scorecardresearch

'Catalina La Grande' llega a COSMO

SPC
-

La británica Helen Mirren encarna a la poderosa emperatriz rusa en esta producción que consta de cuatro capítulos que se estrena el próximo martes, escrita por Nigel Williams ('Elizabeth I') y dirigida por Philip Martin ('The Crown')

‘Catalina La Grande’ llega a COSMO

Este próximo martes a las 22,00 horas COSMO estrena Catalina La Grande, una aclamada miniserie que recorre la vida de la monarca femenina más poderosa de la historia. La ganadora del Oscar Helen Mirren protagoniza este espectacular drama de época como Catalina II de Rusia, una princesa alemana de bajo rango que, a pesar de su origen extranjero y de ser mujer, gobernó como emperatriz de Rusia durante 34 años. 

Ambientada en la tumultuosa corte rusa durante la segunda mitad del siglo XVIII, esta producción retrata el reinado de Catalina desde 1764, dos años después de apartar del trono a su marido Pedro III de Rusia, hasta su muerte en 1796. La historia sigue el apasionado romance entre la emperatriz y Grigory Potemkin, militar y comandante con quien mantuvo una relación única tanto por la promiscuidad de ambos como por la devoción que se profesaron. 

El guionista Nigel Williams, quien ya trabajó anteriormente con Mirren en la miniserie sobre la reina inglesa Isabel I, Elizabeth I, y Philip Martin, director de The Crown, se encuentran detrás de Catalina La Grande. 

Los cuatro episodios fueron grabados en espectaculares escenarios de Rusia, Lituania y Letonia entre los que destacan el Palacio de Catalina, residencia de verano de los zares situada a 25 kilómetros de San Petersburgo, o el Palacio de Rundale. Completan el reparto Gina McKee, Rory Kinnear, Joseph Queen, Richard Roxburgh, Kevin R. McNally y Clive Russell.

Catalina la Grande es la mujer que gobernó Rusia durante más tiempo y heredó de su antecesor, Pedro I, el apelativo de Grande por sus muchos logros. Además de abrir el país al progreso y a las corrientes filosóficas de la Ilustración, expandió enormemente su territorio, se anexionó un enclave estratégico como Crimea y convirtió a Rusia en una de las principales potencias europeas.

La miniserie cuenta el increíble ascenso al poder de la protagonista con la ayuda de su amante y su rotundo éxito como estratega. Pero también explora la terrible relación que Catalina mantuvo con su hijo Pablo. Criado lejos de ella y ansioso por gobernar, desarrolló tal animadversión por su madre que a su muerte intentó destruir su legado. 

 

«El simple hecho de que Catalina sobreviviera es un milagro»

Ganadora del Oscar, el BAFTA y el Globo de Oro, Helen Mirren es una de las actrices más celebradas de nuestro tiempo. En su dilatada filmografía, destacan títulos como las películas The Queen, Gosford Park o La locura del rey Jorge. Con Catalina la Grande cumplió un sueño: volver a sus raíces rusas interpretando a la monarca más poderosa de la Historia.

¿Quién fue Catalina la Grande?

Fue una de las mujeres gobernantes más grandes de la Historia del mundo. No era rusa de nacimiento, sino alemana, y tomó el trono tras quitárselo a su marido, Pedro III, exponiéndose a un gran riesgo personal. Fue una mujer excepcional, construyó un imperio y gobernó con gran éxito, expandiendo las fronteras de Rusia considerablemente.

A lo largo de su carrera ha interpretado a reinas en diversas ocasiones, pero, ¿por qué soñaba con encarnar a Catalina la Grande?

La historia de Catalina siempre me ha fascinado no solo por mi propia conexión con Rusia, sino por el exotismo de la región en el siglo XVIII y el carácter hasta cierto punto medieval de la vida en aquella época. Asimismo, había una cierta actitud hacia las relaciones y la sexualidad en el mundo de Catalina que es muy extraño para nosotros hoy en día y me parecía interesante explorarlo. Seguimos muy imbuidos por los valores victorianos y el puritanismo estadounidense, pero el reinado de Catalina aportó un enfoque nuevo y refrescante.

 

¿Cuáles diría que fueron las fortalezas y las debilidades de Catalina?

Creo que uno de sus puntos fuertes fue su capacidad de trabajo. Creo que también fue una política magistral. Sabía cuándo quedarse al margen y cuándo dar un paso adelante, sabía cautivar a la gente. El simple hecho de que sobreviviera es un milagro en un tiempo en el que con el mínimo pretexto podían meterte en la cárcel o, como mujer, encerrarte en un convento bajo llave y no ser vista nunca más. Entre sus debilidades, una podría ser su hijo Pablo, con quien no tuvo buena relación.

Hablando de su legado, ¿por qué cree que deberíamos recordar a la protagonista de la serie?

Debería ser recordada por sus extraordinarias habilidades. Gobernar un país tan grande como Rusia en un momento en el que no existían los teléfonos o los trenes, donde llevar un mensaje a un lugar podía llevar una semana; y navegar en una sociedad muy desigual donde los terratenientes enormemente ricos viven junto a familias terriblemente pobres debió ser extremadamente complicado. Y ella llegó como una extranjera, tomó el control y mantuvo el poder: fue un logro increíble. 

¿Cómo describiría a Grigory Potemkin?

Cuando lees sobre Potemkin descubres que fue un personaje extraordinariamente valiente y heroico, pero al mismo tiempo infantil. Era completamente opuesto a Catalina, pero su unión fue explosiva y marcó el inicio del Imperio Ruso. 

Háblenos de los bailes de la metamorfosis, esas fiestas de la corte donde los invitados se vestían del género opuesto y que retratan en el primer episodio.

Le encantaban porque podía lucir sus magníficas piernas al ir vestida como un hombre. Era su versión de las fiestas de disfraces donde todos se reían de los demás y se lo pasaban genial.

Para terminar, ¿cuál cree que es la esencia de Catalina la Grande?

Es una historia de amor, entre Catalina y Potemkin y el amor que ambos compartieron por Rusia, pero también la falta de amor entre la protagonista y su hijo Pablo. Es una historia humana de amor y celos, dolor y placer, y todas las cosas que nos trae el amor.