"Altas temperaturas": Aprieta el calor y la mascarilla

Navarra Televisión
-

Prácticamente toda Navarra está en alerta amarilla por altas temperaturas y este año el impacto es doble, la mascarilla es un complemento obligatorio que en muchas ocasiones agobia. Hemos salido a la calle para ver como lo sobrellevan los navarros.

Es la tendencia de la temporada, un complemento obligatorio, la mascarilla es junto a las gafas de sol algo que no puede faltar este verano en tiempos de pandemia. Sin embargo, el calor es un gran enemigo de las mascarillas y, este año, las altas temperaturas se hacen más cuesta arriba. 

 

"Es muy agobiante, te cuesta respirar, depende también del grosor de la tela de la mascarilla", nos explica una vecina de la calle Estafeta de Pamplona mientras mira un escaparate. En estos tiempos el humor no se puede perder y hay quien incluso se atreve a comparar, "en invierno es más cómoda porque da calor, aunque ahora no se me empañan las gafas". 

"Altas temperaturas": Aprieta el calor y la mascarilla

 

Acostumbrarse a llevarla tantas horas no es fácil y, a veces, deja secuelas. Nos cuenta una camarera de un bar del centro de Pamplona que "la llevo durante toda la jornada laboral y, ahora, con este calor me produce dolor de cabeza, me tengo que tomar un analgésico para aliviar y despejar la cabeza". Desprenderse de ella por un momento es todo un gusto, "me la quito para tomar una cerveza y un pincho en la terraza y luego me la vuelvo a poner", nos cuenta una vecina de Pamplona mientras va camino de hacer la compra. 

 

Este verano nos tendremos que familiarizar con este complemento para evitar los contagios y que la pandemia pase lo antes posible. Una tarea difícil pero no imposible, ya que durante toda la semana Navarra está en alerta amarilla por altas temperaturas superando los 35 grados a la sombra en zonas de la Ribera o 36 grados al sol en la capital navarra.