En busca de entornos seguros para 60 colegios de Pamplona

Navarra Televisión
-

El plan de actuación contempla la colocación de más de 120 elementos para calmar el tráfico a su llegada a las zonas en las inmediaciones.

El Ayuntamiento de Pamplona pone en marcha un plan para convertir, a lo largo de 2021, los entornos de los 60 centros escolares de la capital en espacios seguros a través de acciones como el aumento del tamaño de las aceras, la reducción de la anchura de las calzadas o la señalización y colocación de elementos para que los vehículos reduzcan su velocidad. Se acometerán obras en quince puntos clave de la capital con el objetivo de "garantizar la seguridad de los escolares y de las personas que les acompañan, a la vez que se facilitan espacios para el juego y el entrenamiento de la autonomía y se favorece la movilidad activa a la escuela".

El plan de actuación contempla la colocación de más de 120 elementos para calmar el tráfico a su llegada a las zonas en las inmediaciones de alguno de los centros escolares, y el refuerzo de la señalización en dichas áreas con un centenar de nuevos elementos que advertirán del peligro tanto a conductores como a peatones.

Además, se llevarán a cabo obras en las inmediaciones de uno de cada cuatro colegios de Pamplona para modificar la estructura urbana de esas zonas dando más espacio al peatón. Concretamente, a lo largo de 2021 se actuará en los entornos de los colegios de Mendillorri, Lago Mendillorri, María Ana Sanz, Esclavas del Sagrado Corazón, Hijas de Jesús, Nuestra Señora del Huerto, Sagrado Corazón, San Cernin, San Ignacio, Santísimo Sacramento, Virgen del Camino; y en las zonas más cercanas a los institutos de Mendillorri, Julio Caro Baroja, Padre Moret Irubide y Eunate.

En busca de entornos seguros para 60 colegios de PamplonaEn busca de entornos seguros para 60 colegios de Pamplona

El concejal delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona, Javier Labairu, y el director del área, Patxi Fernández, han presentado en rueda de prensa los detalles del plan de actuación en los entornos escolares cuya primera fase, que se ejecutará durante el presente año contempla un gasto de entre 275.000 y 413.000 euros destinados a las obras de ampliación de aceras y reducción de la anchura de calzadas. Además, se destinarán en torno a 149.000 euros para para la puesta en marcha de medidas de calmado de tráfico y otros 18.000 euros para los nuevos elementos de señalización.

Labairu ha señalado que "se ha hecho una ficha invidual de cada centro, de sus entornos, sus pasos de peatones y una valoración de cada uno de ellos para garantizar la seguridad de los escolares, facilitar espacios nuevos de encuentro, favorecer la autonomía del menor y favorecer la movilidad hacia la escuela; que nuestros escolares tengan cierta independencia para acudir al centro escolar".

PUNTOS CLAVE DE LOS ENTORNOS ESCOLARES

Labairu ha explicado que los 'entornos escolares seguros' suponen una reducción de la peligrosidad para el peatón en la zona en la que se actúa a través de medidas como la ampliación de las aceras cercanas, la limitación del aparcamiento o la reducción de la amplitud de las calzadas a su llegada a los pasos de peatones. Las medidas contemplan también la limitación de las plazas de aparcamiento y el volumen de tráfico en las calles aledañas a los centros y, muy especialmente, en las inmediaciones de sus entradas.

En el espacio ganado con la reducción de aparcamientos se sitúan áreas estanciales y de juego. Además, se incluyen elementos de calmado de tráfico para la implantación de 'Pamplona, ciudad 30', ha añadido el edil.

A las actuaciones que se van a desarrollar a lo largo de 2021 hay que sumarles las que se llevarán a cabo en una segunda fase del plan, que contempla la ejecución de obras para la conversión en 'entornos escolares seguros' de los aledaños de otros siete centros escolares de la capital (los colegios de La Compasión-Escolapios, Patxi Larráinzar, Vedruna, El Redín y San Cernin, y los institutos de Iturrama y Plaza de la Cruz) y la consolidación de las actuaciones iniciadas en las zonas de acceso de otros tres centros educativos.

EJEMPLOS DE ENTORNOS ESCOLARES SEGUROS

En estos momentos siete centros educativos de la capital ya cuentan con 'entornos escolares seguros', ha indicado el concejal. En la intersección entre las calles Leyre y Olite se han llevado a cabo varias actuaciones para favorecer los accesos a los dos centros educativos que se encuentran en la zona: Escolapios y Vázquez de Mella.

Por su parte, la calle Abejeras a su paso por el colegio Santa Catalina también se ha convertido en un espacio seguro gracias a varias actuaciones en el entorno de los dos pasos de peatones de la zona. Se ha colocado un cojín berlinés para calmar el tráfico y se han ensanchado las aceras reduciendo al mínimo el espacio de la calzada en el paso para reducir el riesgo. Además, se ha incrementado tanto la iluminación como la señalización y se ha reservado un espacio destinado al aparcamiento de bicicletas.

En la calle Tajonar, a su paso por el colegio Jesuitas, se han colocado dos cojines berlineses -uno en cada sentido de circulación- para obligar a los vehículos a reducir su velocidad, y se ha optado por dos soluciones distintas para ganar en seguridad en cada uno de sus pasos de peatones. En uno, al igual que en Abejeras o la calle Leyre, se han ampliado las aceras y se ha reducido el espacio de la calzada. En el otro, con dos sentidos de circulación, se ha optado por colocar además una isleta central entre los dos carriles. En esta zona también se han colocado vallas de protección para separar la calzada y la acera y se ha reservado un espacio para el aparcamiento de bicicletas y motos.

En los entornos de otros centros, como Larraona, Liceo Monjardín o la ikastola Amaiur, se ha apostado también por estrechar al máximo las calzadas, y por liberar, en cumplimiento de la ordenanza de movilidad, los cinco metros anteriores a cada paso para mejorar la visibilidad de los peatones cuando se dispongan a cruzar.