El Madrid plantea ajustar sueldos

Agencias
-

La entidad blanca dedica a salarios aproximadamente 430 millones y podría rebajarlos un 20 por ciento

El Madrid plantea ajustar sueldos

No puede ser ajeno al problema que actualmente, en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus y ante el parón de las competiciones nacionales e internacionales. El Real Madrid, aunque su posición económica sea mejor que la de otros clubes españoles, también tendrá que asumir las pérdidas financieras y llevar a cabo una bajada de sueldos en la plantilla, que según varias publicaciones, podría estar en alrededor del 20 por ciento.
El presidente de la entidad blanca, Florentino Pérez, quiso llamar a la calma de sus jugadores ante la pandemia en un principio, pero dado que la competición no es probable que se reanude hasta junio, la situación ha dado un ligero giro. 
Según las cuentas presentadas por el Madrid en su última asamblea de socios, el club tenía a comienzos de la actual temporada 156 millones en tesorería. Su deuda neta era de menos 27 millones de euros. El Madrid dedica a sueldos 430 millones.
El COVID-19 está golpeando duramente a las arcas de los clubes de fútbol. Jugadores y dirigentes de la entidad merengue no están de brazos cruzados y no quieren dar la espalda a la situación y tanto unos como otros, apelan a la solidaridad y a adaptarse a la complicada situación, especialmente en sus sueldos, algunos claramente desorbitados, pero dos meses de interrupción es demasiado tiempo para no tener ingresos. 
Algunas entidades españolas verían bien que fuera la propia patronal la que marcara algunas medidas de manera lineal, especialmente en los salarios. Por su parte, la FIFA lo ha recomendado, pero no tiene capacidad legal para obligar a la toma de esa decisión.
Es ahí donde el club madrileño está intentando actuar. El ingreso por taquillas ha desaparecido, también el de algunos patrocinadores se está empezando a resentir y los derechos de televisión también han sido fuertemente golpeados. LaLiga ya ha transferido el dinero de la tercera parte del contrato, pero todavía quedan pendientes partidos por jugar, aunque si son a puerta cerrada, no se habría avanzado nada. El mercado se resiente, pero los dirigentes apuestan por reanudar la competición y lo hagan ante su público.
Pérez aún no ha transmitido las intenciones a sus jugadores y los empleados del club, aunque la directiva está barajando muchas fórmulas para minimizar el impacto que causaría.