Un Viernes de Gigantes 'irreconocible' en Estella

Leyre Esparza
-

Estella no luce de blanco y rojo este año. La Covid ha suspendido las fiestas de la localidad navarra y este "Viernes de Gigantes" de 2020 se vivirá con normalidad sin los típicos festejos que lo caracterizan.

Estella se teñiría este viernes de blanco y rojo. Sin embargo, no vamos a ver ni el cohete de las 12 de la mañana que da inicio a las fiestas desde el balcón del Ayuntamiento ni el conocido "Viernes de Gigantes" de la localidad navarra. 

Otras fiestas canceladas en este atípico y extraño 2020, en el que la Covid-19 ha sido la protagonista y nos ha arrebatado momentos y celebraciones que hasta ahora puede que no valorásemos y ahora seguramente echemos en falta. En esta primera semana de agosto, a los estelleses y estellesas les toca guardar los nervios e ilusión por las fiestas patronales.

 

Un 'Viernes de Gigantes' desconocido en EstellaUn 'Viernes de Gigantes' desconocido en Estella - Foto: Maider Etxeberria

ALGUNOS BARES CERRARÁN SU PERSIANA ESTE FIN DE SEMANA

Desde que acabó el confinamiento, cada fase se ha caracterizado por unas medidas concretas. Actualmente, la última Ley Foral aprobada por el Gobierno de Navarra, obliga a todos los establecimientos de ocio nocturno a cerrar a las 2.00 de la mañana. Además, las discotecas permanecerán cerradas por ahora, durante 15 días.

No es el ambiente al que estamos acostumbrados en las vísperas de las fiestas patronales, pero este año, lo primordial es la salud de todos y todas. 

Un ejemplo de ello es el bar Orreaga. Esta semana, a través de sus redes sociales, han difundido un comunicado en el que informan del cierre del bar viernes, sábado y domingo, aunque no descartan bajar la persiana más días.

Asun Chandía, responsable del bar, cuenta qué les llevó a tomar esta dura decisión: "Estábamos con la duda, a raíz de los Sanfermines. Nos preguntaban si se iba a poder reservar y hasta el último momento no lo decidimos. Vimos que la gente tenía muchas ganas de salir y de reservar y por responsabilidad, preferimos cerrar estos tres días", dice a Navarra Televisión. Afirma que su intención es abrir el lunes pero "si vemos que hay mucho ambiente festivo, cerraríamos todas las fiestas".

"Mejor cerrar tres días a que nos cierren el bar para largo", se sincera la dueña de este local situado en el centro de Estella.

La Covid-19 ha trastocado todos los negocios y está pasando factura al sector hostelero. "Esto es como un invierno. No se nota que es verano, solo porque hace calor y la terraza pero por la caja y gente no", afirma Chandía.  

La falta de turistas y sobretodo, la ausencia de peregrinos y personas que recorren el Camino de Santiago se nota en Estella y se notará a lo largo de estas 'no fiestas'. 

Por miedo, por responsabilidad... muchos son los factores que frenan a la sociedad a acudir a un bar. Así lo explica la dueña del Orreaga: "Mucha gente todavía no ha salido a los bares, decimos que somos de bares pero mucha gente volverá a los bares cuando esto esté superado. Gente que venía siempre a tomarse el desayuno o el vermut, no ha venido". 

Esta decisión tanto del Orreaga como de otros bares de la localidad navarra perjudicará económicamente al negocio pero Asun Chandía alega que "la gente nos está dando la enhorabuena por cerrar" y admite que su clientela "es responsable" cuando acude al establecimiento y se cumplen las medidas impuestas. 

 

EL AYUNTAMIENTO APELA A LA RESPONSABILIDAD

Los bares que cierren o los que permanezcan abiertos con las medidas establecidas, deberán ser conscientes de la situación y asumir que este año no se celebrarán las fiestas de Estella. De la misma manera y tal y como anunciaba esta semana el Ayuntamiento, "la sociedad debe ser responsable". También desde Salud se recuerda que la "responsabilidad individual" es clave.

Esta semana, el alcalde de Estella, Koldo Leoz y el vicepresidente primero, Javier Remírez valoraban la actitud de la ciudadanía de Estella. Leoz indicaba que “los niveles de contagio han estado siempre entre los más bajos de Navarra”y, por ello, la actitud juega un papel fundamental. Ahora toca vivir estos días en los que serían las fiestas de Estella con normalidad, con responsabilidad, pero también, guardando las ganas para las fiestas de 2021.