará a cambiar el pañal de nuestros niños en el suelo del aula y dejarlos sin vigilancia el tiempo que tengamos que entrar en las salas de cunas", ha señalado.

Además, la plataforma ha afirmado que "los ratios impuestos por las administraciones hacen que nuestras escuelas sean económicamente inviables: cinco niños por educadora no cubre ni siquiera los costos laborales de dicha educadora y por supuesto no cubre ningún otro gasto derivado de la apertura ni de las medidas de seguridad que requiere un centro que atiende a niños tan pequeños".

La plataforma ha asegurado que "toda la responsabilidad de la falta de planificación de nuestro sector es exclusivamente responsabilidad de las autoridades pertinentes".

Según ha añadido, "esta falta de planificación ha hecho que el protocolo sanitario sea incompatible con la apertura de nuestros centros y económicamente imposible de asumir por parte de las familias, que además de haberse visto afectadas por la falta de medios para conciliar su vida laboral ahora se ven abocados a pagar un servicio desorbitado e inasumible".

La plataforma ha considerado que "estas condiciones tan penosas y que desprotegen a este sector tan vulnerable se han tomado con el único fin de cargar a nuestros centros con la responsabilidad de tomar la decisión de no abrir y así tener que encarar nosotras el malestar de nuestras familias".

En esta situación, la plataforma ha decido no abrir los centros "bajo las directrices actuales" y ha mostrado su "disponibilidad total para tratar con las autoridades competentes cualquier mejora de las condiciones actuales".